Conoce más

Cerrar
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis


Herramienta para ahorrar en medicamentos recetados.

Herramienta

Para ahorrar en medicamentos recetados

Best Western

Best Western

Ahorros exclusivos para los socios

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Democracia

El secreto de la libertad

Reflexión sobre el importantísimo y a veces preterido concepto de la libertad.

El 4 de Julio en Washington, D.C.

Los festejos del 4 de julio celebran el concepto de libertad.
— Foto: Hisham Ibrahim/Corbis

La noche del 4 de julio me senté en mi terraza de South Beach a contemplar el hermoso espectáculo de fuegos artificiales de la gran celebración de la independencia de Estados Unidos. La ocasión me movió a pensar en el importantísimo y a veces preterido concepto de la libertad.

Vea también: El beneficio de ser ciudado estadounidense.

Mi mente se remontó más de 25 años atrás a una fascinante conversación que tuve entonces con Natan Sharansky, quien junto con el otro gigante defensor de los derechos humanos, el físico nuclear y Premio Nobel Andrei Sajarov, había sido la figura más representativa y acaso más famosa de la disidencia en la ahora desaparecida Unión Soviética. En aquella época yo era miembro de la Junta Editorial del diario Miami Herald y Sharansky había venido a visitar el periódico en ocasión de su visita a esta ciudad después de haberse reunido en Washington con el Presidente Reagan.

Nuestra conexión fue inmediata en un aparte que hicimos. Salvando la distancia, nuestras historias personales tenían cierto grado de afinidad. Claro, la suya era mucho más trágica que la mía. Mi disidencia de lo que estaba ocurriendo en mi país, Cuba, apenas me había costado cuatro años de trabajo forzado y una condena al más absoluto ostracismo durante 13 años en los que se me negó el derecho a emigrar.

En cambio, la disidencia de Sharansky le había costado muchísimo más. Lo arrestaron en 1977 bajo la falsa acusación de espiar para Estados Unidos. Después de un interrogatorio que duró 16 meses, fue condenado a 13 años de prisión en Siberia, de los cuales cumplió nueve de trabajo forzado, muchos de ellos en huelga de hambre y virtualmente congelado en una celda de incomunicado. Nunca pudieron silenciarlo, sin embargo. Desde su cautiverio continuó denunciando y desafiando el régimen de represión que existía en su país y se convirtió en portavoz y el más importante miembro del movimiento de refuseniks, como se llamaron entonces los judíos a quienes se les negaba el derecho a emigrar.

Una madrugada en 1987, sin comunicarle lo que estaba ocurriendo, sus carceleros lo despertaron, lo metieron a la fuerza en un automóvil acompañado de varios hombres vestidos de civil, y después de varios cambios de vehículos y aviones, lo obligaron a cambiarse de ropa y ponerse un traje que le quedaba enorme. Luego lo llevaron al puente Glienicke, que servía de frontera entre Berlín Oriental y Berlín Occidental, y allí lo intercambiaron por espías soviéticos que habían sido capturados en Occidente.

“Natan, ¿descríbeme lo que sentiste cuando cruzaste ese puente y te sentiste completamente libre después de todos esos años?”, le pregunté cuando intercambiamos nuestras respectivas historias.

Mi pregunta era mucho más que una curiosidad. Mi transición hacia la libertad había tenido lugar varios años antes a 30.000 pies de altura sobre el Océano Atlántico en un vuelo comercial de Iberia entre La Habana y Madrid. Y a pesar de una larga carrera en que mi herramienta más útil y esencial ha sido la palabra, nunca he podido reunir las que pudieran describir acertadamente lo que sentí en aquel momento. Mi pregunta a Natan tenía, por tanto, el propósito específico de obtener una respuesta que me pudiera servir de guía para yo también poder describir esa inefable sensación en que el corazón parece querer salírsete del pecho.

Natan me miró a los ojos detenidamente y al cabo de varios segundos que me parecieron eternos su rostro se abrió en esa hermosa sonrisa que es casi una risa y que nunca le abandonó ni siquiera en sus peores momentos en el Gulag.

Esa fue su única respuesta. Y ha sido el pronunciamiento más elocuente que he escuchado sobre este tema.

Después de que terminaron los fuegos artificiales, abandoné mi terraza y entré a mi estudio. Busqué en mi biblioteca el libro de memorias de Sharansky (titulado “Fear No Evil”). Allí, en la foto del autor, estaba otra vez su característica sonrisa, que se me antojó se burlaba un poco de mí por haber osado hacer una pregunta que era humanamente imposible de responder. Me asomé a la página del título y allí estaba su amable dedicatoria: “Para el refusenik cubano, con los mejores deseos del refusenik soviético. ¡Sigamos combatiendo al maligno!, (firmado) Natan”.

Volví a sentir que compartíamos un íntimo secreto, Natan y yo. Un secreto imposible de comunicar.

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea muestra »

 

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP