Skip to content
 

La otra pasión de Francis Fukuyama

El politólogo, economista y académico revive la tradición de la carpintería.

Francis Fukuyama trabaja con madera

Sam Comen

El profesor Francis Fukuyama revive la tradición de la carpintería.

In English | En la época de la caída del Muro de Berlín en 1989, yo trabajaba en el Departamento de Estado. Cada vez que visitaba la oficina del secretario de Estado, veía los antiguos muebles al estilo federal y me decía, "Qué hermosos". Sabía que nunca podría darme el lujo de tener algo así, pero como me gusta hacer cosas con las manos, empecé a aprender por mi cuenta a fabricar muebles. Finalmente llegué al punto donde sentí que podía hacer reproducciones de algunas de las piezas federales. Me guiaba por libros y videos instructivos. Mi proyecto más ambicioso fue un par de mesas plegables estilo Pembroke con bandas e incrustaciones.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

La otra pasión de Francis Fukuyama - Mesa de madera

Chris Mueller

El elegante trabajo de incrustaciones de Fukuyama en una reproducción de una mesa plegable antigua.

Sin embargo, estaba un poco agotado con esas mesas. Me había tomado 10 años lograr mi objetivo de fabricar muebles finos al estilo federal, y mi esposa y mis hijos no estaban contentos por haberme adueñado del sótano completamente durante todo ese tiempo. Así que dejé de hacerlo por unos 15 años. Vendí todas mis herramientas eléctricas, pero conservé mi colección de herramientas manuales. Las que más me gustan son japonesas.  

Durante la Depresión, mi abuelo que tenía una ferretería en Los Ángeles, secretamente malgastó todo el dinero de la familia comprando espadas samurái. Nadie se enteró hasta que falleció en la década de los 70. Todavía tengo una de las espadas, y me maravilla ver cómo se fusionan capa tras capa de acero para crear un filo increíblemente nítido. La tecnología de mis cinceles y cepillos japoneses es exactamente la misma.

La otra pasión de Francis Fukuyama - Persona pule un trozo de madera

Chris Mueller

Francis Fukuyama utiliza un cepillo de carpintero de su colección de herramientas manuales japonesas.

Ahora mis hijos están grandes, y mi esposa y yo vivimos en una nueva casa cerca de Stanford University, donde enseño ciencias políticas. Recientemente, monté un taller en nuestro garaje, saqué todas las herramientas manuales viejas y fabriqué una mesa modelada siguiendo el trabajo del diseñador y artesano del siglo XX George Nakashima. Ahora quiero fabricar una silla Windsor al estilo del artesano de Maine, Thomas Moser. Debido a que el oficio con el que me gano la vida es tan abstracto, es realmente satisfactorio construir algo tangible. Un cepillado a mano para un acabado de superficie como la de un espejo requiere usar una hoja más filosa que una cuchilla de navaja. Es una destreza que aún no domino y me deja con un gran objetivo por lograr en mi vida.

Francis Fukuyama, de 63 años, escribió The End of History and the Last Man (El fin de la historia y el Último hombre). Su libro más reciente es Political Order and Political Decay (Orden y decadencia de la política).

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto