Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Guía de AARP para el Parque Nacional de las Montañas Rocosas

Una joya en Colorado que deslumbra con su riqueza de fauna y flora.

Hallet Peak en el Parque Nacional Rocky Mountain

Matt Dirksen/Getty Images

In English | El Parque Nacional de las Montañas Rocosas cuenta con una belleza inagotable, que sobrepasa los estándares de Colorado. Dentro de los 265,769 acres del parque, se encuentran 150 lagos, 450 millas de arroyos, alrededor de 160 senderos y más de 100 cimas con una altura superior a 11,000 pies. La tundra alpina, las cascadas torrenciales y los bosques de pinos ponderosa crean un telón de fondo majestuoso para vivir aventuras durante todo el año. El parque, uno de los principales destinos para observar fauna en el país, alberga borregos cimarrones, osos negros, gatos monteses, coyotes, águilas, ciervos canadienses, halcones, alces y ciervos mulos.

Además, para ser un lugar tan silvestre, el Parque Nacional de las Montañas Rocosas es realmente accesible, a tan solo 67 millas por carretera al noroeste de Denver. En el 2019, el parque recibió a más de 4.7 millones de visitantes, y esto lo convirtió en el tercer parque nacional más visitado del país. Pero no te preocupes por las multitudes. Con la planificación adecuada, podrás encontrar rincones solitarios.

Establecido en 1915, el parque es famoso por estar ubicado encima de la divisoria Continental. Sus elevaciones y hábitats ofrecen una amplia gama de oportunidades para visitantes de todos los niveles de habilidad, desde caminatas fáciles en la naturaleza alrededor de lagos cristalinos de montaña, hasta escaladas desafiantes hasta la cima de uno de los legendarios "Fourteeners" (un grupo de picos de más de 14,000 pies en Colorado), Longs Peak, de 14,259 pies de altura. La actividad más popular es indudablemente el senderismo, pero los visitantes de todas las edades y niveles de aptitud física también acuden para hacer ciclismo, pescar con mosca y escalar rocas, y en invierno pueden practicar el esquí nórdico, caminar con raquetas de nieve y deslizarse en trineo. Los programas gratuitos dirigidos por guardabosques se enfocan en la astronomía, la conservación y la historia.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Aunque casi un tercio del parque está por encima de la línea de árboles, o a una elevación superior a 11,400 pies, no es necesario que hagas senderismo para disfrutar las mejores vistas. Puedes acceder a estas vistas a caballo o en automóvil. Muchas personas tienen la meta de recorrer Trail Ridge Road una vez en la vida. Este sendero, conocido como una "maravilla escénica del mundo", atraviesa 48 millas entre Estes Park, en el extremo este del parque, y Grand Lake, en el lado oeste, e incluye varias vistas que no se pueden dejar de ver.

El ingreso al parque en tiempos de la COVID-19

El parque utiliza un sistema de reserva de entradas con horario específico, vigente hasta el 11 de octubre del 2021. Para ingresar al parque, será necesario tener la entrada reservada, así como contar con pase o pagar la cuota de ingreso. Si bien aún están suspendidos los programas dirigidos por guardaparques, estos atienden al público en el centro de visitantes Beaver Meadows, en el centro de visitantes Kawuneeche y en la oficina Wilderness. Ten en cuenta que el público asistente, sin importar si se encuentra vacunado o no, debe llevar mascarilla dentro de los edificios del parque nacional y en cualquier medio de transporte público. Visita el sitio web del parque para obtener la información más reciente (en inglés).

Planifica tu viaje a las Montañas Rocosas

 

Ubicación: centro-norte de Colorado

Superficie: 265,769

Millas de senderos: más de 355 millas a lo largo de alrededor de 160 senderos

Atracción principal: Longs Peak, uno de los más populares del grupo de picos "Fourteeners" de Colorado.

Costo de la entrada: $25 por un pase de un día por vehículo y un cargo de $2 por cada reserva. $20 por un pase anual para personas mayores (de 62 años o más).

Mejor forma de verlo: a pie o en automóvil por Trail Ridge Road, la carretera totalmente asfaltada más elevada de Estados Unidos.

Cuándo ir para evitar multitudes: invierno

Accesibilidad para personas discapacitadas: muy accesible

Puedes acceder al parque a través de cuatro entradas, tres en el lado este, cerca de Estes Park, y una en el lado oeste, cerca de Grand Lake. Algunos de los pueblos de montaña más interesantes de Colorado —entre ellos Boulder, Fort Collins y Lyons— están a menos de dos horas de distancia de las entradas en el lado este. Si llegas en avión y alquilas un automóvil, el Aeropuerto Internacional de Denver está a solo 90 minutos por la carretera de peaje E-470 al noroeste y luego la ruta 36. Si prefieres una ruta más escénica y no te importa conducir 20 minutos más, elige la ruta 7 en lugar de la 36.

Casi el 80% de los visitantes acceden al parque por el lado este. El 20% de visitantes que entran por la entrada oeste, Fall River, llegan a través de Grand Lake o Granby, y la mayoría atraviesan Trail Ridge Road (la ruta nacional 34). La carretera totalmente asfaltada más elevada del país se conoce apropiadamente como la "carretera al cielo", en el punto que cruza la divisoria Continental a 12,183 pies de altura. Esta carretera suele abrirse el fin de semana del Día de la Recordación. La nieve hace que cierren la carretera a principios o mediados de octubre. Una alternativa con poco tráfico es la carretera de un solo sentido Old Fall River Road. Esta carretera sin pavimentar, abierta desde mediados de julio hasta mediados de octubre, evoca un ambiente nostálgico de un parque nacional, con gran cantidad de cascadas, vida silvestre y espectaculares vistas de Fall River Valley mientras asciendes hasta la cima de Trail Ridge.

El Parque Nacional de las Montañas Rocosas está abierto todo el año y tiene algo único para ofrecer en cada estación. Los fines de semana en verano y otoño son los más concurridos. La temporada de flores silvestres dura de junio a julio y es cuando un espectacular manto de flores cubre las praderas y las laderas. En el otoño el paisaje cobra un tono esplendoroso cuando las hojas de los álamos se tornan doradas. La época de celo de los ciervos canadienses es de septiembre a octubre, también conocida como "el estro". Maravíllate al escuchar el bramido de los ciervos machos y ante el espectáculo de los machos enfrentados con sus astas enzarzadas batallando para atraer a las hembras. La primavera es impredecible, con condiciones que pueden incluir fango o nieve, dependiendo de cómo fue la temporada de invierno. Las multitudes desaparecen cuando la nieve cubre el parque. Explora los senderos calzando raquetas de nieve o sobre esquís de fondo, o consigue un trineo y deslízate por Hidden Valley, el único lugar del parque donde está permitido ir en trineo. El parque no alquila equipos, pero encontrarás numerosas tiendas de alquiler, como Estes Park Mountain Shop, en los pueblos de acceso. El invierno también es la temporada ideal para ver fauna, como ciervos canadienses, alces y ciervos mulos. Algunos de los mejores puntos de observación incluyen Bear Lake Road, la entrada al parque en Fall River y Moraine Park. Los animales suelen ser más activos al amanecer y al atardecer. Nota: el distanciamiento social también se aplica a la fauna. Las reglas del parque exigen que mantengas una distancia de 75 pies con los animales.

Los siete centros para visitantes del parque tienen baños, y los centros de Beaver Meadows y Fall River ofrecen red wifi gratuita. Por lo demás, encontrarás instalaciones sanitarias de tipo letrina dispersas por el parque, en campamentos y al inicio de los senderos, así como red wifi y servicio celular muy limitados. "Recomendamos a las personas que planifiquen con antelación", dice el portavoz del Parque Nacional de las Montañas Rocosas, Kyle Patterson. "No tenemos libros de visitantes de los senderos para registrar cuándo llegas y cuándo te marchas, por lo que nadie vendrá a buscarte. Es importante que alguien sepa dónde vas y cuándo esperas regresar. Urgimos a los visitantes a que no hagan senderismo solos".

Un hombre observa desde la montaña el Dream Lake

MargaretW/Getty Images

Con más de 160 senderos, muchos dirían que el Parque Nacional de las Montañas Rocosas se disfruta mejor a pie. Existen abundantes miradores panorámicos que pueden usarse para hacer paradas de descanso, y hay senderos para todos los niveles de aptitud física. La elevación en la base del parque es de 7,800 pies, por lo que la mayoría de los visitantes de fuera de la zona tendrán que aclimatarse. Mantenerse hidratado, incluso en invierno, es fundamental para evitar el mal de altura. "La altitud no hace distinciones entre las personas", dice Patterson. "Afecta a todos los grupos de usuarios —jóvenes, mayores, atletas— y puede agravar las enfermedades preexistentes. Puedes visitar el parque y sentirte bien, y regresar el año siguiente y tener una experiencia distinta". Las señales del mal de altura incluyen dificultad para respirar, fatiga, dolor de cabeza y náuseas. Si tienes estos síntomas, díselo a alguien y busca atención médica. Beber agua durante el día y evitar el alcohol puede ayudar a minimizar los efectos de la altitud. Según Patterson, el parque no clasifica los senderos como fáciles o difíciles con respecto a la altura. "Recomendamos a las personas que tengan en cuenta la distancia, así como el aumento en elevación. Empieza con un recorrido fácil, presta atención a tu cuerpo y aumenta gradualmente la distancia y elevación de tus caminatas", menciona ella.

Si vienes de un lugar al nivel del mar, puede ser una buena idea hacer un recorrido en auto por el parque el primer día, indica Patterson. "El principal motivo por el que las personas visitan el parque es por su belleza escénica, y no es necesario practicar el senderismo para apreciarla", dice. Algunas de las mejores vistas se pueden disfrutar desde la ventana de tu automóvil mientras conduces por Bear Lake Road, Old Fall River Road y Trail Ridge Road. Si quieres tomar una ruta muy escénica desde Denver para apreciar la belleza silvestre del parque además de algunos de los pueblos de montaña de más interés, considera el circuito escénico Rocky Mountain National Park Scenic Loop. Este viaje de cuatro horas, que no es realmente un circuito, recorre 164 millas llenas de paisajes de ensueño, empezando con un trayecto que dura 90 minutos desde Denver hasta Estes Park a través de Boulder. Luego sigue la carretera Trail Ridge Road del Parque Nacional de las Montañas Rocosas que atraviesa Grand Lake y Granby hasta Winter Park.

Actividades en el Parque Nacional de las Montañas Rocosas

Con sus más de 355 millas de senderos, el parque es una meca del senderismo. Aunque el parque es más famoso por su relieve escarpado, se han construido senderos accesibles en áreas especialmente pintorescas. Los visitantes que estén adaptándose a la altura, que sufran discapacidad visual o que prefieran caminos llanos y sin obstáculos, deben explorar Lily Lake, justo al sur de Estes Park, o el sendero Coyote Valley Trail, ubicado en el lado oeste del parque; dos de sus cuatro senderos accesibles para sillas de ruedas. Casi el 80% de la red de senderos también se puede explorar a caballo. Sombrero Stables ofrece cabalgatas guiadas, y tiene una ubicación en Estes Park y dos establos más dentro del parque en Glacier Creek y Moraine Park, ambos en el lado este. En invierno, puedes atravesar los senderos sobre esquís de fondo o raquetas de nieve, o en trineo en el área designada. Otras posibilidades incluyen la pesca con mosca, la escalada de rocas, la observación de las estrellas y el avistamiento de fauna. Estos son algunos puntos destacados que no debes perderte.

Recorre Trail Ridge Road en auto

Dedica un día completo a recorrer una de las rutas escénicas más impresionantes del país. Debes prestar mucha atención, ya que los borregos cimarrones, las marmotas y las perdices nivales abundan en las praderas y los peñascos. Asegúrate de hacer una parada al llegar a la divisoria Continental. Los senderistas más expertos y aclimatados pueden estacionar sus vehículos en Milner Pass y recorrer 4.5 millas a pie a lo largo de la divisoria Continental hasta la cima de Mount Ida, a 12,880 pies de altura. Entre los muchos miradores panorámicos a lo largo de la carretera, Many Parks Curve es una parada imprescindible. El nombre hace referencia a las vistas de Estes Park, Horseshoe Park y Moraine Park. También verás los picos nevados de Mount Lady Washington, Mount Meeker y el tesoro más preciado del parque, Longs Peak. Desde el centro de visitantes Alpine, puedes tomar un camino pavimentado de un cuarto de milla de distancia que alcanza una elevación de unos 200 pies y ofrece preciosas vistas alpinas. El mirador de Rainbow Curve tiene letrinas y desde la curva se pueden ver varios de los picos "Fourteeners", entre ellos Hagues Peak y Mummy Mountain.

Alcanza la cima de Longs Peak

Solo los senderistas experimentados deben intentar escalar una de las cumbres de la prominente cordillera Front Range. Tendrás que desarrollar tu resistencia en altitud, ya que la escalada de 14.2 millas de ida y vuelta lleva de 10 a 15 horas y requiere un ascenso difícil al aproximarte a la cima. La recompensa: vistas de Black Lake, Glacier Gorge y Powell Peak. Longs es una de las cumbres "Fourteeners" más escalada de Colorado y es propensa a aglomeraciones en los senderos. Keyhole Route es la ruta más frecuentada, pero Longs tiene más de 120 rutas adicionales. Colorado Mountain School, uno de los pocos operadores turísticos autorizados para realizar visitas guiadas dentro del parque, ofrece excursiones de un día.

Caída de agua Adams Falls

cumulus_humilis/Getty Images

Adams Falls

Camina hasta una cascada

El Parque Nacional de las Montañas Rocosas cuenta con más de 30 cascadas, muchas de las cuales son accesibles a pie. "Les recordamos a las personas que las piedras son resbaladizas, por lo que si quieren acercarse al agua deben moverse con precaución", advierte Patterson. "Hay muchos miradores panorámicos, pero nuestro parque no tiene bancos. Tendrás que admirar las vistas apoyado en un árbol o sentado sobre una roca".

Adams Falls, un grupo de cascadas de 55 pies de altura que descienden por una pendiente escarpada con vistas a montañas tan hermosas que podrían figurar en una película, es una de las más fáciles de alcanzar a pie, solo 0.45 millas desde la entrada del sendero East Inlet, cerca de la población de Grand Lake, en el lado oeste del parque. Por este motivo también es una de las cascadas más visitadas del parque, con más de 110,000 senderistas cada año.

Alberta Falls es una alternativa menos frecuentada e igual de relajada que se encuentra en el lado este del parque. Este recorrido de 0.85 millas se accede por la entrada del sendero Glacier Gorge y atraviesa arboledas de álamos y bosques de pinos, guiando a los visitantes hasta esta catarata de 30 pies de altura que se derrama por un cañón.

Con un poco más de esfuerzo se puede llegar a Ouzel Falls, en la esquina sureste del parque. Esta caminata de 5.4 millas de ida y vuelta empieza a la entrada del sendero Wild Basin y atraviesa varias cascadas hasta llegar a Ouzel, una impresionante cortina de agua de 40 pies de altura. Para escuchar el rugido del agua, visita el parque durante el derretimiento de la nieve en primavera.

Pescador en el Parque Nacional Rocky Mountain

John Elk III/Getty Images

Practica la pesca de la trucha con mosca

Un paraíso para los aficionados a la pesca de caña, el parque ofrece innumerables opciones para pescar, desde los lagos alpinos en áreas silvestres hasta arroyos de fácil acceso. Big Thompson River, cerca de Estes Park, tiene algunas de las aguas más concurridas en el verano, por lo que te sugerimos explorar secciones del río más alejadas de la carretera para encontrar peces más grandes y menos asustadizos. Los lagos Sprague y The Loch, ubicados en el área de Glacier Gorge del parque, están bien surtidos de truchas de manantial y truchas degolladas de garganta verde. En la esquina sureste del parque, el lago Thunder cuenta con uno de los surtidos más abundantes de truchas del parque, junto con vistas espectaculares de Mount Alice, Pilot Mountain y Tanima Peak. Nota importante: necesitas una licencia válida para pescar en el parque que puedes obtener en el sitio web de la División de Parques y Fauna de Colorado. Reserva un guía o abastécete de equipo en las tiendas Kirks Fly Shop o Estes Anglers, ambas en Estes Park.

Da una vuelta a un lago

El Parque Nacional de las Montañas Rocosas a menudo se conoce como "la tierra de lagos" gracias a la gran cantidad de masas de agua de color verde azulada brillante. Debido al insignificante aumento en la elevación, el Bear Lake Loop es uno de los cuatro caminos accesibles para silla de ruedas en el parque. Ubicado en el centro del parque, este sendero interpretativo de la naturaleza de 0.6 millas de longitud, se encuentra a una distancia de 9.5 millas del centro de visitantes Beaver Meadows. Durante la temporada alta de verano, el estacionamiento al inicio del sendero se llena rápidamente. Llega temprano o planea usar el servicio de transporte gratuito desde el centro de visitantes para llegar al punto de acceso del sendero.

Si quieres hacer ejercicio, conduce 10 millas al sur de Estes Park y dirígete al lago Chasm a través de la entrada del sendero Longs Peak. Esta caminata de 8.4 millas de ida y vuelta es muy desafiante, pero el lago de color verde intenso y las vistas de la cara este de Longs Peak, conocida como el Diamante, hacen que valga la pena el esfuerzo.

El lago Dream es una caminata fácil de 2.2 millas de ida y vuelta que empieza al inicio del sendero Bear Lake, justo antes de entrar a Estes Park, y pasa por el lago Nymph. Madruga para llegar al amanecer y ver cómo el agua resplandece con un tono rosa divino.

Pueblos que colindan con el Parque Nacional de las Montañas Rocosas

Estes Park

RiverNorthPhotography/Getty Images

Estes Park

Estes Park, un destino turístico por derecho propio, es más similar a un campamento base que proporciona alojamiento y diversión. Colindante con el borde este del Parque Nacional de las Montañas Rocosas, este pueblo está a menos de 10 minutos en automóvil de las entradas al centro de visitantes Meadow y el centro de visitantes Fall River, y a media hora de la entrada del sendero Wild Basin. También está rodeado de espacios verdes silvestres menos concurridos situados en el exterior del parque, como los espacios verdes de Roosevelt y Hermit Open Space. Ambos permiten el acceso a perros y actividades recreativas que no están permitidas en un parque nacional, como el ciclismo de montaña, la conducción de vehículos todo terreno y la acampada en áreas silvestres sin un permiso para acampar. El fácil sendero de 3.6 millas de ida y vuelta Kruger Rock Trail en Hermit Park Open Space recompensa a los senderistas con increíbles vistas de Estes Valley y del interior del parque nacional. Para disfrutar conduciendo vehículos todo terreno, Wildside 4x4 Tours en Estes Park ofrece excursiones guiadas que exploran la belleza de Roosevelt National Forest.

Acampar es la actividad más popular en Estes Park, así que reserva un sitio en los campamentos con anticipación. El pueblo tiene varios campamentos bien equipados, entre los cuales se encuentra un campamento de la cadena KOA, adecuado para vehículos recreativos pequeños, y el campamento Yogi Bear's Jellystone Park Camp-Resort, con cabañas, plazas para vehículos recreativos y sitios para acampar, una piscina climatizada y minigolf. Si prefieres un alojamiento menos rudimentario, date el lujo de quedarte en el histórico hotel de 140 habitaciones, Stanley Hotel. Este edificio histórico de arquitectura neocolonial británica, que fue la inspiración para el libro de suspenso de Stephen King "The Shining", fue originalmente construido por Freelan Oscar Stanley, un empresario de la Costa Este en busca de una vida más sana en las Montañas Rocosas. Se le atribuye a Stanley en gran parte la transformación de Estes Park en un pueblo auténtico con organizaciones cívicas, una central eléctrica y una planta depuradora de agua.

En la actualidad, encontrarás cuatro cervecerías, una bodega y una destilería, así como encantadoras tiendas familiares. Las hamburguesas, el bourbon y las "papas fritas" de portobello son los artículos más solicitados en Bird and Jim, un restaurante a menudo frecuentado por el legendario escalador local Tommy Caldwell. Para una comida rápida e informal después de hacer senderismo saborea un pincho de ciervo canadiense en Himalayan Curry & Kebob. Por la noche, Rock Inn Mountain Tavern tiene música en vivo y comidas reconfortantes como albóndigas de bisonte.

Muchos visitantes programan sus viajes para coincidir con eventos anuales como Jazz Fest (junio), Rooftop Rodeo (julio) y Bigfoot Days (abril), una celebración de la legendaria criatura "Pie Grande".

Grand Lake

Grand Lake, el acceso al Parque Nacional de las Montañas Rocosas por el lado oeste, es más una aldea de montaña que un pueblo. Esta comunidad tranquila de aproximadamente 500 residentes permanentes, cobra vida en los meses de verano cuando los turistas llegan en bandadas para disfrutar del lago Grand, la masa de agua más grande y profunda de Colorado. El campamento Elk Creek Campground, con lugares para acampar disponibles en orden de llegada, ofrece vistas del parque, además de servicios que incluyen mesas de pícnic, fogatas, duchas y baños, así como un salón de recreación con red wifi. Si quieres darte un lujo, reserva una de las 70 cabañas recientemente renovadas de Grand Lake Lodge. Grand Lake Marina alquila lanchas y equipo para deportes de remo, como canoas, kayaks y tablas de remo de pie.

Para un pueblo tan pequeño, encontrarás una sorprendente selección de restaurantes. Los sándwiches de bagel y los burritos de desayuno en Blue Water Bakery te darán energía para todo el día. El restaurante de estilo del Oeste Sagebrush BBQ & Grill es famoso por sus costillas de cerdo y pan de maíz. No hay escasez de heladerías en Grand Lake, pero vale la pena visitar Miyauchi's Snack Bar en la orilla del lago para probar su helado casero.

Nota de redacción: este artículo fue publicado originalmente el 17 de julio. Ha sido actualizado con información actual relacionada con la COVID-19.

También te puede interesar

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.