Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Medicamentos que pueden causarte depresión

Populares antiácidos y analgésicos de venta libre figuran en la lista.

La depresión es un serio problema de salud pública en Estados Unidos. Afecta al 8.1% de los adultos mayores de 20 años y es casi dos veces más frecuente en mujeres que en hombres. Las causas son desconocidas, aunque pueden influir factores hereditarios, enfermedades graves, cambios de vida (divorcios, mudanzas), eventos traumáticos psicológicos (violaciones, abuso familiar), uso de alcohol y drogas, y el uso de ciertos medicamentos.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Un reciente estudio reveló que más del 30% de estadounidenses consume uno o más de los más de 200 tipos de medicamentos que pueden conllevar a la depresión y a la idea del suicidio. La investigación examinó a 26,192 individuos y reflejó que el 15% de las personas que toman tres o más de los medicamentos asociados con la depresión, desarrolló la condición. Por otra parte, el 9% de quienes consumen dos medicamentos por día también mostró depresión, y el 7% de quienes toman solo uno a diario y el 5% de quienes no toman ningún medicamento, también presentaron síntomas depresivos.

A continuación, un repaso de los grupos de medicamentos que pueden tener la depresión como efecto secundario:

Como vemos, la lista de medicinas es muy larga y muchas se toman en combinación, por lo que un punto importante que destaca el estudio es que cuanto mayor es el número de medicamentos, se incrementa la posibilidad de manifestar depresión como un efecto secundario.

Algunos expertos dicen que es posible que una persona que toma más de cinco medicamentos al día desarrolle depresión a causa de la enfermedad crónica que padece y no como un efecto secundario por el consumo de fármacos. Otra posibilidad importante que enfatiza la investigación es que los medicamentos de la depresión no estén funcionando y simplemente el paciente manifieste un empeoramiento de los síntomas depresivos. Este estudio más que provocar alarma, debe motivar a una franca conversación con el médico para hacer un inventario de las medicinas que se están tomando y determinar si su uso es realmente necesario.

Muchos pacientes sufren la llamada “polifarmacia”, que consiste en el uso de múltiples medicamentos, muchos de ellos innecesarios. Un reciente estudio reveló que un 39% de estadounidenses, mayores de 65 años, ingiere más de cinco medicinas, cifra que representa un aumento del 70% en los últimos doce años.

Creo que el consejo más importante que puedo ofrecer es estar consciente de que si se presentan síntomas depresivos al poco tiempo de iniciar una nueva medicina o una combinación de estas. Esa observación debe motivar una consulta inmediata con el médico para reevaluar la necesidad de modificar la dosis o cambiar el medicamento. 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.