Skip to content
 

Mucho amor y voces únicas

Las nuevas producciones de Enrique Iglesias, Issac Delgado, Luísa Maita, Martha Argerich.

Enrique Iglesias

Universal Music

Euphoria

Enrique Iglesias
(Universal Republic)

Independientemente de cualquier valoración estética, la nueva producción de Enrique Iglesias es uno de los éxitos comerciales más importantes del año. Un artista puntilloso, Enrique ha demostrado en el pasado un esmero obsesivo en la realización de sus discos. El cantante compone su propio material, y busca la aceptación masiva a todo momento. En este caso, las colaboraciones con una variedad de artistas - entre los cuales se encuentran los reggaetoneros Wisin & Yandel y el cantante estadounidense Usher - le otorgan un cierto tinte épico al disco. Los mejores momentos llegan de la mano del dominicano Juan Luis Guerra (la suavidad pop de Cuando Me Enamoro) y un memorable dúo con Nicole Scherzinger, cantante del grupo Pussycat Dolls - Heartbeat evoca la atmósfera acaramelada de una discoteca a las cinco de la mañana, cuando la euforia del baile comienza a disiparse, dejando en su lugar una leve melancolía. El defecto más llamativo de este disco es su recurrente superficialidad. Su máxima virtud, la búsqueda constante de emociones fuertes.

Isaac Delgado

The Dream Team Agency

L-O-V-E

Issac Delgado
(Calle 54/Sony)

¿Recuerdan a Nat King Cole?  En los años cincuenta, grabó una serie de exquisitos discos en español con temas como Aquellos Ojos Verdes. Ahora, el cantante cubano Issac Delgado (precursor de la timba, y una cierta vertiente de salsa romántica cubana) se asocia con la discográfica jazzera Calle 54 para producir un sofisticado tributo a la magia de Nat King Cole y sus boleros de antaño.  Rodeado de músicos virtuosos como el baterista Dafnis Prieto y el trombonista Conrad Herwig, Delgado modifica su manera de cantar. En esta velada de gala, se tranquiliza, vocalizando en un estilo pausado, natural, como una conversación entre viejos amigos. La instrumentación es sutil, otorgándole papel protagónico a la voz. En algunos momentos, como el comienzo de la archiconocida Quizás, Quizás, Quizás, el clima es puro latin jazz. Ay Cosita Linda se tiñe de rumba cubana, mientras que Green Eyes combina las voces de Delgado con el excelente Freddy Cole. L-O-V-E no tiene desperdicio.

Luisa Maita

diseño: Tim O'Malley / foto: João Wainer

Lero-Lero

Luísa Maita
(Cumbancha)

Proveniente de Sao Paulo - una de las ciudades más musicales de Latinoamérica - Luísa Maita posee una voz tan cristalina como impredecible. El lugar común, claro, sería esperar que cultivara el aterciopelado swing de la bossa nova. Afortunadamente, la propuesta de esta joven cantora es totalmente diferente. Utilizando como referencia la estética omnipresente de la samba brasileña, sus canciones presentan arreglos trabajados, con ritmos sobrios y una cierta repetición hipnótica en los coros - material que merece ser escuchado varias veces para apreciar su complejidad. En el seductor Desencabulada, la voz de Luísa brilla como una estrella fugaz.

Argerich toca Chopin

Deutsche Grammophon

Argerich Plays Chopin

Martha Argerich
(Deutsche Grammophon)

En 1965, la pianista argentina Martha Argerich causó sensación interpretando las obras de Chopin.  Tenía 24 años. Luego llegaría la fama internacional, su reputación como una virtuosa excéntrica, y también las interpretaciones descollantes de conciertos para piano de Chopin y Maurice Ravel. Estas grabaciones, desenterradas del olvido por la Deutsche Grammophon, provienen de 1959 y 1967.El programa incluye una variedad de mazurkas, la sonata para piano no. 3, una balada y dos nocturnos. Aún a los 18 años, Argerich se compenetraba con la sensibilidad de Chopin como pocos otros pianistas lo han logrado.  Un tesoro musical, para disfrutar de principio a fin.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO