Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Guia de la ley de salud

Mi Ley de Salud

Cómo la ley funciona para tu familia

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en tus compras 

becas para
hispanos

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Preguntas y Respuestas del Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Consejos financieros

Estrés financiero en la familia

Pautas que pueden ayudarlo a aquietar las aguas en tiempos difíciles.

In English | En épocas de estrés financiero los valores se ponen a prueba, y los actuales boomers están en la línea de fuego. Es difícil encontrar una familia estadounidense que no haya sido tocada por la Gran Recesión, ya sea por recortes en los salarios, desempleo, la pérdida del seguro de salud, una ejecución hipotecaria o una disminución de los ahorros para la jubilación.

Súmele a esto las presiones normales que esperan a las personas que están entre los 50 y 60 años: el divorcio de un hijo o padres ancianos que necesitan atención.

“El hogar es el lugar donde, cuando llegamos, tienen que recibirnos”, escribió el poeta Robert Frost. Pero ¿es esto cierto? ¿Y cómo se decide?

Las familias que funcionan bien responden a estos desafíos con amor, consejos y apoyo emocional. Pero el asunto se dificulta cuando lo que se necesita es dinero. En qué medida ayude usted a su familia financieramente dependerá no sólo de sus ingresos y ahorros, sino también de sus relaciones familiares y  cuáles usted siente que son sus obligaciones.

La familia multigeneracional está retornando a escena. El Pew Research Center informa que, en el 2008, el 16% de la población (49 millones de personas) vivía en hogares de dos generaciones adultas, o con sus nietos. En 1980, solo el 12% lo hacía (28 millones de personas).

La recesión está acelerando está tendencia. Los adultos mayores que pierden sus empleos o se quedan cortos de ahorros tal vez no tengan otra opción que no sea la de mudarse con sus hijos. Esto incluye a viudas cuyos maridos no les dejaron suficiente dinero para vivir, y a personas mayores delicadas de salud que no pueden costear un servicio de cuidado independiente en sus propios hogares.

Los boomers tienden a pensar que la ayuda se mueve en un solo sentido: desde ellos hacia sus padres o hijos adultos.

Sin embargo, según estudios realizados por Berit Ingersoll-Dayton, profesora de trabajo social en University of Michigan y por sus colegas, la ayuda familiar también se mueve en el otro sentido.

Los abuelos pueden cuidar a los niños, hacer tareas del hogar, cocinar o llevar a la familia a comer afuera; actividades que ayudan a sus hijos a reducir los gastos. Podrían contribuir con el fondo universitario de un nieto, hacer regalos en efectivo en fiestas especiales, o pagar una renta si se mudan con sus hijos.

Al mismo tiempo, la recesión también está persiguiendo a los adultos jóvenes que han regresado a casa de mamá y papá, especialmente hombres de entre 25 y 34 años. En una encuesta de Pew Research, el 13% de los padres con hijos adultos sostuvo que la recesión había obligado a su hijo a regresar al hogar paterno en 2009, después de haber vivido en forma independiente.

Una encuesta  realizada por la firma Charles Schwab, halló que el 41% de los padres brindan algún nivel de apoyo financiero a sus hijos de entre 23 a 28 años.

Aquí es donde entran en escena los valores familiares. En lo que respecta a ayudar a hijos adultos, tal vez padres e hijos  no piensen del mismo modo.

Un estudio titulado "Ayudando a los hijos", dirigido por Frances Goldscheider, actualmente con el Maryland Population Research Center, analizó lo que los hijos y las madres creen que son sus obligaciones financieras bajo diversos escenarios.

A usted no le sorprenderá saber que, en general, los adultos jóvenes esperaron recibir ayuda más frecuentemente que lo que sus madres esperaron brindársela.

Las dos generaciones están de acuerdo en brindar apoyo para la educación, y que los hijos deberían pagar una renta si viven con ellos. Sin embargo, difieren en cuánta ayuda se les debe a los hijos que se casan o que no están estudiando.

Según el estudio, entre un cuarto y la mitad de los hijos pensaban que debía recibir alguna ayuda financiera al comenzar su nueva vida, independientemente de sus circunstancias.

Si se casaban, un poco menos de la mitad de los hijos esperaban dinero para los gastos básicos; casi una tercera parte de las hijas también pensaba así. No debe sorprender que menos de una sexta parte de las mamás estuviera de acuerdo.

¿A quiénes les dan dinero los padres con mayor agrado? Según un estudio conducido por Karen Fingerman, profesora de estudios familiares en Purdue University, los padres están más de acuerdo a hacerlo con los adultos más jóvenes, tales como los recién egresados, o a los hijos que están pasando alguna necesidad, como, por ejemplo, aquellos que tienen problemas financieros o de salud.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s