Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

6 proyectos de otoño para el hogar que no se pueden postergar

Prepárate para el invierno y revisa las canaletas, la calefacción y más.

Persona limpia las hojas de una canaleta en el techo de su casa

ziggy1/Getty Images

In English 

Los días más cortos y el clima más frío nos tientan a acurrucarnos bajo una manta e hibernar hasta la primavera. Es un buen plan, pero antes de la llegada de la nieve, tacha de tu lista estos seis proyectos de mejora del hogar.

1. Limpia las canaletas

Cuando caiga la primera nevada de la temporada no será el mejor momento de percatarse que las canaletas están tapadas o demasiado flojas para aguantar el peso de la nieve.

“La hojarasca de otoño puede acumularse e impedir el paso del agua de la lluvia o de la nieve cuando se derrite”, dice Steve Cunningham, dueño de Cunningham Contracting y presidente de la National Association of Home Builders (NAHB). “Es importante también revisar los tubos [o conductos] de desagüe pluvial para que no se tapen”.

Limpia las canaletas o, mejor aún, contrata a un profesional para que se encargue de esto. Al limpiar, se debe buscar las secciones que se han aflojado y que se han desprendido de la casa. Vuelve a sujetarlas con tornillos, sujetadores o soportes. Es importante contar con canaletas limpias y bien aseguradas para proteger los cimientos de tu casa y reducir el riesgo de inundación del sótano.

2. Revisa los detectores de humo 

Hombre instala un detector de humo

AlexRaths/Getty Images

Cuando cambies los relojes al horario estándar, aprovecha para cambiar las baterías de tus detectores de humo.

“El otoño, al preparar tu casa para los meses fríos, es el momento perfecto para instalar baterías nuevas”, señala Amy Rea, educadora sénior en incendios y seguridad de vida del Departamento de Bomberos de Charlotte en Carolina del Norte.

Recuerda, si la alarma emite un chirrido —signo de que se agota la batería—, cámbiala, cualquiera sea el momento del año.

Una vez que hayas cambiado las baterías, prueba el detector de humo. Es muy sencillo: pulsa el botón para comprobar que suene la alarma. No pases por alto los detectores de humo conectados con cables, ya que muchos tienen baterías de respaldo que también deben cambiarse. Es aconsejable comprar detectores de humo nuevos si los tuyos tienen más de 10 años.

“Las alarmas detectan constantemente el humo en el aire y después de 10 años podría disminuir su efectividad”, dice Rea. 

3. Contrata un servicio de limpieza de chimeneas

El deshollinador no es solo un personaje de la película Mary Poppins. Estos profesionales retiran el hollín y la creosota acumulados en la chimenea, los que suponen un riesgo de incendio. Un profesional de limpieza de chimeneas, certificado por el Chimney Safety Institute of America (CSIA), se encargará de limpiarla y de inspeccionar el sistema completo de ventilación de combustión para detectar deformaciones en el metal del regulador de tiro, rajaduras o colapso del conducto interno de ladrillo, grietas en la mampostería exterior y otros signos de daño provocado por el fuego. La National Fire Protection Association recomienda la inspección anual de las chimeneas.

Russ Dimmitt, director de educación del CSIA, señala que una chimenea limpia evita los problemas de seguridad al encender un fuego acogedor en invierno y además la hace más eficiente.

“La chimenea deshollinada no solo previene los incendios en la chimenea, sino que también puede [...] funcionar con más eficiencia, ya que el humo y otros gases de combustión salen más rápidamente”, explica Dimmitt.

4. Realiza el mantenimiento de la caldera

Llama a un profesional antes de encender la calefacción. Con el mantenimiento regular, la caldera funcionará con eficiencia máxima. Sin el mantenimiento semestral (en primavera antes de encender el acondicionador de aire y en otoño antes de encender la calefacción), los alérgenos transportados por el aire podrían quedar atrapados en los filtros y causar una mala calidad del aire interior.

Cunningham aconseja inspeccionar la caldera para verificar su buen estado y cambiar los filtros antes de encenderla por primera vez.

Si no se limpian las calderas al menos una vez al año, estas se gastan con mayor rapidez y pueden dejar de funcionar del todo. Considerando el aumento del costo de la electricidad, es muy importante verificar el funcionamiento eficiente de la caldera.

Persona cubre una llave de agua exterior para proteger la plomería durante la temporada invernal

C5Media/Getty Images

5. Prepara las tuberías de agua para el invierno

Los datos recabados por el Insurance Information Institute muestran que casi el 30% de los reclamos del seguro para propietarios se relaciona con daños que causa el agua y la congelación. Por eso para reducir el riesgo, es importante drenar las tomas de agua exteriores y preparar las tuberías de agua para el invierno.

Para ello, ubica y cierra la llave de paso del grifo para manguera, que podría estar en el sótano o semisótano (el espacio bajo la casa). Si deseas más protección, compra una cubierta de poliestireno que se monta sobre las tomas exteriores para que no se congelen.

Esas soluciones rápidas pueden proteger tu casa contra los elementos cuando empieza a bajar la temperatura. También te convendría cerrar el paso de agua de otros grifos exteriores y drenar el sistema de riego para impedir que se congelen las tuberías y conductos de agua.

6. Revisa las ventanas y las puertas

Persona hace mantenimiento a una ventana

BanksPhotos/Getty Images

La calefacción que escapa por las ventanas y las puertas puede representar hasta un 30% del consumo de electricidad del hogar, según el Departamento de Energía de EE.UU.

Para evitar la pérdida de calor, busca las grietas o los espacios en el calafateo exterior, comprueba los sellos alrededor de las puertas externas y agrega calafateo o burletes aislantes según sea necesario. Estos arreglos que puedes hacer tú mismo pueden reducir la pérdida de calor. Sin embargo, una evaluación profesional de la electricidad de tu casa te podría dar más información sobre los puntos de pérdida de calor y recomendar arreglos. Llama a la compañía de servicio eléctrico para preguntar sobre los servicios que ofrecen o para pedir que te recomienden a un profesional.

Dedicar unas horas extra a estos proyectos en el otoño mantendrá tu hogar caliente y seguro todo el invierno.

Jodi Helmer es una colaboradora que cubre temas de jardinería, salud y medioambiente. También ha escrito para Scientific AmericanNational Geographic Traveler y NPR.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.