Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

AARP: se necesita hacer mejoras al proceso de citas de vacunación contra la COVID-19

Los adultos mayores expresan confusión y frustración ante las dificultades que enfrentan para acceder a la vacuna.

Personas hacen fila para ponerse la vacuna contra la COVID-19

Mario Tama/Getty Images

Las personas hacen fila para recibir la vacuna contra la COVID-19 en un centro de vacunación ubicado en un estacionamiento en Anaheim, California.

In English | El Gobierno federal y los gobiernos estatales deben facilitar el acceso de las personas en Estados Unidos a información y citas para recibir la vacuna contra la COVID-19. Muchos adultos mayores se sienten frustrados por procesos confusos y complicados que varían de un estado a otro. Así lo afirma AARP en una carta enviada a un subcomité del Congreso (en inglés) que celebró el 3 de febrero en una audiencia sobre el coronavirus.

"Nuestros socios nos siguen contando sobre las dificultades que tienen para hacer citas, e incluso algunos de ellos no tienen acceso a internet”, señaló Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo Legislativo y Compromiso de AARP, en una carta enviada a la directiva del Subcomité de Salud adscrito al Comité de la Cámara de Representantes sobre la Energía y el Comercio. "Las personas mayores de 50 años en Estados Unidos no están seguras de cómo hacer o confirmar su cita, y se sienten profundamente frustradas y cada vez más desesperadas".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


En su carta, AARP plantea una serie de medidas que se pueden tomar en el ámbito legislativo para mitigar las dificultades que ha tenido la población para hacer una cita con el fin de recibir la vacuna contra la COVID-19:

  • Colaborar con los estados para establecer líneas telefónicas gratuitas (con códigos 800) para la programación de citas de vacunación, y confirmar que estas líneas sean atendidas por personal competente en la atención al cliente.
  • Lograr que todos los consumidores puedan acceder a una herramienta centralizada en internet que les permita realizar búsquedas por código postal a fin de saber dónde pueden vacunarse. Esta herramienta y las líneas 800 deben ofrecerse en diversos idiomas.
  • Permitir que las personas lean y firmen en línea los formularios de consentimiento correspondientes antes de ir al centro de vacunación.
  • Establecer normas uniformes sobre la información que los pacientes deben llevar consigo a las citas de vacunación.

La carta de AARP a los legisladores señala cómo la demanda de las vacunas ha superado por mucho la oferta. Por ejemplo, en la semana del 18 de enero, el sitio web del estado de Minnesota para las citas de vacunación recibió más de un millón de accesos para solo 6,000 citas.

Equidad en la vacunación

Durante la audiencia, Julie Morita, médica y vicepresidenta de la Robert Wood Johnson Foundation, pidió que se simplificara el sistema de vacunación.

"Las vacunas solo pueden ser eficaces en la medida en que las personas pueden acceder a ellas y estén dispuestas a recibirlas", dijo Morita, excomisionada de salud en Chicago. "Se observa cada vez más que las personas con más recursos, y en situación de mayor privilegio, logran vacunarse antes que las personas que están más expuestas a enfermedades y riesgos".

Morita señaló que no todo el mundo tiene acceso a internet para hacer una cita en línea, ni un auto para ir a un centro de vacunación masiva. Dijo que los estados no solo necesitan más recursos para la salud pública, sino que se necesita más coordinación a nivel federal para que la vacuna se administre de forma equitativa en todo el país.

En la carta de AARP, LeaMond también destacó las preocupaciones suscitadas por el hecho de que muchos trabajadores en centros de cuidados a largo plazo han optado por no vacunarse. Según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), solo el 38% de los empleados de hogares de ancianos aceptaron recibir la vacuna entre el 18 de diciembre del 2020 y el 17 de enero del 2021. "Se debe hacer más", dice LeaMond, "para salvar vidas y lograr que los empleados y residentes, así como sus familias, sientan mayor confianza en las vacunas contra la COVID-19".

Por otra parte, AARP está trabajando para divulgar, con la mayor rapidez posible, información sobre la disponibilidad y distribución de las vacunas. "Los instamos", dice Leamond en la carta, "a que presten especial atención a las comunidades donde se necesiten labores específicas de educación y divulgación, como por ejemplo las comunidades rurales y las comunidades diversas".

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante años en diarios de grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera de temas de salud y entorno laboral para Newsday.



¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.