Skip to content
 

10 aspectos que tomar en cuenta de un monitor de ejercicio

Cómo seleccionar un dispositivo cómodo, eficiente y útil.

Detalles que debes tomar en cuenta de un monitor de ejercicio

Trio Images/Getty Images

In English | Los monitores de ejercicio vienen en varios tamaños, formas y materiales. Además, están fabricados para servir a un amplio mercado que va desde competidores de triatlones hasta usuarios de sillas de rueda en buena condición física.

La mayoría de los monitores de ejercicio (en inglés) cuestan entre $50 y $250. Los modelos más caros generalmente incluyen monitores ópticos de ritmo cardíaco y GPS integrados. Pudieras pagar hasta un máximo de $499.99 por el Garmin Forerunner 735XT, el cual provee información pertinente a los triatletas.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Si buscas un monitor de ejercicio, a continuación ofrecemos las características que expertos y usuarios aconsejan tener en mente:

Algunos monitores muestran automáticamente las calorías que has consumido, e incluso cuántas de esas calorías provienen de carbohidratos, grasa o proteína.

1. Facilidad de uso

No debería necesitarse un manual largo para comprender cómo funciona el dispositivo, pero las instrucciones deberían ser claras y lo suficientemente completas como para configurarlo fácilmente y usarlo todos los días. A algunos críticos les ha parecido que Fitbit Blaze es el monitor más atractivo que ha fabricado la compañía, con software que es fácil de entender para los principiantes. En una reseña de Better Homes and Gardens, al Microsoft Band 2 se le llamó una pulsera delgada y elegante que es “superfácil e increíblemente efectiva”.

2. Indicadores de distancia y entrenamiento

Si simplemente deseas saber cuántos pasos das, busca un monitor que registre movimiento todo el día. Generalmente estos miden los pasos, así como los escalones subidos, la duración del ejercicio y las calorías quemadas. Si deseas ir más allá de medir la distancia, hasta ver detalles sobre la velocidad, el ritmo y los pasos largos asociados con tu caminar, así como el camino recorrido, busca un monitor de entrenamiento. Estos modelos pueden proveer información adaptada a los nadadores, golfistas, esquiadores, levantadores de pesa o corredores de maratón. Por ejemplo, el año pasado Epson presentó el M-Tracer MT500GII Golf Swing Analyzer, diseñado para mejorar tu juego al analizar tu swing.

3. Contador de calorías

Algunos monitores muestran automáticamente cuántas calorías has consumido e incluso cuántas de esas calorías provienen de carbohidratos, grasa o proteína. FitBit ofrece el Aria Wi-Fi Smart Scale, el cual registra el peso, el porcentaje de grasa corporal y el índice de masa corporal. Si deseas un empujoncito, el monitor de ejercicio Mira incluye un botón por si “Necesitas inspiración”, que ofrece opciones como: “A la mitad de una caminata veloz de 25 minutos, detente y haz 30 saltos de tijera. ¡Eso elevará tu ritmo cardíaco!”.

4. Monitor de ritmo cardíaco

Esto te permite controlar la intensidad del ejercicio. En general, los monitores que se colocan en el pecho y transmiten información al monitor son más precisos que los sensores que se colocan en la muñeca.

5. Tamaño de la pantalla

Las pantallas más grandes ofrecen una navegación más fácil por las varias funciones. Los monitores avanzados muestran palabras, números y símbolos en la pantalla de una carátula de reloj. Otros comparten datos usando una pantalla con luz LED o a través de una aplicación. Al sincronizar los datos al teléfono inteligente o a la computadora, la aplicación acompañante del monitor no solo archiva la información, sino que también ayuda a interpretarla y analizarla. Consumer Reports aconseja a los compradores que evalúen la aplicación acompañante del monitor en la tienda App Store de Apple o en Google Play para asegurar que cumpla con las expectativas.

6. Comodidad y estilo

Muchas correas tienen formas de ajustarse a la muñeca. Algunos monitores pueden sujetarse a la ropa, lo que pudiera ser una manera más cómoda de usarse. Y algunos toman en cuenta el estilo. Por ejemplo, Misfit —fabricante de Shine— tiene dispositivos cubiertos con un solo cristal que atrapa la luz y nueve accesorios adornados con cristales.

7. Tecnología inalámbrica

No tener esos molestos cables permite que las conexiones a teléfonos y a otros dispositivos mediante aplicaciones especiales sean rápidas y fáciles.

8. Resistencia al agua y al sudor

La humedad puede reducir la vida útil del monitor. Algunos monitores son simplemente resistentes a salpicaduras. Otros, como el Garmin Forerunner 735XT, pueden soportar una lluvia fuerte o incluso se puede nadar con ellos.

9. Monitor de sueño

Un buen monitor puede llevar registro de la duración y la calidad del sueño. Dos de los modelos de Shine (uno transparente y otro de color violeta) registran el movimiento y los patrones de sueño, además se sincronizan en forma inalámbrica con una aplicación móvil para llevar registro de los datos que se recolectan. Al dar un golpecito en la carátula, se muestra lo lejos que has llegado en el camino a tu meta y las luces LED se iluminan en un patrón circular.

10. Vida de la batería

Algunos monitores son más eficientes que otros en el consumo de energía y pueden utilizarse por más tiempo sin tener que cargar o cambiar las baterías. La vida de la batería puede durar desde un día hasta varios meses. Un monitor con una pantalla táctil a colores y muchos sensores tendrá que cargarse con más frecuencia que una simple correa con unas cuantas luces LED. Algunos monitores son recargables y otros funcionan con baterías celulares en forma de moneda que a menudo se usan en cámaras y calculadoras.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto