Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

juegos

Sudoku

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Todos tenemos una historia que contar

Para escribir sus memorias, cultive el hábito de escucharse a sí mismo.

Mi esposo, Rich, perdió la memoria tras sufrir un daño cerebral traumático al ser atropellado por un automóvil. En un momento de perfecta lucidez, describió su pérdida de este modo: “Imaginen estar caminando por la calle con un amigo; están mirando las vidrieras.

Pero justo detrás de ustedes va un hombre con un enorme rodillo pintando por encima de todos los lugares donde han estado, borrándolo todo, incluyendo a su amigo, de quien ni siquiera pueden recordar el nombre”. Es aterrador, porque, ¿quiénes somos sin los cinco minutos previos?, ¿quiénes somos sin nuestros recuerdos?

Hace poco, asistí a una conferencia que brindaba la Brain Injury Association of New York State (Asociación de Daño Cerebral del Estado de Nueva York) y presencié una charla que daba la directora de un centro de rehabilitación de daño cerebral traumático. Ella decía que lo primero que hacen para ayudar a una persona que ha experimentado una pérdida no sólo de memoria, sino de sí misma, es construirle una historia. Con la ayuda de familiares y amigos, escriben la historia de la vida del paciente: los hechos, los nombres y las caras.

La necesidad de tener nuestra historia es básica; tal vez, porque es una manera práctica de transportar nuestras experiencias: la historia como contenedor, por así decirlo. ¿Qué transportaba Rich?

Por un largo rato, contempló una fotografía de sí mismo, su hermano y un viejo amigo tomada, quizás, 65 años atrás. No sé qué pasaba por su mente.

Tal vez no estaba pensando: tal vez estaba absorto. Hay cuadernos donde escribió algunas pocas cosas, al principio, cuando se accidentó, tratando de descubrir cosas, cosas que no tenían sentido para él. Yo hago lo mismo.

Escribir es mi cable a tierra, lo que me mantiene sana. Escribir es el modo que tengo de darle sentido a la vida, de intentar encontrarle un significado al accidente; la razón por la que pasó lo que pasó –aun cuando sé que el porqué es una distracción y que el significado tendrá que improvisarlo uno mismo–.

Algunas veces, el solo hecho de sostener una lapicera en la mano y escribir leche manteca huevos azúcar me calma. Lo que busco en última instancia es la verdad; la verdad o la lucidez. Creo que la verdad es lo que todos buscamos, aunque nunca dije algo así cuando era joven. Escribir las memorias es una manera de descubrir quién solías ser y cómo llegaste a ser quien eres.

Existen tantas clases diferentes de memorias como motivos para escribirlas. Están las escritas como historia pura: se comienza al principio y se finaliza en el momento en el que se está, una carrera precipitada a través de lo sucedido.

O bien, se puede comenzar por el final y mirar hacia atrás, o en un momento intermedio, con un hecho que hubiera precipitado un cambio y lucidez, o la necesidad de lucidez. Coloque la punta del compás allí y comience a dibujar el círculo. Ilene Beckerman escribió unas memorias perfectas cuyo título es Love, Loss, and What I Wore (Amor, pérdida y lo que llevaba puesto) (Algonquin Books), un relato de su vida ilustrado por las prendas que vestía en los momentos importantes. Creo que alguien más escribió sus memorias compuestas, en su totalidad, por listas.

crisis de los 50

Hombre en trapecio - Crisis de la media edad - Marc Freedman

Marc Freedman, autor del libro El Gran Cambio, le dice las claves de esta nueva etapa de la vida.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.