Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo sobrellevan la pandemia los veteranos que son dueños de pequeñas empresas

Dicen que el servicio militar los preparó para la incertidumbre.

Letrero en la puerta de un negocio dice cerrado

Getty Images

In English | Para la mayoría de los 21.2 millones de pequeñas empresas en el país y que son propiedad de veteranos, la presión financiera de la pandemia de coronavirus aumenta cada día. Pero los veteranos dicen que los conocimientos que adquirieron durante el servicio militar les han enseñado a manejar lo inesperado.

Según un estudio reciente realizado por la Administración de Pequeñas Empresas (SBA), la probabilidad de que los exintegrantes de las Fuerzas Armadas sean propietarios de una pequeña empresa es un 45% mayor que entre los no veteranos, lo cual indica que el servicio militar a menudo fomenta la independencia laboral.

"Estuve en muchos sitios de combate a lo largo de más de 35 años. Aprendí a sentirme cómodo con el riesgo y la ambigüedad. Creo que ese es un ingrediente clave para un empresario, poder entender que hay cosas que uno no puede controlar", dice el mayor general retirado del Ejército Allen Batschelet, propietario principal y cofundador de Horizon Strategies, con sede en Omaha, Nebraska.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Su empresa —que ofrece capacitación y desarrollo de líderes, consultoría de planificación estratégica y experiencia en planificación operacional a instituciones educativas y al sector de defensa— ha tenido que reducir las operaciones debido a la pandemia.

"Cuando uno está en combate o asignado a una misión, está luchando constantemente para convertir las suposiciones en hechos. Eso ha sido una ventaja real, saber cómo hacerlo", dijo Batschelet, de 59 años. "No queremos tomar decisiones emocionales basadas en cosas que no sabemos".

Hasta ahora, no ha tenido que despedir a ninguno de sus 38 empleados a tiempo completo ni a ninguno de los 100 que trabajan a tiempo parcial. La empresa, ya cerca de su límite financiero, solicitó el Programa de protección de salarios (PPP), el cual otorga préstamos a las pequeñas empresas para el pago de sueldos, servicios públicos y costos de hipoteca o alquiler.

Para las pequeñas empresas que están atravesando dificultades en todo el país, el programa PPP puede ser un medio para continuar cubriendo los sueldos de sus empleados y seguir a flote. Pero la primera ronda de fondos se agotó rápidamente y dejó a muchos dueños de empresas con las manos vacías. El programa ha recibido una segunda ronda, y se anticipa que ese dinero también se agotará con rapidez.

"Muchos [dueños de pequeñas empresas] tienen miedo de los efectos a corto y a largo plazo de la pandemia”, dice Brad Sporrer, presidente del Iowa Trust and Savings Bank en Clive. “El programa PPP los ayuda durante ocho semanas, pero muchos de nuestros prestatarios no tienen prácticamente ningún ingreso, según la industria en la que operan. Así que están temerosos de sus perspectivas de cara al futuro. Esto es una especie de esfuerzo provisional para mantener las cosas funcionando por un tiempo".

Beneficios de la SBA específicos para veteranos

Enlaces en inglés

Veterans Business Outreach Center (VBOC): los empresarios militares o veteranos que buscan apoyo pueden comunicarse con uno de los 22 centros VBOC. Estos centros ofrecen asesoramiento y mentoría, acceso a recursos de capital y talleres empresariales, entre otros servicios. Puedes buscar un VBOC cerca de ti.

Boots to Business: un servicio para los interesados en educación empresarial y programas de capacitación, hay opciones virtuales disponibles con expertos en distintos tópicos y asesores de negocios. Estos asesores están "totalmente equipados con las herramientas para guiar a los empresarios militares por los conceptos fundamentales de la propiedad empresarial en línea", dijo la SBA. Los interesados en adquisiciones federales pueden visitar la Oficina de Desarrollo de Empresas de Veteranos de la SBA.

Pequeñas empresas con contratos del Gobierno: las pequeñas empresas de militares o veteranos que trabajan con contratos del Gobierno o las empresas afectadas por la pandemia del coronavirus en tal medida que no pueden completar la ejecución de un contrato otorgado por el Gobierno federal deben comunicarse con el funcionario contratante lo antes posible para analizar las opciones disponibles. Los subcontratistas deben comunicar cualquier problema o preocupación a su funcionario contratante principal. Un representante del Centro de Adquisiciones (Procurement Center) de la SBA es otro recurso adicional para responder preguntas sobre los impactos de la COVID-19 en tu contrato. Puedes encontrar un representante en el sitio web de la SBA.

Rich Holladay, de 50 años, fue sargento mayor de comando en el Ejército de Estados Unidos. Como pasatiempo, aprendió buceo. Él y su socio de negocio, Cecil Stout, un exinfante de Marina de 64 años, decidieron formar su propia empresa, Waterdogs Scuba and Safety. Ofrecen instrucción de submarinismo y venta, alquiler y reparación de equipo de buceo en Clarksville, Tennessee.

La pandemia obligó a la empresa a interrumpir la mayor parte de sus operaciones, con excepción de la oferta de clases de buceo y reanimación cardiopulmonar (RCP) para profesionales del cuidado de la salud que se imparten por medio de llamadas de Zoom. "Esto es muy difícil", dice Holladay. "No sabemos qué nos depara el futuro. Mientras tanto, estamos reduciendo costos donde podemos para continuar operando de la mejor manera posible. Pero el futuro es incierto para todos".

Dice que tiene varios empleados a tiempo parcial y seis empleados a tiempo completo que manejan la oficina y "dependen de nosotros para su empleo".

Holladay y Stout solicitaron un préstamo por pérdidas económicas por desastres (Economic Injury Disaster Loan) y un préstamo del programa PPP. Sin embargo, a pesar de que presentaron la documentación temprano, el programa PPP se quedó sin fondos antes de que Waterdogs recibiera el dinero.

El servicio militar "nos ayudó a adaptarnos y entender que si bien uno puede querer que la realidad sea de una manera, la realidad es la realidad y hay que sobrellevarla lo mejor que se pueda. En el servicio militar eso se hace todos los días", dijo Holladay.

Cómo es el proceso de solicitud del programa PPP

Desde que Holladay solicitó el préstamo del programa PPP, el fondo ha recibido dinero adicional. Los propietarios de empresas que buscan ayuda deben presentar la solicitud prontamente y mantenerse organizados.

Para poder recibir un préstamo del programa PPP, las empresas deben haber estado en operación al 15 de febrero y no tener más de 500 empleados. Los prestatarios pueden solicitar el 250% de su costo mensual de salarios.

Erika Smith, dentista retirada que ahora dirige D2D Health Management (en inglés), una empresa consultora para profesionales médicos, ayudó a los dueños de Extensive Pain Primary and Urgent Care Center de Nevada, quienes son veteranos, a llenar la solicitud del programa PPP. Recomienda que los solicitantes visiten primero el sitio de búsqueda de prestamistas de la SBA (en inglés) porque no todos los bancos participan en el programa. En muchos casos, descubrió que los bancos participantes prefieren que los solicitantes de estos préstamos sean ya clientes establecidos del banco.

Luego, se debe examinar el formulario de solicitud  (en inglés) para saber qué información hay que suministrar. "Podrías tener ya esa información reunida. De esa manera, cuando estás haciendo efectivamente la solicitud en línea, ya tienes tus números, sabes lo que estás haciendo", dice Smith.

Si la empresa no ha presentado la declaración de impuestos del 2019, la SBA aceptará copia de la declaración del 2018. Además, es importante tener la información salarial de los empleados detallada en un documento, como por ejemplo un archivo de QuickBooks. También puede ser necesario presentar los formularios impositivos W3 y 940 para identificar la cantidad de empleados y cuánto se les paga, dice Sporrer.

"Es muy importante saber eso de antemano para poder completar bien la documentación. De esa manera, la solicitud se puede completar con facilidad y sin problemas", dice Smith.

Un error que los solicitantes cometen con frecuencia es listar la cantidad de empleados que tienen en este momento y no los que tenían antes de despedir a algunos miembros de su personal, dice Andre' Haynes, fundador de la Armed Forces Chamber of Commerce en Las Vegas.

"Por ese error, van a recibir menos dinero y no podrán cubrir totalmente o apoyar a todos los empleados en circunstancias normales”, agrega.

Una vez que el préstamo es aprobado por la SBA, el solicitante tiene 10 días para finalizar el proceso. Luego, cuando se reciben los fondos, es importante mantener un registro de cómo se gasta el dinero.

"Siempre que el 75% del dinero recibido del préstamo vaya al pago de nómina, eso determina si será un subsidio o si habrá que devolver el préstamo”, observa Smith. "El 25% de ese dinero puede asignarse al alquiler o al pago de servicios públicos".

En respuesta a críticas de que empresas grandes recibieron préstamos del programa PPP antes de que el dinero llegara a las empresas pequeñas, la SBA dijo que examinará todos los préstamos de más de $2 millones “para garantizar que los préstamos del programa PPP se limiten a los solicitantes que cumplen los requisitos para recibirlos”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO