seguridad para
conductores

Apúntese a un curso en línea; sea voluntario y ayúdenos a promover un curso; busque un curso presencial para usted. Ir

comunidad en línea
foros

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Recursos para prestadores de cuidado

Cuando los hermanos discrepan

5 consejos simples para unir a la familia en la enfermedad o en momentos difíciles de decisión.

In English | Si su relación con sus hermanos se parece a las de la mayoría de las familias, sin duda a lo largo de los años alguna vez habrán estado en desacuerdo. Por eso no debe sorprenderle si tienen ideas distintas sobre la mejor manera de ayudar a sus padres a medida que avanzan en edad.

Vea también: Calculadora de Reducción de Gastos.

Según un estudio llevado a cabo por AARP y la National Alliance for Caregiving (NAC, alianza nacional para el cuidado asistencial), 7 de cada 10 cuidadores afirman que otros familiares ayudan de vez en cuando. Pero solo 1 de cada 10 informa que la responsabilidad se comparte igualmente o sin conflictos. ¿Qué está pasando?

Según los expertos, a la hora de tomar decisiones importantes sobre el cuidado de sus padres, los hermanos con frecuencia suelen asumir los mismos roles de cuando eran niños. Es entonces cuando los viejos resentimientos y antiguas rivalidades provocan discusiones acaloradas o peleas.

Aun así, la experiencia de cuidar a un ser querido mayor puede verdaderamente llevar a hermanos y hermanas en discordia a la cercanía emocional que los eludiera todos esos años. A continuación le decimos cómo:

1. Organice una reunión familiar antes de que ocurra una crisis. Si la salud de sus padres se deteriora rápidamente, usted estará lidiando con asuntos difíciles; no es aconsejable hacer esto bajo presión. Esté atento a las señales de deterioro: cuentas sin pagar; citas sin cumplir; un hogar sucio o abarrotado de cosas que antes era limpio y ordenado; una apariencia desaliñada cuando antes eran meticulosos en el vestir. Todos estos son indicios de alarma que señalan que es hora de reunirse. Si no es posible reunirse en persona, busque servicios gratuitos de teleconferencias en internet. Planifiquen reunirse o comunicarse a través de una teleconferencia por lo menos una vez por semana para que todos se mantengan al día con lo que está sucediendo y lo que se necesita.

2. Mantenga una mente abierta. Deje atrás las cargas emocionales y los encasillamientos de la niñez: usted puede ser el mayor, pero esto no significa que sabe más que su hermano menor que vive cerca de su mamá y ve diariamente exactamente cuán olvidadiza se ha vuelto. Si en cualquier momento la conversación se acalora, posponga la discusión por 30 minutos y vuelva a comenzar.

3. Delimite el rol de cada persona, pero sea flexible. Normalmente el que vive más cerca a los padres o el que tiene menos responsabilidades de trabajo y familia se encargará de asumir la mayor parte de las tareas. Pero hay muchas más que realizar además de asegurarse que un padre se alimente bien y llegue a tiempo a las citas médicas. ¿Quién va a pagar las cuentas? ¿Encargarse de hacer las compras y limpiar el baño? ¿Programar citas médicas, actividades sociales y otras visitas importantes? Investigue los recursos comunitarios, tal como el Eldercare Locator (Localizador de Cuidados para Adultos Mayores, en inglés), para ubicar grupos de apoyo locales.

4. Considere contratar a un mediador. El pago de los servicios de cuidado frecuentemente provoca tensión. Estas discusiones, avivadas por viejos resentimientos o una disparidad económical, se deben resolver ya que afectan tantas otras decisiones: dónde vivirá la persona, si es necesaria alguna atención médica y si puede enfrentar el gasto de tener una empleada doméstica.Necesitará revisar la información sobre Medicare, Medicaid y pólizas de seguro privadas para determinar cuáles servicios están cubiertos, y qué seguro los cubre. Si las conversaciones se convierten rápidamente en confrontaciones, un terapeuta, trabajador social, clérigo o abogado con experiencia en estos asuntos puede facilitar ideas y mantenerlos centrados en los objetivos. Considere designar a una persona —sea un médico de confianza o alguien que ejerza una profesión en el ámbito de la salud— como "estratega médico" que los ayude a usted y sus padres a comparar los beneficios y riesgos de los distintos tratamientos y opiniones médicas.

5. Demuestre su gratitud. Esté dispuesto a escuchar y bríndele apoyo al cuidador principal y a los demás; hable con ellos con regularidad para demostrar su apoyo y agradecimiento, tanto como para brindar cualquier ayuda que pueda. Visite a menudo para darle un respiro al cuidador principal, aunque no se lo haya pedido. ¿No le es posible hacerlo? Pague por los servicios para darle a la persona encargada el descanso que tanto necesita.

También le puede interesar: Dieta para tener un corazón sano.

video relacionado

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Cerdito en la carretera - AARP Driver Safety

Toma el nuevo curso de conducción AARP Smart Driver para refrescar tus conocimientos.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP

Advertisement

Recursos

¿Eres un abuelo que cría a su nieto?

Visita la página informativa de recursos por estado.

Guía para las familias

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos.