Skip to content
 

Contrata a un profesional para financiar tu plan de cuidados a largo plazo

Encuentre la mejor asistencia para su situación.

In English | En vista de la variedad de estrategias existentes para financiar los cuidados a largo plazo, a muchas personas les resulta útil consultar a un profesional financiero. Es importante saber qué tipo de profesional satisfará tus necesidades y cómo encontrar a alguien en quien confiar. Puedes obtener una lista con los datos de varias organizaciones que te pueden ayudar a encontrar un profesional adecuado, en la sección de recursos de la "Guía de recursos para cuidados a largo plazo" de la biblioteca virtual de AARP, AARP’s Digital Newsstand, o también puedes solicitar una copia de la guía llamando al 1-888-OUR-AARP.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

  • Los planificadores financieros evalúan cada aspecto de tu vida financiera, que incluye tus ahorros, inversiones, seguros, impuestos y planificación de la jubilación y del patrimonio hereditario, para hacerte recomendaciones sobre cómo lograr tus objetivos financieros.
  • Los asesores en inversiones se centran, específicamente, en administrar tus inversiones. Para encontrar información sobre asesores, visita www.adviserinfo.sec.gov, (en inglés).
  • Los agentes de seguros pueden ayudarte a analizar las distintas opciones de seguro de vida, anualidades y seguro de cuidados a largo plazo. Puedes encontrar agentes a través de la comisión de seguros de tu estado.
  • Los abogados especializados en planificación patrimonial pueden preparar documentos legales, tales como un testamento, un poder notarial para asuntos financieros o directivas anticipadas. También pueden elaborar estrategias para que la sucesión del patrimonio hereditario sufra la menor carga fiscal posible.
  • Sea cual sea el tipo de profesional que elijas, deberás hacer tu propia investigación antes de decidirte a contratar uno.
  • Comienza por pedir referencias a tus parientes, amigos y colegas. También, como punto de partida, puedes consultar los sitios de internet en la sección de recursos de la "Guía de recursos para cuidados a largo plazo".
  • Solicita entrevistas con al menos tres profesionales. Si no te ofrecen una consulta inicial gratuita, táchalos de la lista.
  • Llega a la cita con un cuestionario. ¿Qué servicios ofrece? ¿Qué títulos, licencias o habilidades posee? ¿Cuál es su especialidad?
  • Asegúrate de comprender cómo cobra por sus servicios. Los profesionales de las finanzas suelen cobrar según distintos criterios: por hora, según una tarifa plana, un porcentaje de los bienes administrados o a comisión. Ten presente que algunos profesionales que cobran comisiones, probablemente, no se preocupen demasiado en actuar en defensa de tus intereses.
  • Ve si te sientes cómodo con el profesional. A un buen profesional financiero no le molestan las preguntas y puede dar respuestas claras.
  • Solicita referencias de clientes y verifícalas. ¿Cuánto tiempo han usado los servicios de estas personas? ¿Qué es lo que más les gustó y lo que menos les gustó de ellos? ¿Se los recomendarían a un pariente?
  • Verifica sus credenciales con el organismo regulador o habilitador pertinente. Lo puedes hacer a través de las asociaciones profesionales y las agencias que otorgan las licencias.
  • Recuerda que estás contratando a alguien para ayudarte a planificar tu futuro. Deja la timidez a un lado. Para obtener más información sobre cómo trabajar con un profesional financiero, visita aarp.org/espanol/dinero.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto