Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

Salud mental

7 aspectos de la depresión que deberías saber

Conoce las características de la depresión en adultos mayores de 65 años —y la terapia sí funciona.

In English l Considera lo siguiente: más de 6.5 millones de adultos mayores de 65 años luchan contra la depresión, pero menos de un 10% recibe tratamiento.

Si también se toma en cuenta que la tasa de suicidio entre dichos adultos es hasta siete veces más alta que en otros grupos de edades, es fácil comprender por qué cualquier tipo de alivio —sea a través de los medicamentos antidepresivos o la psicoterapia— podría salvar vidas.

Mira también: 10 alimentos que combaten la depresión.

Los síntomas de la depresión en adultos mayores incluyen la irritabilidad, el cansancio, la pérdida de apetito y la falta de concentración. — Foto: Getty Images

Pero existe un problema. Los médicos con frecuencia no perciben los síntomas de la depresión en las personas mayores de 65 años porque sus síntomas son distintos a los de los pacientes más jóvenes. En vez de sentirse tristes o melancólicas, las personas mayores tienden a sentirse irritables o cansadas, no duermen bien, pierden el apetito y no logran concentrarse, según nuevas investigaciones publicadas en la revista Journal of Applied Gerontology.

De hecho, la doctora Helen C. Kales, profesora de psiquiatría e investigadora del Veterans Affairs Ann Arbor Healthcare System, afirma que según investigaciones hasta un 40% de pacientes de mayor edad con depresión —unas 2.6 millones de personas— podrían presentar dichos síntomas. Con razón es tan difícil diagnosticar la depresión en los adultos mayores.

Pero esto no implica un mandato de inacción. Podemos dar pasos para ayudar a ambos, aquellos que padecen de depresión y sus amistades y familiares —si sabemos de qué estar pendiente—. Se deben tener en cuenta los siguientes siete datos importantes sobre esta enfermedad cada vez más común:

1. Es posible obtener un diagnóstico gratuito

Las pruebas para detectar la depresión son uno de los servicios gratuitos incluidos en la visita inicial de bienvenido a Medicare provista por la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, y los expertos en salud mental afirman que dichas pruebas están ayudando a tratar a más pacientes de mayor edad. Según investigaciones, en el año 2000 se diagnosticaron y sometieron a tratamiento menos de un 25% de pacientes mayores de 65 años con depresión probable, pero en el 2007 casi un 52% de dichos pacientes se diagnosticaron y sometieron a tratamiento.

Este aumento, dice el doctor William Bobo, psiquiatra del Mayo Clinic, refleja la creciente conciencia de que la depresión grave en las personas mayores es una enfermedad común pero tratable. Los recursos para detectar la depresión en los consultorios de los médicos "pueden darles a las personas una manera de recibir el tratamiento que necesitan para poder dejar de sufrir".

2. Los medicamentos antidepresivos no siempre son los indicados

El uso de los medicamentos antidepresivos ha aumentado muchísimo —según el National Center for Education Statistics (NCES, Centro Nacional de Estadísticas Educativas), su uso aumentó un 400% entre 1998 y 2008— pero no significa que combatirán la depresión.

Aunque las medicinas pueden ser eficaces, "la creencia de que los medicamentos resuelven el problema es demasiado simple. No es muy probable que los pacientes deprimidos que toman medicamentos sin hacer más nada logren una recuperación completa y duradera", dice el psicólogo y doctor Stephen Ilardi, profesor adjunto de psicología clínica en la University of Kansas y autor de The Depression Cure.

Otro dato deprimente sobre los medicamentos antidepresivos es que según investigaciones, con frecuencia no funcionan mejor que los placebos. Y el desarrollo de nuevos fármacos no ha avanzado mucho. En el 2010, GlaxoSmithKline, una importante compañía farmacéutica que fabrica antidepresivos tal como Paxil, dejó de investigar nuevos medicamentos para tratar la depresión.

Lo que complica las cosas es que los adultos de mayor edad tienen un mayor riesgo de sufrir efectos secundarios al tomar medicamentos antidepresivos, tales como una mayor probabilidad de caerse y pérdida de densidad ósea, además de las interacciones con otros medicamentos que se estén tomando.

Y Bobo menciona otra razón por la cual se complica con la edad encontrar el medicamento adecuado: la capacidad de una persona para metabolizar un fármaco cambia a medida que envejece, y se vuelve más propensa a sufrir efectos secundarios.

Los diversos resultados obtenidos con los medicamentos antidepresivos han llevado a los investigadores a explorar otros tratamientos para la depresión, incluso los pulsos electromagnéticos para estimular el cerebro.

Según un estudio publicado en el 2013 en la revista British Journal of Psychiatry, el tratamiento más sencillo, saludable y eficaz para la depresión en adultos de mayor edad probablemente sea el ejercicio. Hacer una caminata a paso ligero, pasar un rato en el campo de práctica de golf o inscribirse en clases de baile puede naturalmente mejorar el estado de ánimo.

Siguiente: Cómo reconocer los síntomas físicos de la depresión. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

entienda su
diagnóstico