Skip to content
 

Cómo crear un hogar seguro para un ser querido con demencia

12 pasos para adaptar la casa y disminuir riesgos del día a día.

Un hogar seguro para personas con demencia - Mujer madura hace trabajos manuales en casa

Getty Images

Si vives con alguien que padece demencia, toma en cuenta estos consejos de seguridad en el hogar.

In English | Cuidar de un ser querido que padece demencia en el hogar implica preocuparte por su seguridad. Además de otros desafíos relacionados con la salud, tu familiar podría tener problemas de percepción visual y de coordinación física, así como dificultades para entender las instrucciones e interpretar fielmente el mundo que lo rodea o para tomar decisiones razonables. Esto significa que necesita ayuda para evitar correr riesgos en su vida diaria.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

¿Dónde empezar?

El primer paso es analizar de manera objetiva las capacidades de tu ser querido y cómo podrían cambiar en el futuro. No te olvides de tener en cuenta las preocupaciones comunes de seguridad que todos tenemos a medida que envejecemos o lidiamos con problemas de salud, con la dimensión adicional de un deterioro cognitivo.

Evalúa el hogar y determina los cambios que se deben hacer, con la ayuda del médico, terapeuta ocupacional o fisioterapeuta de esa persona (habla con el médico de tu ser querido para que ordene una consulta y para saber si el seguro de salud cubrirá el costo); administradores de cuidados geriátricos o especialistas en cuidados para adultos mayores; especialistas certificados en envejecimiento en el hogar; o personal de tu Area Agency on Aging (Agencia del área sobre envejecimiento) y de la Alzheimer’s Association (Asociación de Alzheimer).

Un hogar seguro para personas con demencia - Habitación en casa

Hoxton/Tom Merton

Para la seguridad en el hogar, usa un diseño minimalista.

Lo que hay que tener en cuenta en relación con la rutina diaria de tu ser querido:

1. El dormitorio. ¿Cuánta ayuda necesita para acostarse y levantarse de la cama? ¿Puedes ayudarlo tú mismo, o necesitas ayuda? Quizás debas conseguir equipo como una cama de hospital o una barra para cama, y un sillón reclinable o elevable, además de alfombras acolchados y una cama más baja si te preocupa que tu familiar puede caerse de ella. Una alfombra con alarma, alarma para colchón, monitor de audio, alarma con sensor de movimiento o monitor de video te alertarán si el paciente se levanta de la cama.

2. El baño. Este es un lugar común donde pueden ocurrir caídas y lesiones. Tal vez te convenga consultar a un terapeuta ocupacional o fisioterapeuta, quien puede evaluar las necesidades de tu ser querido y sugerir que se coloquen barras de agarre, un asiento de inodoro elevado y otro equipo (habla con los médicos de tu familiar para que ordenen una consulta y para saber si el seguro de salud cubrirá el costo). Considera una ducha con acceso sin escalones, grifos de temperatura controlada para evitar quemaduras, un asiento de ducha, piso antideslizante y otro equipo.

Otros problemas relacionados con el baño:

  • Los pisos mojados representan un riesgo de caídas, por lo cual puede ser útil mantener a mano un orinal portátil si la persona tiende a orinar fuera del inodoro.
  • ¿Es seguro para tu ser querido afeitarse con una cuchilla de afeitar? Quizás sea conveniente cambiar a una maquinilla de afeitar eléctrica (y tal vez en algún momento necesitarás afeitarlo tú mismo).
  • Asegúrate de que todos los enchufes en el baño tengan un interruptor de falla a tierra o estén protegidos por este tipo de circuito para que corten la electricidad si se mojan.
  • Verifica que no haya limpiadores tóxicos en el baño que puedan confundirse con cosméticos o medicamentos.

3. Movilidad general. Evalúa el equilibrio, la coordinación, la fuerza y la capacidad para caminar, sentarse y levantarse de tu ser querido, por sí mismo o con ayuda. ¿Puede sentarse y levantarse de una silla sin ayuda, o sería útil que tuviera un sillón elevable? ¿Es momento de dejar de usar sillas que giran o tienen ruedas? Si estás contemplando instalar un ascensor pequeño para el hogar o un elevador de escalera, verifica si tu ser querido puede comprender cómo usarlo de manera segura o si tú puedes ayudarlo. Y si realizas cambios, recuerda que las personas que tienen demencia podrían necesitar más tiempo para adaptarse o quizás no les sea posible hacerlo.

4. Prevención de caídas. Verifica todo lo que pueda provocar caídas, como alfombrillas sueltas, mala iluminación, escaleras, artículos amontonados, falta de pasamanos y piso o pavimento desnivelado. Si tienes mascotas, mantén su comida, platos para el agua, correas y puertitas de acceso alejados de los lugares donde tu ser querido podría caminar y tropezarse.

5. Colores de pintura, pisos, iluminación y espejos. Lo mejor es pintar las paredes de colores claros para reflejar más la luz, y evitar los diseños confusos en el papel de empapelar. Piensa en tener colores y texturas contrastantes entre paredes y pisos para ayudar con la percepción de la profundidad. Marca los bordes de los escalones con cinta adhesiva de colores brillantes o fosforescente. La iluminación adecuada es la clave para evitar caídas, pues la mala iluminación quizás cause sombras que pueden confundir y asustar a las personas con demencia. Por eso usa luces fuertes y de bajo resplandor y luces de noche o luces con sensores de movimiento.

6. Los medicamentos. Con el pasar del tiempo, es probable que necesites ajustar varias veces la manera de administrar los medicamentos. Puede ser que comiences surtiendo un organizador de píldoras para tu ser querido y guardando las botellas de los medicamentos en un lugar seguro para que no las confunda con los alimentos ni las tome de manera incorrecta. Si tu familiar no puede acordarse de tomar los medicamentos recetados, tal vez quieras establecer un sistema de notificación y ayuda memoria.

Un hogar seguro para personas con demencia - Cocina de una casa

Bill Diodato

La seguridad en la cocina también puede ser bella.

7. La cocina y la lavandería. Si tu ser amado todavía cocina, piensa en instalar un dispositivo automático para apagar la estufa, en caso de que se le olvide apagarla.

  • Sirve comida que no esté demasiado caliente, pues la persona puede quemarse con facilidad si se le olvida comprobar la temperatura de la comida o si su sensibilidad a la temperatura se ha deteriorado.
  • Vacía la nevera de manera periódica, para que no haya riesgo de que tu familiar consuma comida dañada, vencida o enmohecida.
  • Asegúrate de que sea fácil alcanzar la comida y los utensilios para cocinar, pues tal vez a tu ser querido le cueste trabajo juzgar lo que es peligroso en términos de subirse a taburetes o encimeras o intentar alcanzar cosas.
  • Considera instalar grifos automáticos de temperatura controlada.
  • Guarda los artículos de limpieza y de lavandería en lugares donde no se confundirán con alimentos ni medicamentos, y ten mucho cuidado con la lejía.
  • Asegúrate de que tu familiar limpie el filtro de pelusas de la secadora de ropa después de cada uso para evitar el riesgo de incendio.

8. Robo de identidad, estafas y finanzas. Tu ser querido podría correr un mayor riesgo de que le roben la identidad o lo estafen. Podrías colocar en la puerta principal un cartel que diga “No Solicitations” (Prohibido vender o pedir dinero). Ayuda a organizar el correo y controla las llamadas telefónicas para intentar evitar que engañen a tu familiar. Además, inscribe el teléfono de la casa y del celular en el Do Not Call Registry (Registro No Llame). Asegúrate de que a tu ser amado no se le olvide pagar las cuentas de los servicios públicos. Si puede usar una computadora, verifica que se instalen y mantengan actualizadas todas las precauciones de seguridad para la computadora.

9. Almacenaje de artículos peligrosos. Según las capacidades actuales de tu ser querido, asegúrate de que todo se almacene en lugares seguros, desde artículos de limpieza y medicamentos hasta comida, alcohol, llaves del auto, materiales de fumar, fósforos y encendedores, herramientas y tijeras. Sé sumamente cuidadoso con las armas de fuego, los cuchillos y otras armas, y con los materiales peligrosos. Asegúrate de sacarlos de la casa o guardarlos en gabinetes o armarios con cerraduras que sean difíciles o imposibles de abrir.

10. Otras personas que llegan al hogar. Tal vez contrates profesionales para ayudar a cuidar de tu ser querido, o consigas voluntarios que vengan a pasar tiempo con él. Realiza revisiones de antecedentes y obtén referencias de estas personas. Evalúa sus habilidades y verifica que estén bien capacitados, para que mantengan fuera de peligro a tu ser querido y que no corra riesgo de robo por parte de los empleados.

11. Salir de la casa solo y perderse. Esta es una preocupación principal para quienes cuidan de un ser querido que padece demencia. Abordo este tema de manera exhaustiva en “When Leaving the Home and Getting Lost Are Worries” (Cuando salir de la casa y perderse son preocupaciones).

12. Seguridad general. ¿Sabría tu ser querido qué hacer en caso de emergencia, si se encuentra solo o si algo te sucede? Si así es, ¿colocaste los números telefónicos para emergencias en un lugar prominente? Si tu ser amado todavía puede quedarse solo, asegúrate de que tu información de contacto aparezca en un lugar donde el personal de emergencia la vea y se comunique contigo. ¿A quién se puede contactar, además de a ti?

  • Verifica que se hayan instalado detectores de humo y de monóxido de carbono y que las pilas se revisen y se reemplacen con regularidad. Deberías tener extintores de incendio sujetos a la pared y de fácil acceso.
  • Si usas un sistema de seguridad, informa a la empresa que una persona con demencia vive ahí, y además notifica a tus departamentos locales de bomberos y policía.
  • Considera quitar las cerraduras de las puertas del dormitorio y del baño, pues alguien que tiene demencia podría quedarse encerrado por accidente (o dejarte a ti afuera).
  • Verifica con frecuencia los electrodomésticos para asegurarte de que funcionen bien, o piensa en no usarlos si a tu ser querido lo confunden o podría usarlos de manera peligrosa. Debes estar pendiente de trituradores de basura, licuadoras, tostadoras, calefacciones portátiles, herramientas eléctricas, aspiradoras, secadores de cabello, mantas eléctricas y almohadillas térmicas, vaporizadores, difusores de aromaterapia y chimeneas de gas.

Tal vez no debas realizar todos estos cambios para tu ser querido —la demencia evoluciona de manera distinta en cada persona que la tiene—. Pero es esencial que evalúes todos estos asuntos una y otra vez a medida que evoluciona la enfermedad. Comienza con una evaluación de las capacidades de tu ser amado, mientras te mantienes atento al futuro.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto