Crédito y estudios

Cuatro consejos para obtener un préstamo universitario

Saber cuánto vas a pagar y qué opciones de financiamiento tienes es vital para tu futuro.

AARP me ayuda a mantenerme saludable con contenido práctico y ameno

Pese a que los altos costos de asistir a la universidad son uno de los principales retos que enfrentan tanto padres como hijos en Estados Unidos, hay una enorme cantidad de recursos disponibles para financiar sus estudios. El año pasado, distintas entidades federales a cargo de facilitar el acceso a la educación superior han otorgado más de 119,000 millones de dólares a estudiantes, según los datos del College Board, organización con sede en la ciudad de Nueva York que promueve la educación universitaria en Estados Unidos.  

Vea también: Conozca a los famosos que se fueron a la quiebra.

Joven estudiante sosteniendo libros y una alcancía - Cómo elegir el mejor préstamo estudiantil

Hay que fijarse bien en los detalles antes de pedir un préstamo para los estudios. — Foto: Corbis

Sin embargo, esta ayuda financiera no siempre es suficiente, en especial considerando los costos crecientes de ir a la universidad. Luego de explorar las ayudas y las becas disponibles, llega el momento de buscar un préstamo.

“El estudiante tiene que explorar primero el dinero gratis que hay disponible en cada caso. Solo después de eso podrá saber cuánto necesita para pagar la universidad y en ese momento puede empezar a buscar las diferentes opciones de préstamos”, dice Myra Smith, directora ejecutiva de servicios de ayuda financiera del College Board.

Para elegir el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades, considera estos cuatro consejos:

1. Llenar la solicitud de ayuda económica conocida como FAFSA. La Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por su sigla en inglés) te facilita determinar la ayuda financiera federal a la que tendrás acceso. El sitio de internet Studentaid.ed.gov, perteneciente al Departamento de Educación de EE.UU., recalca que existen tres mitos sobre la ayuda financiera que conviene desmentir: primero, que no es verdad que si los padres tienen mucho dinero el estudiante no tendrá acceso a ayuda; segundo, que la ayuda no es solo para estudiantes con buenas calificaciones; y tercero, que llenar el FAFSA es un proceso complicado. Para mayor información sobre el formulario, puedes ir a http://www.fafsa.ed.gov/es_ES/ (en español).

2. Entender bien los costos. El costo de la universidad en Estados Unidos es alto, pero puede ser menos de lo que se piensa si se aprende a entender los costos. Según el College Board, no hay que dejarse confundir con el precio publicado de la matrícula de una universidad, porque la mayoría de los estudiantes pagan menos gracias a la ayuda financiera. Por ejemplo, en el 2012-2013, el precio promedio de la matrícula (tuition) para cuatro años en una universidad pública es de $8,660 al año, pero el valor neto (lo que realmente paga una familia) es en realidad $2,910 en promedio.

Pero, ¿cuáles son esos costos? Además de la matrícula, otros gastos importantes son los de vivienda, alimentación, transporte y libros. Al momento de buscar las opciones de universidad, conviene enfocarse en el costo neto, que se refiere al precio de la matrícula de determinada universidad menos ayudas financieras como donaciones, becas o descuentos de impuestos a los que un estudiante pueda acceder. El College Board sugiere buscar una una calculadora de precio neto para establecer cuál es el costo real de cada universidad.

3. Opciones de préstamos. Estas son algunas de las mejores opciones de préstamos para la universidad:

Préstamos federales Perkins: Las universidades entregan estos préstamos a los estudiantes

con mayores necesidades financieras mediante recursos del gobierno federal. La tasa de interés es de 5% anual y no se hace ningún pago mientras el estudiante está en la universidad. El préstamo puede llegar a un máximo de $27,500 para toda la carrera.

Préstamos federales subsidiados: Estos son préstamos del gobierno con una tasa de interés de 3.4% y se llaman subsidiados porque el gobierno paga los intereses mientras el estudiante está en la universidad. Se puede obtener un préstamo de hasta $3,500 para el primer año y el monto aumenta cada año.

Préstamos federales no subsidiados: En estos préstamos del gobierno la tasa es del 6.8% y el estudiante puede pagar intereses mientras está en la universidad o los puede diferir para más adelante, agregándolos al monto del préstamo. Este préstamo es más caro, pero es posible obtener más dinero.

Préstamos federales PLUS para padres: Los padres pueden solicitar este préstamo para cubrir el costo total de la educación. La tasa de interés es del 7.9% anual.

Préstamos privados, estatales y alternativos: Son préstamos que se pueden obtener de bancos, las universidades mismas, organizaciones privadas y de agencias estatales. Estos préstamos requieren tener una buena historia de crédito, lo que indica que normalmente los padres tendrán que ser el respaldo (cosigners). Las tasas de interés suelen ser más altas que las de los préstamos federales.

4. Proyectar y planificar el futuro. El Departamento de Educación, a través del sitio de internet Studentaid.ed.gov, sugiere que antes de solicitar un préstamo el estudiante comprenda que los préstamos son obligaciones que después tendrá que pagar con intereses. Por ello, debe tratar de proyectar sus ingresos futuros según el área de estudio. Según el Departamento de Educación, el Occupational Outlook Handbook del Departamento de Trabajo de EE.UU. es un buen indicador de cuánto dinero ganará en su profesión u oficio y cuál es el nivel de deuda que puede asumir.  

También le puede interesar:

Página de inicio de AARP

Video relacionado

campaña
independencia financiera

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.