Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones disponsible ¡gratis!

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Encuesta exclusiva

La prudencia y las preocupaciones

Les preguntamos a nuestros lectores de qué manera han ayudado a sus hijos adultos con dinero o cómo se han visto arrastrados por sus problemas.

Ser Padres, Relaciones con sus ninos

— Getty Images/Panoramic Images

Y esto fue lo que nos dijeron...

In English | No soy un árbol de dinero

“Mis padres fueron criados durante la Depresión, así que no teníamos mucho y aprendí el valor del dinero. Les he inculcado a mis hijos el hecho de que hay que trabajar para ganarse el dinero propio. (Les cuento las anécdotas de mi lucha para ganar mi dinero, y cómo trabajé doble turno para llegar a tener mi primera casa).

Las cosas no han sido sencillas para ellos, con un divorcio y tener que mudarse a otro estado, pero están aprendiendo. Sé que suena duro, pero no soy un árbol de dinero. Para mí es mejor ahorrar mi propio dinero, así no tendré que depender de ellos en el futuro”.

Consumida
“Durante los últimos cinco años, he ayudado de vez en cuando financieramente a mi único hijo. Ahora quiero dejar de hacerlo, pero no tiene adónde ir y perderá todo. Para mí es un discapacitado: su autoestima es tan baja que no está viviendo como debería, y está muy deprimido. Mi hermana dice que es mejor ayudarlo ahora que tener que sacarlo del basurero. El tema me tiene tan estresada, que no puedo ni comer”.

Cómo aliviar una carga
“Nuestro hijo atravesó un divorcio muy doloroso y costoso. Ellos habían acumulado una gran deuda con la tarjeta de crédito, además de préstamos escolares, préstamos para automóviles y una nueva casa.

Para ayudar a nuestro hijo con la mitad de lo que le correspondía pagar de la deuda de la tarjeta de crédito, tomamos una segunda hipoteca sobre nuestro hogar. Todos los meses nos paga, por el préstamo, un monto considerablemente menor que el que él debía pagar mensualmente por las tarjetas de crédito”.

“En el periodo de reembolso impositivo, le damos el dinero que recibimos sobre los intereses de la segunda hipoteca. Esta hipoteca tiene nuestra casa inmovilizada, pero no planeamos mudarnos. De esta manera, la deuda se cancelará en un tiempo predeterminado y no parecerá que dure para siempre”.

Herencia agotada
“En 1997, mi madre me dejó $80.000. Básicamente, lo gasté todo en enviar a mis dos hijos a la universidad y, después, en ayudarlos. Ahora, sólo me faltan nueve años para jubilarme. Me reprocho haber caído presa de la culpa que sentía y que me hizo gastar el dinero en ellos. (Mis padres me enviaron a la universidad, así que quería hacer lo mismo por ellos, a pesar de que soy madre soltera.) Fue una mala decisión. Ahora estoy muy preocupada por mi propia situación”.

La rivalidad ayuda
“Mis dos hijos tuvieron ‘emergencias’, cada una de las cuales rondó los $2.000. Les dije que no tenía dinero para ayudarlos, pero que sí tenía una tarjeta de crédito totalmente vacía que podían utilizar y, luego, realizar los pagos por internet”.

“Temí que no cumplieran, pero como cada uno de ellos podía ver los pagos que hacía el otro y los cargos, competían para ver quién cancelaba sus saldos más rápido. Ellos saben que mi informe crediticio ostenta un ‘sin pagos fuera de término’ junto a cada antiguo acreedor, y que yo insisto en mantenerlo de ese modo”.

Una delgada línea
“Mencione cualquier cosa que un padre podría llegar a hacer para ayudar a sus hijos a enfrentar una crisis financiera, y es probable que yo lo haya hecho. Mis seis hijos tienen entre 27 y 44 años, y a través de los años he sido cofirmante en compras de autos, he pagado seguros de autos y, ocasionalmente, he ayudado a pagar alquileres. Hace poco compré la casa de uno de mis hijos, que estaba por ser ejecutada, y que ahora ¡está a mi nombre! Sí, admito que con mi actitud le facilité las cosas, pero lo hice por sus cuatro hijos”.

“Quisiera agregar que no pude enviar a ninguno de mis hijos a la universidad. Ellos comenzaron a trabajar a tiempo parcial cuando cumplieron 16 años. Si no hubiera puesto el 10% de mis ingresos en un plan 401(k) y no hubiera sido bastante austero en mis propios gastos, jamás hubiera tenido los fondos necesarios para ayudarlos. Sólo un par de mis hijos han seguido mi ejemplo en lo que concierne al dinero. Ellos casi nunca me piden ayuda”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.