Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Ahorro

Acceda a cupones de comestibles gratis

Guia de la ley de salud

Mi Ley de Salud

Cómo la ley funciona para su familia

Grandmother and granddaughter blow out candles on a birthday cake

Toys "R" Us

Ahorros en tiendas de lunes a jueves

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

becas para
hispanos

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Preguntas y Respuestas del Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Mercado inmobiliario

Comprar la primera casa después de los 60

Nunca es demasiado tarde para echar raíces, especialmente a buen precio.

In English | Cuando mi abuela, quien había sido inquilina toda su vida, a los 77 años nos dijo que pensaba comprar su primera casa, la idea nos pareció algo descabellada. Pensábamos que tarde o temprano sus hijos tendrían que ocuparse de la hipoteca que sería a 30 años.

Pero siguió adelante con su deseo. Tenía un historial de crédito intachable, y no tuvo problemas en conseguir el préstamo. Ocho años después, a los 85 años, todavía vive en su casa —de una sola planta, con un solo baño— en Middletown, Ohio. Nunca se había sentido más feliz.

“Me siento más tranquila y más segura”, dijo mi abuela, Mary Wellinghoff. "El dueño de mi antigua vivienda era muy bueno conmigo, pero siempre temí que algún día me dijera que vendía la casa y que tenía que mudarme”. Es un panorama que ya no tendrá que considerar.

Hasta sus tres hijos, en sus 50 y 60 años, reconocen que fue lo mejor que pudo hacer.

“Comprar un segundo hogar después de los 60 años, u otra casa como una inversión, es común", dice Jason Bonarrigo, banquero de préstamos hipotecarios en las oficinas de Wells Fargo, en Boston. “Pero es muy poco común comprar una casa por primera vez a esa edad, a no ser que esté firmando conjuntamente con su hijo o hija para ayudarlos”.

Bonarrigo recomienda a los hijos adultos preocupados por la posibilidad de perder su herencia, debido a la compra de la casa, que consulten con un abogado o asesor financiero para hacer una planificación patrimonial; así todos sabrán qué hacer cuando llegue el momento.

“Tal y como está el mercado de la vivienda hoy en día”, añade, “comprar una casa será siempre un activo valioso. Estaría mucho más preocupado si mi padre tirara los ahorros de toda una vida en la bolsa de valores”.

Ayuda que el mercado favorezca al comprador

El mercado de hoy día, que favorece al comprador, puede inspirar a las personas de mayor edad que compran su casa por primera vez.

Durante años, Larry Sand, maestro jubilado en Los Ángeles, pensó que tener casa propia sencillamente no estaba a su alcance. Pero Sand, de 62 años, quien actualmente dirige la organización sin fines de lucro California Teachers Empowerment Network (Red de empoderamiento de maestros de California), y su esposa Ginny, de 60 años, compraron su primera casa este verano en Woodland Hills, en las afueras de Los Ángeles, porque los precios habían bajado muchísimo.

“Si llego a los 92 años, la habré terminado de pagar”, bromea Sand, que reconoce haberse sentido “en cierto modo, asustado” al hacer la compra. Pero dice que no se arrepiente.

Y aunque los precios bajaron a niveles factibles, no le entregaron las llaves de la casa tan fácilmente. “El banco verdaderamente miró hasta en el último rincón, especialmente con todo lo que ha estado ocurriendo con los bancos y las hipotecas”, dice Sand.

Pero no le molestó el análisis tan minucioso. Más bien, cuando le aprobaron el préstamo, sintió que el banco había confirmado lo que él creía: tenían la capacidad de pago para una casa.

Según Bonarrigo, la edad no es un factor al juzgar la capacidad del comprador para pagar la hipoteca.

“Si una persona de 87 años quiere comprar una casa con una hipoteca a 30 años, no es legal para mí sugerir que no podría terminar de pagarla”, declara Bonarrigo.

Las entidades crediticias le prestan la mayor atención a los últimos dos años del historial de crédito del prestatario y a los ingresos previstos para los próximos tres años, dice.

“Tenga 21 o 91 años, no lo podemos menospreciar por su edad”.

De hecho, Bonarrigo sugiere que si alguien va a estar en desventaja por su edad, lo más probable es que sea la persona de 21 años, porque tiene menos posibilidades de tener un historial de crédito necesario.

Para algunas personas, no se trata de asequibilidad y de dinero. Se trata de la calidad de vida; ese sueño americano con cerca de estacas de madera blanca y el columpio de llanta.

Bill Gilligan, de Somerville, Massachusetts, tras su jubilación en 1990 del sacerdocio católico, terminó su vida laboral como empleado del estado.

Por qué las personas compran

Gilligan compró su primera casa hace cinco años cuando tenía 64 años y la vendió el diciembre pasado para mudarse a otra casa con su pareja. De los años que vivió solo en esa primera casa, dice: “Realmente me sentí arraigado, sentía que estaba en mi hogar. También, me sentía orgulloso. Ésa es la palabra. Estaba orgulloso de tener mi propio hogar”.

Sand expresa un sentimiento parecido. “Me encanta nuestro vecindario”, dice. “Es muy tranquilo, y esta es nuestra casa. Es bonito saber que vivimos en algo que es nuestro”.

Podría parecer que una hipoteca sería lo que menos se desearía en el momento que muchos boomers (nacidos entre 1946 y 1964) y aquellos en sus 70 y 80 años están tratando de simplificar sus vidas. Pero las personas están viviendo por más tiempo, y tener un lugar propio les puede transmitir una sensación de mucha seguridad.

Además, como pensó mi abuela: ¿no sería bonito tener una vivienda que no solamente uno llame su casa, sino que realmente sea su hogar?

Por último, algunos piensan que es muy cómoda la flexibilidad que se logra al alquilar la vivienda; hasta que lo deja de ser. Ann Cassin, de 69 años, y su esposo Jim, de 77 años, vivían en Washington, D.C. Seguían alquilando porque así podían explorar las distintas zonas de la ciudad y probar distintas casas hasta decidir dónde y cuál sería la mejor opción de vivienda para ellos. Cuando se jubilaron en Gainesville, Florida, pensaron que les gustaría por fin echar algunas raíces.

¿Pensaron sus familiares que era una locura comprar una casa a su edad? Todo lo contrario. Explica Ann: “Por años, todos pensaban que estábamos locos... por alquilar".

Geoff Williams escribe sobre negocios y finanzas personales. Vive en Loveland, Ohio.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.