Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Ahorro

Acceda a cupones de comestibles gratis

Guia de la ley de salud

Mi Ley de Salud

Cómo la ley funciona para su familia

Grandmother and granddaughter blow out candles on a birthday cake

Toys "R" Us

Ahorros en tiendas de lunes a jueves

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Seguro Social y Medicaid

Beneficios para matrimonios homosexuales

Fallo dice que tienen derecho a los mismos beneficios que parejas heterosexuales.

Matrimonio homesexual

— Kimberly White/Corbis

In English | ¿Podrán todas las parejas acceder a la misma red de protección?

Cuando en el 2008 Herb Burtis, de 80 años, perdió a su cónyuge por la enfermedad de Parkinson luego de 60 años de matrimonio, experimentó la misma profunda aflicción que sentiría cualquier persona en su misma situación. “Estaba destruido”, recuerda.

Pero Burtis pronto descubrió que no contaría con la misma red de protección que otros viudos. Burtis conoció a su marido, John Ferris, en la universidad en 1948. Se casaron en el 2004, año en que los matrimonios del mismo sexo se legalizaron en Massachussets. Sin embargo, a diferencia de lo que sucede en su estado, el gobierno federal no reconoce su matrimonio.

De hecho, la Defense of Marriage Act (DOMA, Ley de Defensa del Matrimonio), que el Congreso aprobó en 1996, define al matrimonio exclusivamente como “la unión legal de un hombre y una mujer como cónyuges”. El resultado: Burtis y otras personas que formaron matrimonios con personas del mismo sexo no pueden acceder a los sistemas de protección que el gobierno federal otorga a las parejas heterosexuales, incluidos los beneficios del Seguro Social para cónyuges sobrevivientes, que, en el caso de Burtis, ascenderían a aproximadamente $700 mensuales.

Pero esta situación puede cambiar pronto. Hace algunos días —en un caso que sienta precedente— el juez federal de primera instancia Joseph L. Tauro declaró la inconstitucionalidad de la ley DOMA. De acuerdo con la sentencia judicial, las parejas conformadas por personas del mismo sexo tienen derecho a recibir los mismos beneficios y protecciones que cualquier otra pareja casada.

“Es tan solo una cuestión de justicia”, afirma Burtis, uno de los demandantes en el caso. “Hice aportes al Seguro Social, y John también. Merecemos recibir los mismos beneficios que cualquier otra pareja casada”.

En el polémico debate sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo que tiene lugar en todo el país, la justicia y la igualdad se han convertido en el nuevo grito de batalla. “Las leyes federales que rigen el matrimonio afectan todos los aspectos imaginables de la vida, desde el matrimonio hasta la muerte”, señala Mary Bonauto, abogada de la organización Gay & Lesbian Advocates & Defenders (Abogados y Defensores de Gays y Lesbianas), que presentó la solicitud de impugnación de la ley DOMA en Massachusetts. “La ley DOMA otorga estas protecciones únicamente a las parejas heterosexuales y de este modo crea un sistema de matrimonios de primera y segunda clase. Los matrimonios heterosexuales reciben todas las protecciones federales, y las parejas homosexuales ninguna. Eso está mal”.

Desamparo

El tema reviste especial importancia para las parejas homosexuales de mayor edad. Muchos de los beneficios que la ley DOMA les deniega tienen por finalidad proteger a los adultos mayores de la inseguridad económica que enfrentan en caso de enfermedad grave o muerte de un cónyuge.

Luego de que el presidente Bill Clinton promulgó la ley DOMA en 1996, la U.S. General Accounting Office (Oficina del Contralor General de Estados Unidos) identificó un total de 1.049 leyes relativas al matrimonio. En un sondeo actualizado llevado a cabo en el 2004, este número ascendió a 1.138.

A comienzos de este año, una organización denominada Services and Advocacy for Gay, Lesbian, Bisexual & Transgender Elders (SAGE, Servicios y Defensoría para Personas Mayores Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales) publicó el informe "Improving the Lives of GLBT Older Adults" (Cómo mejorar el estilo de vida de los adultos mayores GLBT), que describe a grandes rasgos las protecciones conferidas por algunas de estas leyes y que la ley DOMA deniega a las parejas homosexuales.

Beneficios conyugales del Seguro Social. Si en un matrimonio heterosexual sólo uno de los cónyuges trabaja, el cónyuge que no trabaja recibe aproximadamente el 50% de los beneficios que le corresponden al cónyuge que tiene un empleo. Este principio, denominado “beneficio conyugal”, tiene por fin proteger a los cónyuges que permanecen en sus hogares para criar y educar a su familia. Estos beneficios se les deniegan a las parejas del mismo sexo, tengan o no niños. Si en un matrimonio del mismo sexo uno de los cónyuges no trabaja, no recibe ningún beneficio.

Beneficios del Seguro Social para cónyuges sobrevivientes. Si en un matrimonio heterosexual el cónyuge que trabaja muere, sus beneficios del Seguro Social le corresponden en su totalidad al cónyuge que no trabaja. Si un cónyuge superviviente tiene beneficios del Seguro Social inferiores, automáticamente pasa a recibir los beneficios superiores del cónyuge difunto. Incluso los ex cónyuges pueden acceder a este beneficio, siempre que sean un hombre y una mujer. Pero no en el caso de un matrimonio entre personas del mismo sexo, como en el caso de Herb Burtis.

Según un informe de SAGE, la ausencia de beneficios para el cónyuge sobreviviente puede resultar especialmente perjudicial, al denegar al cónyuge sobreviviente una suma de hasta $28.152 por año. En general, el informe permitió comprobar que las parejas de un mismo sexo reciben hasta un 31,5% menos en beneficios del Seguro Social que las parejas heterosexuales en igualdad de condiciones.

Beneficios de salud a largo plazo de Medicaid. Si un cónyuge adquiere una enfermedad de gravedad, o queda incapacitado y requiere un tratamiento a largo plazo, las normas de Medicaid están especialmente diseñadas para evitar que el cónyuge sano vea comprometida su situación económica como consecuencia de los altos costos de la atención médica. Estas protecciones son inexistentes en el caso de parejas del mismo sexo. En un matrimonio heterosexual, por ejemplo, si un cónyuge debe ingresar en un hogar para el cuidado de personas mayores discapacitadas, el otro cónyuge puede conservar el hogar conyugal, los bienes de la casa y un automóvil. En el caso de un matrimonio homosexual, el cónyuge corre el riesgo de perder todo a menos que sea el propietario legal de los bienes.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

El tío Sam
a tu servicio

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.