Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo mantener bajas las facturas del veterinario

La atención que necesita tu mascota adulta y los costos de cuidado.

Mujer abraza a un perro de color negro

Getty Images

In English | Las enfermedades que desarrollan los perros y gatos en la vejez pueden reflejar las de los humanos.

Muchos viven por más tiempo, al igual que sus dueños, gracias a avances médicos y estilos de vida más saludables. Las mascotas, así como las personas, pueden engordar, perder masa muscular, desarrollar diabetes, sufrir de artritis y experimentar un tipo de deterioro cognitivo parecido al Alzheimer.

El costo del cuidado de salud de humanos y mascotas se ha disparado en los últimos años, impulsado por los adelantos tecnológicos y los costosos cuidados terminales. Las personas en Estados Unidos gastaron casi $19,000 millones en atención veterinaria en el 2019, un aumento del 84% desde el 2001, según los datos de un grupo de la industria. AARP ajustó los datos por inflación.

En efecto, según un estudio, los gastos de atención a la salud de las mascotas aumentaron en un 60% entre 1996 y el 2012, y para las personas, estos gastos subieron menos de un 50%.

Con el aumento en los costos, los dueños de mascotas enfrentan las mismas decisiones difíciles que cuando se trata de su propia atención médica. ¿Qué procedimientos —pruebas de sangre, revisiones, vacunas— necesitan en realidad los perros y gatos de mayor edad?

Los gastos de la atención veterinaria

Ajustados a la inflación, los gastos de la atención veterinaria aumentaron casi en un 85% en los 19 años del 2001 al 2019.

Gráfica muestra el gasto anual en servicios veterinarios

AARP

Las visitas al veterinario ayudan a detectar un problema con anterioridad

Después de consultar con veterinarios expertos del país, analizar estudios y examinar pautas, AARP obtuvo estos resultados:

• Exámenes más frecuentes. A las mascotas mayores —las que se encuentran en el último 25% de su expectativa de vida— se les debe hacer un examen físico al menos cada seis meses, el doble de veces que a los animales más jóvenes.

• Vacunas no tan frecuentes. Las vacunas no se necesitan con más frecuencia que cada tres años. Las llamadas vacunas básicas o vitales para los gatos son contra el tipo 1 del virus del herpes, la panleucopenia, el calcivirus y la rabia, según las guías de la American Veterinary Medical Association (AVMA).

Las vacunas básicas para los perros son una vacuna combinada contra el virus del moquillo, el adenovirus tipo 2 y el parvovirus (con o sin el virus de la parainfluenza), y la rabia. Las vacunas anuales contra la leptospirosis pueden ser recomendadas para perros en riesgo, dice la AVMA.

• Algunas pastillas son necesarias. Los medicamentos pueden ayudar con algunas enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como el hipertiroidismo en los gatos y el hipotiroidismo en los perros.

Las visitas al veterinario dos veces al año permiten que reciban cuidados preventivos clave, indican los expertos.

"Un examen rectal puede salvar una vida al detectar una masa en etapa temprana", expresó la veterinaria Alison Mason, directora médica del VCA Hope Animal Hospital en Brooklyn, Nueva York.

Los años de vejez de los gatos empiezan alrededor de los 11 años. En los perros, la edad varía grandemente; los perros pequeños pueden llegar a la vejez a los 11 años y los grandes a los 6 años.

"La diferencia puede ser uno o dos factores. Un maltés puede vivir 15 años. Un gran danés puede vivir 6, 7 u 8", dijo Kate Elizabeth Creevy, especialista en envejecimiento de perros y profesora auxiliar en la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencias Biomédicas de Texas A&M University en College Station.

Habla con franqueza de los costos

Para asegurar que las mascotas envejezcan dignamente, los dueños deben encontrar un veterinario en quien confíen, aconseja Brian Collins, profesor veterinario en la Facultad de Medicina Veterinaria de Cornell University en Ithaca, Nueva York. El veterinario debe explicar las razones por las que se necesitan ciertas pruebas y darles tiempo a las familias para considerarlo, incluso si significa esperar para evaluar los costos, aclarar las finanzas y coordinar otra cita.

Ese consejo es útil en una época donde los consumidores reciben facturas altas por diagnósticos para sus perros, como por ejemplo: $150 por una radiografía o $3,500 por una resonancia magnética canina con anestesia. Pero retener a un veterinario del vecindario por mucho tiempo puede ser difícil debido al fenómeno de consolidación rápida.

Muchos hospitales veterinarios pequeños se venden a firmas grandes, como Banfield Pet Hospital y VCA Antech, que ahora pertenecen a una subsidiaria de Mars Inc. con sede en McLean, Virginia. La misma compañía se conoce por los M&Ms y las barras Mars, y su subsidiaria Mars Petcare fabrica más de media docena de marcas de comida para gatos y perros, como Iams, Nutro y Whiskas.

Algunos veterinarios permanecen en sus consultorios después de haberlos vendido. Aun así, a algunos les preocupa que esta tendencia resulte en una práctica corporativa de la medicina en vez que sea personalizada. Otros dicen que esto significa que habrá prácticas mejores financiadas, según un artículo de la AVMA.

Se calcula que hay entre 3,500 y 4,000 de "prácticas grandes o consolidadas" que funcionan por todo el país, escribió en un correo electrónico la portavoz de la AVMA Catlin Ulrich. Estas incluyen prácticas que han comprado corporaciones o firmas de capital privado, al igual que nuevas prácticas que han abierto esos grupos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Haz estas preguntas sobre el cuidado

Más allá de que sea una clínica con un solo veterinario o una cadena nacional, los dueños de mascotas deben sentirse libres de hacerles preguntas a sus veterinarios, indican los expertos.

Natasha Olby, profesora de neurología y neurocirugía en la Facultad de Medicina Veterinaria de North Carolina State University en Raleigh, donde es catedrática distinguida de gerontología, sugiere estas preguntas específicas:

  • ¿Por qué quiere hacer esta prueba?
  • ¿Cuáles enfermedades le preocupan más? ¿Son tratables?
  • ¿Cómo las trataría y cuál sería el resultado con o sin ese tratamiento?

Dos enfermedades neurológicas serias en perros adultos son parecidas a enfermedades humanas.

Una es la disfunción cognitiva canina, equivalente al Alzheimer. Los síntomas pueden incluir hacer sus necesidades adentro de la casa, ansiedad y alteraciones en los ciclos de sueño que interrumpen el sueño en la noche, dijo Olby en un correo electrónico. Esos perros pueden desorientarse.

"Si están debajo de una mesa, pueden confundirse de cómo salir de entre las patas de la silla", escribió.

La otra es la mielopatía degenerativa, una enfermedad progresiva de la espina dorsal que empieza con debilidad en las patas traseras; es parecida a la esclerosis lateral amiotrófica en los humanos.

Cuando envejecen los gatos y perros, pueden experimentar atrofia muscular, o pérdida de masa muscular, y comer menos. Esa es la mayor preocupación de los clientes de Amy Cross, copropietaria de mucho tiempo de MadCat, una tienda de artículos para mascotas en Madison, Wisconsin. Cross les aconseja probar diferentes comidas.

"En cierto punto, se convierte en esto: 'consigamos algo que ellos quieran comer'”. Sugiere “texturas diferentes, añadir caldo de pollo, agua tibia".

Mantenlos en movimiento

Para los perros y gatos mayores, Collins en Cornell recomienda lo que los veterinarios llaman enriquecimiento ambiental.

"Juega con ellos. Asegúrate de que se ejerciten", señala. Él insta a los dueños a practicar los cuidados preventivos, que, según él, pueden reducir los costos veterinarios a medida que las mascotas envejecen.

Por ejemplo, la obesidad puede promover la diabetes en los gatos y aumentar el potencial de artritis en gatos y perros, dice.

Al igual que los humanos, las mascotas pueden volverse obesas por comer demasiado y no ejercitar lo suficiente. En el 2018, el 60% de los gatos y el 56% de los perros tenían sobrepeso o eran obesos, de acuerdo con la Association for Pet Obesity Prevention, con sede en Ocean Isle Beach, Carolina del Norte.

Los dueños pueden ayudar a evitar problemas dentales serios en los perros de mayor edad, como las extracciones, al cepillarles los dientes con regularidad cuando son jóvenes y llevarlos al veterinario para limpiezas con anestesia, dijo Collins.

Para cepillarlos, pueden usar un cepillo de dientes usado para humanos, uno nuevo para adultos o niños, o uno diseñado para animales. Deben usar pasta de dientes para mascotas —"las mascotas aprecian los sabores"— y evitar usar pasta de dientes para humanos debido al fluoruro, explicó.

Cepillar solo toma uno o dos minutos, e incluso los gatos lo toleran si se empieza cuando son jóvenes.

"Yo le cepillo los dientes a mi perro todos los días", dijo. "Realmente llega a gustarles".

Deborah Schoch es una periodista independiente que ayudó a fundar el California Center for Health Reporting de la California Health Care Foundation en University of Southern California. Anteriormente, trabajó durante 18 años en el Los Angeles Times.

Pruebas y dietas que pueden ser perjudiciales

Puede que algunas pruebas y dietas para mascotas no hagan lo que reclaman:

• Pruebas de alergia. Ciertas pruebas de sangre y saliva usadas comúnmente para detectar alergias alimentarias en perros condujeron a un sobrediagnóstico significativo en un estudio presentado en un artículo de revista del 2019. Todos los 30 perros dieron positivo para al menos una alergia, y los autores del estudio sugirieron que, en su lugar, se elimine un tipo de comida a la vez bajo la supervisión de un veterinario para ver si los síntomas de alergia del perro desaparecen.

• Pruebas de nutrientes. Otras pruebas innecesarias e inútiles incluyen las "pruebas de respuesta nutricional" y una "prueba nutricional de sangre". Cailin R. Heinze, nutricionista veterinaria certificada y profesora adjunta en la Facultad de Medicina Veterinaria Cummings de Tufts University en Grafton, Massachusetts, escribió en un correo electrónico: "No existen pruebas de sangre simples para determinar si una mascota está recibiendo muy pocos o demasiados nutrientes".

• Dietas sin granos. Muchas compañías de comida para mascotas anuncian que sus productos son: "sin granos", a pesar de que la mayoría de las mascotas con alergias tienen problemas con las proteínas, no los granos. Además, promocionan sus dietas sin gluten para mascotas, aunque las alergias al gluten son poco comunes en las mascotas, según expertos de Tufts.

También ten en cuenta que la Administración de Alimentos y Medicamentos continúa investigando la relación entre la comida sin granos y el agrandamiento del corazón en los perros (en inglés), que puede ser mortal.

• Pruebas genéticas. A pesar de las fallas conocidas, las pruebas genéticas para mascotas son un negocio muy exitoso en internet. Los dueños de un doguillo de mayor edad con problemas de vejiga compraron una prueba genética de $65 en internet que indicó que tenía una mutación de una enfermedad neurodegenerativa seria, reportó la revista Nature. Así que los dueños sometieron a su perro de 13 años a eutanasia, sin darse cuenta de que en realidad apenas 1 de cada 100 perros con esta mutación común desarrollan la enfermedad. Los síntomas del perro también pudieron haber sido causados por trastornos fáciles de tratar.

Un director ejecutivo de una compañía de pruebas le dijo a USA Today que esas pruebas pueden salvarles la vida a los perros, pero los expertos dicen que casi no existen reglamentaciones.

Los perros con las expectativas de vidas más largas y más cortas

Esta lista incluye las 25 razas con más de 50 muertes en el 2014 entre casi 5,700 perros fallecidos en el United Kingdom Kennel Club, que reconoce a más de 220 razas.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO