Skip to content
 

Estar en forma en la mediana edad mantiene a raya la depresión

El ejercicio también se relaciona con un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Pareja caminando al aire libre

GETTY IMAGES

Un buen estado físico puede prevenir la depresión más tarde en la vida.

In English |  En algún momento, 1 de 6 personas en Estados Unidos sufrirá de depresión, con un estimado de 16 millones que sufren de esta enfermedad debilitante cada año. Sin embargo, el 56% de los adultos de Estados Unidos con depresión no reciben tratamiento, en gran medida debido al estigma que todavía acompaña a las enfermedades mentales. Pero recientemente, en un estudio grande se encontró una forma no invasiva y relativamente simple de prevenir la depresión más tarde en la vida: estar en buen estado físico en la mediana edad

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

En una investigación en la que se incluyó aproximadamente a 18,000 participantes, publicada en el Journal of the American Medical Association Psychiatry, se mostró que era un 16% menos probable que aquellas personas con muy buen estado físico en la mediana edad presentaran depresión más tarde en la vida, un factor de riesgo de enfermedad cardíaca, en comparación con aquellas en la categoría de mal estado físico. El grupo con mejor estado físico también tuvo un menor riesgo (61%) de morir por enfermedad cardíaca.

“Estos nuevos conocimientos ilustran la importancia del buen estado físico para mantener tanto la salud física como psicológica a medida que envejecemos”, indicó el Dr. Benjamin Willis, director de epidemiología del Cooper Institute y autor principal del estudio. “Ahora sabemos que los beneficios a largo plazo y la conexión entre el bienestar mental y físico son más importantes de lo que pensábamos. Esperamos que nuestro estudio destaque la función del estado físico y el ejercicio en los esfuerzos de prevención temprana por parte de los médicos para favorecer el envejecimiento saludable”. 

“Entre más temprano te mantengas en forma, más altas son las probabilidades de prevenir la depresión, lo cual a largo plazo disminuirá el riesgo de enfermedad cardíaca”, afirmó en un comunicado escrito el Dr. Madhukar Trivedi, autor sénior de la publicación. También añadió que es útil no comenzar a tomar medicamentos si no son necesarios.

Por casi 40 años, se ha recopilado y analizado la información médica y psicológica de aproximadamente 18,000 personas con una edad promedio de 50 años, que estuvieron inscritas en el Cooper Center Longitudinal Study (Estudio longitudinal del Cooper Center), una evaluación, que duró varias décadas, sobre el efecto del ejercicio en la salud. Los datos incluyeron información sobre los hábitos de actividad física de las personas, así como sobre los diagnósticos de depresión y las muertes por enfermedades cardiovasculares, según se registró más tarde en las reclamaciones de Medicare. Una vez más, los resultados recalcaron la importancia del buen estado físico para prevenir la depresión y la enfermedad cardíaca a medida que se envejece. Un motivo por el que el ejercicio puede ayudar en ambos casos, dijo Trivedi, es porque funciona para reducir la inflamación, la cual, afirma, podría disminuir el riesgo tanto de depresión como de enfermedad cardíaca.  

La investigación (un esfuerzo conjunto entre la University of Texas Southwestern Medical Center en Dallas y el Cooper Institute) también destaca el dilema que enfrentan muchos pacientes: ¿cómo encontrar motivación para hacer ejercicio cuando uno se siente desesperanzado y letárgico? 

Trivedi indicó que hay pasos que pueden tomar los pacientes para aumentar sus probabilidades de lograrlo:

  • Reserva una hora fija para hacer ejercicio todos los días, pero no te desalientes por los períodos de inactividad.
  • Haz ejercicio con un amigo o un familiar.
  • Mantén un diario de tu progreso.
  • Evita la monotonía al variar los tipos de ejercicio que hagas.
  • Designa a alguien para que te haga responsable.

La investigación es solo una prueba más de que el ejercicio en la mediana edad es al menos una de las claves para tener una mejor salud a largo plazo. En otro estudio reciente, se encontró que las mujeres con buen estado físico en la mediana edad tenían un 88% menos probabilidades de presentar demencia que aquellas con estado físico moderado. Asimismo, aquellas mujeres con muy buen estado físico que presentaron demencia vieron su inicio 11 años más tarde que aquellas con estado físico moderado.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.