Skip to content
 

Comunidades de asistencia continua

Qué son y cómo funcionan.

In English | Cuando uno de tus padres u otro ser querido decide que está listo para mudarse del hogar familiar, es hora de considerar una "Continuing Care Retirement Community" (CCRC, Comunidad de Asistencia Continua en la Tercera Edad). Las CCRC ofrecen diversos servicios en un mismo sitio, garantizando así vivienda para toda la vida, actividades y niveles de atención adaptados a las cambiantes necesidades del residente. Estos servicios, no obstante, tienen su precio. Infórmate sobre este tipo de comunidad para determinar si constituye lo indicado para tu ser querido.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

¿Qué son las Comunidades de Asistencia Continua en la Tercera Edad?
Son, en parte, residencia para los que todavía pueden llevar una vida independiente; en parte, institución que ofrece asistencia con la vida diaria y, en parte, un clásico hogar para adultos mayores donde se prestan servicios de enfermería especializada. Toda CCRC ofrece servicios "escalonados" que se ajustan a las necesidades del residente según estas evolucionen. Al ingresar a una CCRC, el adulto saludable tiene la opción de vivir independientemente, en una casa, apartamento o condominio. Cuando llegaras a necesitar ayuda con las actividades cotidianas, te sería posible mudarte a la sección de asistencia con la vida diaria o a la de enfermería especializada. Estas comunidades les dan a las personas de edad avanzada la posibilidad de vivir en el mismo sitio el resto de su vida, con gran parte de sus necesidades futuras ya previstas. Esto puede proporcionarles mucha tranquilidad, tanto a tus padres como a ti, y restarle estrés a la relación entre ustedes.

Lo que cuestan las CCRC
Las Comunidades de Asistencia Continua en la Tercera Edad constituyen la más cara de todas las opciones de atención a largo plazo. Exigen un pago inicial considerable, además de cargos mensuales. El pago inicial puede variar entre $100.000 y $1.000.000, suma que cubre, por anticipado, gran parte de la atención que pudiera necesitar el residente y proporciona a la institución lo que necesita para operar. El cargo mensual normalmente oscila entre $3.000 y $5.000, pero pudiera aumentar según aumenten las necesidades del residente. Estos cargos dependen de varios factores, como la salud del ser querido, el tipo de vivienda que escoja, si alquila o compra, el número de residentes que tenga el centro y el tipo de contrato de servicio que se firme. Pudieran incurrirse cargos adicionales si se utilizan ciertas opciones, como limpieza y lavandería, comidas, transporte y actividades sociales.

Clases de contrato
Las CCRC tienen tres clases de contratos:

  • Contrato "extendido" o de "atención por vida" (life care): Esta es la opción más cara, pero ofrece asistencia con la vida diaria, tratamiento médico o enfermería, sin límites y sin cargos adicionales.
  • Contrato modificado: Este contrato asegura una serie de servicios específicos durante un período fijo de tiempo. Cuando ese tiempo expire, se pueden obtener otros servicios, pero a mayor costo mensual.
  • Contrato en que se paga por cada servicio: El pago inicial puede que sea más bajo, pero los servicios de asistencia con la vida diaria y de enfermería especializada se pagan a precio de mercado cuando se utilicen.

Dónde empezar
Ayuda a tu ser querido a investigar las CCRC que hay en su área y ofrécete a acompañarlo cuando las visite. Durante la visita, investiga todo a cabalidad, y reúnanse con un representante que pueda ayudarlos a examinar, punto por punto, las diferentes opciones que ofrecen en cuanto a vivienda, estructura de cargos y tipos de contrato. En este enlace, encontrarás una lista de puntos en que debes ahondar cuando visites cada centro.

Si tu ser querido opta por una CCRC, sugiérele que solicite residir ahí una semana o fin de semana para asegurarse de que sea el sitio indicado para él o ella. Una vez que esté listo para comprometerse con un sitio, haz que un abogado revise el contrato para cerciorarse de que todo lo que acordaron con el centro esté claramente detallado.

Otros consejos

Si tus padres consideran mudarse a una CCRC juntos, asegúrate de que entiendan qué sucederá si uno de ellos necesita un nivel más intenso de atención o si fallece, o si sus circunstancias cambian dramáticamente. Investiga si hay situaciones en las que les devolverían el dinero o les permitirían dejarles parte de su pago inicial a sus herederos.

Cuando visites, pasa bastante tiempo inspeccionando todas las secciones del centro, aun si tu ser querido está perfectamente bien de salud. Lo más probable es que en algún momento necesite asistencia con las actividades diarias o servicios de enfermería.

Asegúrate de que tu familiar vea todos los informes financieros, licencias e inspecciones del centro, y las investigaciones de todas las quejas que se hayan registrado.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto