Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones

Los socios ahorran en comestibles



25 preguntas sobre el Seguro Social

¿Preguntas sobre el Seguro Social?

Obtén las respuestas

Abuela y nieta soplando una torta de cumpleaños

Toys "R" Us

Descuento en tus compras

Explore AARP Life Reimagined

Life Reimagined

Explora las opciones para tu futuro

Encuesta

Juegos

Rompecabezas

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

Conozca su
horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre su signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

comunidad en línea
Foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Piénselo dos veces

Tenga cuidado con lo que publica

La información personal publicada en internet puede jugarle una mala pasada.

Janet Dudley-Eshbach, presidente de la Universidad de Salisbury, en Maryland, regresó de unas vacaciones con su familia en México y, como muchas otras personas que tienen una cuenta de Facebook, publicó las fotografías del viaje en el sitio.

Una de las fotografías la mostraba apuntando con un palo a un hombre de origen hispano que abrazaba a su hija, quien es adulta. En la leyenda se leía: “Tuve que golpear a algunos mexicanos porque no paraban de flirtear con mi hija”. Otra foto hacía referencia a lo "bien dotado" que estaba un tapir. Una estación de televisión local publicó las fotografías, para vergüenza de la docente latinoamericana. Aunque las fotos no se consideraban de mal gusto, las leyendas ofendieron a algunas personas, incluidos algunos estudiantes de Salisbury.

Janet Dudley-Eshbach retiró las fotos y canceló su perfil de Facebook el mismo día en que se hizo pública la noticia, y explicó en un comunicado  que los pies de foto solo pretendían ser graciosos. “Muchos de nosotros recién estamos aprendiendo los aspectos positivos y negativos de las redes sociales públicas”, agregó.

La autopista de la información es demasiado amplia

Tal vez los usuarios necesiten una advertencia sobre sus derechos en la web antes de compartir sus reflexiones en internet: “Tenga cuidado con lo que publica. Todo lo que publique en internet puede ser usado en su contra”. Mucho se ha dicho sobre el robo de identidades en línea; sin embargo, personas de todas las clases sociales han perdido su carrera, reputación, matrimonios y, en algunos casos, incluso su libertad por participar en lo que consideraban tan solo una broma inofensiva o, como Janet Dudley-Eshbach, simplemente por compartir sus experiencias con parientes y amigos.

Nuestros pensamientos, acontecimientos recientes, información personal, fotografías e incluso nuestros trapos sucios ahora relucen libremente en internet. Para tener una idea del tamaño de esta carga digital, veamos los números. Según una encuesta realizada hace poco por la empresa de investigaciones de mercado Nielsen Online, de aproximadamente 1.600 millones de usuarios de internet que hay en el mundo, más del 67% visita sitios de redes sociales. Facebook, MySpace y Twitter son las más conocidas, pero existen cientos de sitios centrados en los intereses de los usuarios, tales como la búsqueda de compañeros de escuela, la fotografía, los juegos y otros pasatiempos.

Facebook se jacta de contar con más de 250 millones de participantes activos. A comienzos de 2009, la cantidad de hombres y mujeres de más de 55 años que se inscribieron en redes sociales experimentó un gran crecimiento en tan solo seis meses, un 175,3% y un 137,8%, respectivamente. Y es este grupo de edad el que probablemente tenga más que perder, teniendo en cuenta que ha dedicado mayor cantidad de años a establecer su reputación, activos financieros, estatus profesional y relaciones personales.

Fácil acceso

Como consecuencia no deseada del crecimiento explosivo de los sitios de redes sociales y comunidades en línea, personas totalmente desconocidas pueden indagar en sus ideas “privadas”, a menudo sin su conocimiento ni consentimiento. Aunque en muchos sitios es posible bloquear a algunos visitantes mediante la configuración de seguridad o interactuar utilizando un sobrenombre, los usuarios siguen siendo vulnerables a las personas que recaban información en internet, desde la policía hasta el crimen organizado o "hackers" malintencionados.

"Algunas personas no son concientes de lo increíblemente fácil que es obtener y difundir información en el ciberespacio”, afirma Steve Santorelli, ex detective de la unidad de delitos informáticos de Scotland Yard y actual director de Team Cymru, una asociación de investigadores sin fines de lucro con sede en Chicago dedicada a investigar a algunos de los grupos más conocidos que cometen delitos en internet.


“Incluso los sitios web cifrados no son totalmente seguros”, advierte y destaca que con la proliferación de spyware (programas espías que roban su información), programas de registro de teclado, malware (programas maliciosos que dañan su computadora) y software descifradores de contraseñas, nadie debe confiar en la privacidad de internet.

En internet, los delincuentes pueden crear una nueva identidad para acceder a su perfil de redes sociales, agrega Santorelli. “Cuando agrega a una persona como amigo, ¿qué certeza tiene de que esa persona es quien dice ser? ¿Qué impide que alguien se registre en Facebook o en otras redes sociales y cree una cuenta haciéndose pasar por otra persona?” [Vea también: “Scam Alert: False Friends on Facebook” (Alerta de fraude: falsos amigos en Facebook)].

A Caroline Fredrickson, ex directora de la oficina legislativa de Washington de la Unión Americana de Libertades Civiles, entidad que ejerce presión en el Congreso en relación con un sinnúmero de temas vinculados con la privacidad, le preocupa la forma en que los usuarios difunden de buena gana tanta información personal en el ciberespacio. El surgimiento de un conflicto entre nuestras identidades en internet y nuestras identidades reales es solo una cuestión de tiempo.

“Vivimos en un mundo muy diferente hoy en día”, señala ella. “Tal vez nunca podamos recuperar nuestra autonomía y privacidad”.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Recursos de seguridad
en línea

Recursos gratuitos

Resguarde su información personal en línea. Ir

 

Internet seguro

Tome precauciones antes de usar internet. Ir

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.