Skip to content
 

10 maneras de cuidarte cuando cuidas de alguien

No descuides tu salud ni la pongas en riesgo.

Mujer mayor ejercitandose en el parque, 10 maneras de cuidarte cuando cuidas de alguien

Foto: istock

Ejercicios, yoga, respiración y otras maneras de cuidar tu salud cuando cuidas de otros.

In English | Cuando uno está de guardia las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, a cargo de un ser querido, suele comportarse de manera tan desinteresada que se descuida a uno mismo.

¿Sabías que los cuidadores tienen mayores probabilidades de enfermarse de lo normal? El agotamiento que suelen sufrir los priva de la resistencia necesaria para seguir cuidando de otra persona. No permitas que esto te suceda a ti.

10 consejos para cuidarte

Sigue estos diez consejos para cuidar de ti mismo física, mental y espiritualmente todos los días, incluso cuando te encuentras junto al lecho de otra persona:

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

  1. Aliméntate en forma balanceada y de manera regular. Toma un complejo multivitamínico diariamente. Bebe entre 6 y 8 vasos de agua por día.
  2. Ejercítate todos los días, aunque tan solamente se trate de quince minutos de estiramiento, yoga o calistenia, o de una caminata corta o de practicar una buena respiración. Usa las escaleras para mantener activa tu circulación.
  3. Sal al aire libre, aunque sea por un momento. El aire fresco renueva el cuerpo y el espíritu. Cuando te resulte posible, abre una ventana.
  4. Procúrate un mínimo de siete u ocho horas consecutivas de sueño en un período de veinticuatro horas. Duerme una siesta cuando tu ser querido lo haga.
  5. Trata tus propias dolencias y achaques antes de que estos se conviertan en algo mucho más serio.

6. Presta atención a tus propias emociones y sentimientos, y busca consejo y apoyo cuando lo necesites. Desahógate con familiares o amigos de confianza.

7. Dispone de tiempo para ti mismo. Utiliza métodos de relajación o de control del estrés, tales como el yoga, la visualización y la meditación. Puedes acceder a una gran variedad de libros y de vídeos que te proporcionarán la guía necesaria para emplear estas técnicas.

8. Lee, reza o medita un mínimo de quince minutos al día. Lee libros de oraciones diarias y revistas que te sean de utilidad o libros que te ayuden a levantar el ánimo. Si eres una persona religiosa, busca el consejo de un religioso que te inspire confianza y respeto.

9. Ríete, rememora y comparte historias sobre los tiempos felices.

10. Pide ayuda. Los amigos, los familiares y los grupos religiosos suelen estar dispuestos a dar una mano y solo esperan que les pidas ayuda y les des indicaciones. Si haces todo por tu cuenta, privas a los demás de la posibilidad de ayudar.

Si sigues estos consejos, podrás encontrar la salud y la felicidad que te mereces. Ten en cuenta que, al cuidar de ti mismo, estarás en condiciones de cuidar mucho mejor de tu ser querido.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto