Skip to content
 

Cómo ayuda la espiritualidad en la labor del cuidado

10 estrategias y pensamientos para mantener un equilibrio emocional.

Cómo ayuda la espiritualidad en la labor del cuidado

Getty Images

La labor de cuidar de otra persona requiere tanto de nosotros que cuando lo hacemos, no solamente usamos nuestra fuerza física, sino también nuestra fuerza espiritual. Para alimentar esa parte intangible de nuestro ser, no es necesario profesar una religión o un credo, lo importante es aprender a reconocer lo que siente nuestro corazón. Es decir, “sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos” (El Principito, Antoine de Saint-Exupéry).

Es importante mantener una vida espiritual activa que te permita renovar fuerzas para que llenes tu corazón de generosidad, tolerancia y amor por la persona a quien cuidas. Para despertar o mantener esa conciencia divina o voz interior, te presento algunas estrategias y pensamientos claves.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

1.     “Quien vive en armonía consigo mismo vive en armonía con el universo” (Marco Aurelio). Para lograr este estado de armonía es importante perdonar agravios del pasado, dejar ir el dolor y la rabia y enfrentar cada día con una actitud de aceptación y perdón, especialmente hacia a nosotros mismos.

2.     “Aunque haya religiones diferentes, debido a diferentes culturas, lo importante es que todas coincidan en su objetivo principal: ser buena persona y ayudar a los demás” (Dalai Lama). Pregúntate cuál es el significado de poder cuidar de tu ser querido y qué papel juegas en su vida y en la de los que te rodean.

3.     “Si la espiritualidad fuera el sol, el amor serían sus rayos” (Claudio Naranjo). Toma tiempo para disfrutar del aroma de las flores, del sonido de la lluvia, del canto de los pájaros y cada cosa que te ofrece la naturaleza.

4.     “Gracias a la vida que me ha dado tanto” (Violeta Parra). Cuando practicamos la gratitud nos sintonizamos con la generosidad del universo y las cosas buenas que nos ha dado y nos sigue dando, y reconocemos la abundancia de dones que nos permiten cuidar de aquellos a quienes amamos.

5.     “El amor es duro, pero es nuestra esencia. Eso es lo que nos eleva por encima del resto de las criaturas” (Santa Rosa de Lima). Tus tareas de cuidado no son fáciles y tal vez encuentres dificultad al expresar tu frustración, resentimiento o cansancio. Habla de estos sentimientos con un amigo de confianza, un líder espiritual, o un consejero psicológico. Cuando hablas de ellos, evitas que se apoderen de tu ser espiritual.

6.     “Encontrémonos siempre con una sonrisa, porque la sonrisa es el comienzo del amor…lo que importa es cuánto amor ponemos en el trabajo que realizamos” (Santa Teresa de Calcuta). Lograr una expresión feliz y positiva a pesar de las difíciles tareas que llevas a cabo tendrá un efecto positivo en tu bienestar.

7.     “Bienaventurado el que sabe que compartir un dolor es dividirlo y compartir una alegría es multiplicarla” (Facundo Cabral). No olvides que al pedir y aceptar ayuda  permites a las personas que te rodean compartir tu experiencia, sentirse útiles y hacerse presentes.

8.     “El silencio es parte de la disciplina espiritual del seguidor de la verdad” (Mahatma Gandhi). Practicar la meditación y el silencio nos ayuda a observar y valorar nuestro entorno. “Necesitamos silencio para poder tocar almas” (Santa Teresa de Calcuta), especialmente la nuestra.  

9.     “La religión no es lo único que tiene espiritualidad, pero no nos damos cuenta de ello y creemos que lo espiritual existe solamente en las iglesias o sinagogas. No, lo espiritual existe en nosotros mismos y nosotros estamos hechos de espíritu” (Miguel Ruiz). Solo tú decides cómo alimentar a tu espíritu. Mientras algunas personas se dan tiempo para orar cada día, otras buscan su paz interior a través de la meditación, un diario, la lectura de escrituras sagradas, o la creación de un ritual que les dé tranquilidad. La espiritualidad te permite vivir aquí y ahora alimentado de confianza.

10.     “No creas lo que tus ojos te dicen. Solo muestran limitaciones. Mira con tu entendimiento, descubre lo que ya sabes, y hallarás la manera de volar” (Juan Salvador Gaviota, Richard Bach). La espiritualidad es una forma de libertad consciente que trae luz a tu interior y trasciende todo, incluso las dificultades a las que te enfrentas a diario.

Si no eres una persona religiosa, tal vez estés de acuerdo conmigo en que eres un ser de la naturaleza, parte del universo que compartimos, y dotada de entendimiento y libre albedrío. Quizá el papel que debes cumplir en este momento sea el de cuidar de un ser querido en medio de desafíos y dificultades; para ello, debes encontrar equilibrio en tu interior. Deseo para ti una paz infinita que alimente tu alma y te permita continuar con esa labor de amor.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto