Skip to content
 

AARP ayuda a mejorar la vida después de cumplir 50

Chandra Marshall Henson, instructora de zumba.

Patricia Mahoney

Chandra Marshall-Henson, de 58 años, encontró un nuevo llamado a la pista de baile en un evento de AARP.

In English |

De nuestras publicaciones a nuestro canal de YouTube y eventos para nuestros socios, AARP comparte información que mejora la calidad de vida después de los 50. ¿Cómo se ve esto? Aquí los testimonios de algunos socios de AARP.

Bailando a un nuevo ritmo

Trabajé para la ciudad de Dallas por unos 30 años. Me jubilé en el 2010, a los 50 años, y pensé: “Y ahora, ¿qué voy a hacer con mi vida?”. No mucho después, fui a una convención de socios de AARP en Los Ángeles, y me sorprendí muchísimo. Todo tipo de negocios estaban presentes en el salón de la feria —viajes, cocina, artes, ejercicio— y había muchas clases de enriquecimiento. Me hizo darme cuenta de lo que era posible para mí. Al entrar, pensé: “Dios mío, existe la vida después de los 50”.

El año siguiente, fui a la convención de AARP en Nueva Orleans, y había una demostración de Zumba. Y esta señora que tenía como 80 años estaba ahí arriba dirigiendo la clase, y pensé: “Esto es lo que necesito hacer”. Siempre me había encantado bailar, pero nunca había pensado en compartir ese amor con otras personas. Después de la demostración, fui a la mesa de Zumba y hablé con la instructora. Ella me explicó el proceso de acreditarse para enseñar Zumba. Decidí hacerlo.

En menos de dos meses, había terminado la capacitación y recibido mi acreditación para Zumba. He trabajado con los DJ en bodas y graduaciones. He enseñado clases en un estudio de baile. He trabajado con niños en campamentos de verano. Un desafío es cómo escoger la música perfecta para cada evento. Rezo: Señor, dame la música perfecta. Para que todos los participantes la pasen de lo mejor. Me alegra tanto oír a alguien que por lo general no baila decirme: “¡No puedo creer que acabo de hacer eso!”.

AARP me cambió la vida. Ahora participo en la academia de liderazgo comunitario de AARP. Hablo con integrantes del equipo de voluntarios en todo el país sobre cómo trabajar juntos. La gente me dice: “Tú me inspiras”. Eso es exactamente lo que le dije a esa instructora de Zumba de 80 años en Nueva Orleans. Siento que este es mi lugar y esto es lo que se supone que yo esté haciendo.

— Chandra Marshall-Henson, socia desde 1999


AARP ayudó a una bibliotecaria jubilada a encontrar su propósito

'Necesitaba sentirme satisfecha'.

Gwen Ginocchio, dejó su trabajo como bibliotecaria de una escuela pública de Chicago en 2012 para mudarse a California. No fue una decisión fácil; ella solo tenía 62 años y amaba su trabajo. Pero su esposo había soñando durante años con dejar atrás la nieve. En su nuevo hogar en Costa Mesa, se unieron al YMCA y a una iglesia. Gwen se inscribió en clases de arte y conoció a gente nueva, pero le hacía falta un sentido de propósito en su vida. "No necesitaba un trabajo, pero necesitaba sentirme satisfecha", dice.

Gwen Ginocchio instruye a un niño.

Courtesía de Gwen Ginocchio

"Me encanta ayudar a los niños, pero aprovecho más que ellos", dice Gwen Ginocchio.

En 2014, Ginocchio leyó sobre el programa de voluntariado de AARP, Create the Good. Su sitio web, createthegood.org, presenta más de 7,000 oportunidades que se pueden buscar por código postal, y Ginocchio encontró una a menos des 10 millas de su casa. Se inscribió en KidWorks, una organización sin ánimo de lucro de Santa Ana a través de la cual ayuda a los alumnos de primer y tercer grado con sus tareas durante el año escolar; ella es tutora en el verano.

Ginocchio dice que no puede expresar cuán satisfactoria es la experiencia: "Esos pequeños son muy positivos. Me encanta estar cerca de ellos ". El año pasado fue elegida Voluntaria del Año de KidWorks. "Me encanta ayudar a los niños", agrega, “pero yo aprovecho más que ellos”.

— Gwen Ginocchio es socia desde 1995

La información de AARP ayudó a cambiar sus vidas

David Reid sabía que algo no estaba bien después de leer un artículo en AARP The Magazine, mientras que el Curso de Seguridad para Conductores de Patricia Mahoney le enseñó algo nuevo.

David Reid sonríe.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.