Dolores del Río, leyenda de Hollywood y México

La actriz mexicana creó una devoción casi religiosa entre sus admiradores.

Una niñez difícil

Su belleza trascendió las décadas. El rostro de Dolores del Río transmite una elegancia y pasión que le permitieron triunfar en Hollywood, y en la privilegiada era dorada del cine mexicano. María de los Dolores Asúnsolo López Negrete nació un 3 de agosto en Durango, México, hace 111 años (algunos reportes dicen que nació 1905, otros dicen 1906). Sus padres, adinerados, perdieron todo durante la Revolución Mexicana. Dolores creció en la Ciudad de México, apasionada por la danza, y a los 16 se casó con Jaime Martínez del Río, un aristócrata de 34 años. 

Getty Images

Éxito en Hollywood, intenciones traicioneras

Enamorado de Dolores y desesperado por seducirla, el director estadounidense Edwin Carewe convence a Del Río y su marido que se trasladen a Hollywood para convertirla en una estrella. Inicialmente, cumple con su promesa. En 1926, filma What Price Glory? Dirigida por Raoul Walsh, es una película muda sobre dos sargentos que compiten por la misma mujer. Cuando el cine hace la transición a su etapa sonora, Dolores se transforma en una de las actrices más populares del momento.

20thCentFox/Cortesía Everett Collection

'Resurrection', divorcio y traición

En 1927, Carewe dirige a Dolores en otro éxito, Resurrection, adaptación de la novela de Tolstoi. Pero la fama tiene su precio. El esposo decide separarse de Dolores y Carewe renueva sus esfuerzos por conquistarla. El director planea divorciarse y consolidar, junto a Del Río, una poderosa pareja en Hollywood. Cuando Dolores declara a la prensa que nunca se casará con Carewe, éste toma venganza: filma otra versión de Resurrection en 1931, reemplazando a Dolores.

Cortesía Everett Collection

Bird of Paradise y escándalo

Dolores no quedaría sola por mucho tiempo. A fines de 1930, se casa con Cedric Gibbons —diseñador de la estatuilla del Oscar— uno de los directores de arte más establecidos en la sociedad de Hollywood. Bird of Paradise (1932), dirigida por King Vidor y filmada en blanco y negro en Hawaii, encuentra a Dolores en un momento de plenitud física. Su escena más famosa —Dolores nadando completamente desnuda en el mar durante una secuencia nocturna— escandaliza a los espectadores de la época.

Cortesía Everett Collection

Dolores, Fred y Ginger

Con los años 30 y el ocaso definitivo del cine mudo, llega el auge de los musicales. Filmada en blanco y negro, Flying Down to Rio (1933) queda en la historia como la primera película que unió a Fred Astaire y Ginger Rogers. Pero Dolores es presentada como protagonista de esta liviana comedia musical. Interpreta a Belinha, la seductora heredera brasileña que enamora a un compositor estadounidense. Gran éxito comercial para la productora RKO, que justo había tenido la mala idea de terminar su contrato con Del Río.

Cortesía Everett Collection

Madame Du Barry y viaje a su tierra natal

Aparece con una peluca rubia en Madame Du Barry, filme censurado y editado de acuerdo con los nuevos y rígidos códigos del cine estadounidense. En agosto de 1934, regresa a México para la inauguración del Palacio de Bellas Artes, declarando que se siente orgullosa de ser mexicana. Acompañada por su esposo, visita a Diego Rivera y Frida Kahlo. Sigue protagonizando películas en Hollywood, pero su carrera se estanca a fines de los años 30, encasillada en papeles de mujeres exóticas.

Hulton Archive/Getty Images

Muerte, romance y decepción

Edwin Carewe, descubridor de Dolores, fallece en 1940, a los 56 años. La pérdida afecta profundamente a la actriz, al igual que el posible suicidio de su primer marido años atrás. Dolores conoce al joven Orson Welles y se enamora de su cultura y sofisticación. Comienzan un romance que deriva rápidamente en un segundo divorcio para Dolores. Ella acompaña a Welles durante la filmación de Citizen Kane, pero la relación termina abruptamente cuando Welles viaja a Río de Janeiro e ignora los telegramas de la actriz.

Newscom

Regreso a México

Sola en un país agobiado por la Segunda Guerra Mundial y habiendo perdido el apoyo de su público, Dolores decide filmar en México. Con Flor silvestre (1943) se inaugura un grupo privilegiado de colaboradores: el director Emilio “El Indio” Fernández, el iluminador Gabriel Figueroa y el actor Pedro Armendáriz. Dolores se sumerge de lleno en la era dorada del cine mexicano y sus películas llenas de lirismo y planos casi surrealistas en blancos y negros de alto contraste.

Ed Clark/Getty Images

El regalo de María Calendaria

En 1942, para celebrar el 37o. cumpleaños de Dolores, “El Indio” Fernández le regala el guion de una película titulada Xochimilco. Es la historia de una joven indígena, hija de una prostituta, víctima del destino. Realizada con el mismo equipo de Flor silvestre, pero bajo el nombre María Calendaria, resulta ser la colaboración más inspirada entre director y actriz. Durante la filmación, Fernández la maltrata. Sin embargo, colaboran en otras películas, como Las abandonadas (1944), que le ganó su primer premio Ariel a mejor actriz.

Cortesía Everett Collection

The Fugitive

Las películas mexicanas de Dolores no pasan desapercibidas en Estados Unidos. Llega una carta del legendario director John Ford ofreciéndole un protagónico junto a Henry Fonda en The Fugitive (1947). La adaptación de la novela The Power and the Glory de Graham Greene se llevará a cabo en México. El equipo de siempre se hace presente: Del Río, Gabriel Figueroa y Pedro Armendáriz.

Cortesía Everett Collection

Argentina, México y un nuevo romance

Con su madre, Dolores viaja a la Argentina para realizar el drama Historia de una mala mujer (1948). En Buenos Aires, entabla amistad con Evita Perón, mientras que en Estados Unidos es acusada de comunista por el mensaje social de The Fugitive. En 1949, Dolores conoce al millonario Lou Riley, estadounidense enamorado de México y fundador del Club de Yates de Acapulco. Se transforman en una pareja célebre de la época. Riley se quedaría con ella hasta el final de su vida.

Zuma Press

La ‘rivalidad’ entre Dolores y María Félix

En 1951, se estrena Doña Perfecta, adaptación de la novela de Benito Pérez Galdós. Su actuación le consigue a Dolores su segundo premio Ariel. El tercero llegaría en 1953, con El niño y la niebla, dirigida por Roberto Gavaldón y parte de la selección oficial del festival de Cannes. En 1959, la gran diva mexicana María Félix acepta participar en La cucaracha bajo la condición de que Dolores interprete a su rival. María Félix escribió en su autobiografía que la rivalidad fue una invención de la prensa.

Frank Scherschel/Getty Images

Elvis Presley y Flaming Star

Perdonada por el gobierno estadounidense en cuanto a sus supuestas tendencias comunistas, Dolores regresa a Hollywood para interpretar a la madre de Elvis Presley en Flaming Star (1960). Del Río se interesa por la carrera actoral del cantante y le recomienda que tome clases con su maestra, Stella Adler. Dos años después —con la participación de su esposo como director y productor— Dolores es aplaudida en los escenarios cuando interpreta el papel de la señora Alving en la obra Ghosts (Espectros) de Henrik Ibsen.

20thCentFox/Cortesía Everett Collection

Casa de mujeres y el reconocimiento

La vejez fue particularmente benigna con Dolores. Es finalmente aclamada como una gran actriz, trabajando activamente en teatro, cine y televisión. En 1966, bajo la dirección de Julián Soler, filma Casa de mujeres, su última película mexicana. Rodeada de actrices jóvenes en un melodrama sobre las mujeres de un burdel que encuentran un bebé abandonado, Dolores impresiona a los críticos de la época con sus dotes interpretativas.

vía YouTube

‘La mujer más hermosa…’

Dolores es halagada como leyenda del cine internacional, tanto en México como Estados Unidos. Agobiada por horribles dolores de espalda, su última aparición pública es en 1981, en una ceremonia organizada en San Francisco por el director Francis Ford Coppola. Fallece en California, el 11 de abril de 1983, a los 78 años. Su último deseo fue que sus cenizas fueran enterradas en su México natal. La actriz alemana Marlene Dietrich dijo de ella: “Dolores del Río fue la mujer más hermosa que existió en Hollywood”.

Michael Ochs Archives/Getty Images

  • Pinterest
  • Google+

 

NO TE PIERDAS

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad