Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Niveles de ruido y cuánto pueden dañar tu audición Skip to content
 

¿Qué tan alto es demasiado fuerte para una audición saludable?

Qué saber sobre los niveles de ruido y cómo proteger tus oídos.

Nota: Haz clic en el botón de “CC” y selecciona el idioma español.

In English | Seguir a tu banda de rock favorita en tu juventud puede no haber parecido particularmente peligroso para tu salud. Pero ahora te resulta difícil escuchar la televisión o seguir una conversación en un restaurante ruidoso, y te preguntas si Kiss o los Rolling Stones —o cualquiera de los que solías escuchar a todo volumen— podrían ser los culpable de tu pérdida auditiva. La respuesta corta: tal vez.

Lo que se conoce como "pérdida de audición inducida por el ruido", que puede ocurrir en uno o ambos oídos, es causada por la exposición a sonidos excesivamente altos. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), esto puede ocurrir después de escuchar un ruido muy fuerte, incluso solo una vez —como la explosión de una bomba—, lo que puede explicar por qué los veteranos tienen un 30% más de probabilidades de tener una discapacidad auditiva grave. También puede ser causado al escuchar ruidos fuertes, aunque menos repentinos, durante un período prolongado de tiempo. De cualquier manera, el "ruido causa trauma en múltiples partes dentro del oído interno y en diferentes grados", dice el otorrinolaringólogo John Oghalai, director y profesor del Tina and Rick Caruso Department of Otolaryngology and Head and Neck Surgery de University of Southern California. “Algunos tipos de daños son temporales y el cuerpo repara el daño. Otros daños no pueden repararse de manera efectiva".

La pérdida auditiva inducida por el ruido también puede causar tinnitus, que comúnmente se describe como un zumbido, rugido, silbido o chirrido en uno o ambos oídos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


La pérdida de audición en general es extremadamente común a medida que nos hacemos mayores: aproximadamente 1 de cada 3 adultos entre las edades de 65 y 74 años tiene pérdida auditiva, y casi la mitad de las personas mayores de 75 años tienen problemas para oír. Ciertas enfermedades y medicamentos pueden desempeñar un papel, pero la pérdida de audición relacionada con la edad generalmente ocurre debido a cambios en el oído interno, que controla el equilibrio y la capacidad de escuchar.

La pérdida de audición causada específicamente por la exposición a ruidos fuertes, por otro lado, puede ocurrir a casi cualquier edad. Según un informe del 2017 de los CDC, casi 1 de cada 4 adultos entre las edades de 20 y 69 años muestra signos de pérdida auditiva inducida por el ruido. Y aunque los conciertos de rock son el culpable común para los músicos con pérdida auditiva (los rockeros desde Ozzy Osbourne a Eric Clapton han reportado problemas de audición), ellos no son los únicos. Los sonidos cotidianos (tráfico en la hora pico, acústica en el bar durante la "hora feliz", cortadoras de césped, sopladores de hojas) también pueden representar una amenaza.

El uso casi constante de auriculares para teléfonos inteligentes también puede aumentar tu riesgo, aunque los investigadores todavía están tratando de entenderlo mejor. "Actualmente, se están realizando estudios a gran escala para determinar qué tan riesgoso es en realidad", dice el neuro-otólogo Daniel Q. Sun, profesor adjunto de otorrinolaringología en Johns Hopkins University School of Medicine. Pero, agrega, "se estima que hasta 1 de cada 10 jóvenes podría estar en riesgo de desarrollar pérdida auditiva inducida por el ruido según qué tan alto y cuánto tiempo se usan los auriculares".

La buena noticia: Hay muchas cosas que puedes hacer para prevenir la pérdida auditiva relacionada con el ruido o retrasar su progreso. Para empezar, por supuesto, evita o al menos reduce tu exposición a lugares ruidosos.

Qué es "demasiado fuerte"

Los expertos miden el sonido en unidades llamadas decibelios (dB): Es poco probable que aquellos que se registran por debajo de 75 dB causen pérdida de audición, incluso después de una exposición prolongada. Los sonidos "demasiado fuertes" serían los que llegan a 85 dB o más. La exposición prolongada o repetida a tales ruidos puede causar daños. Cuanto más fuerte es el sonido, menos tiempo toma para que ocurra ese daño. Estas son las calificaciones promedio de decibelios de algunos sonidos familiares, según los CDC y el National Institute on Deafness and Other Communication Disorders (NIDCD, Instituto Nacional de Hipoacusia y otros Trastornos de Comunicación):

  • Respiración regular: 10 dB
  • Susurro: 30 dB
  • Zumbido del refrigerador: 45 dB
  • Conversación normal: 60 dB
  • Tráfico pesado de la ciudad (desde el interior de tu automóvil): 80-85 dB
  • Motocicleta: 95 dB
  • Tren aproximándose: 100 dB
  • Sirena: 120 dB
  • Fuegos artificiales: 140-150 dB

Descarga una aplicación para teléfonos inteligentes que también sirva como medidor de nivel de sonido para medir el ruido a tu alrededor. (Los CDC recomiendan la aplicación NIOSH Sound Level Meter; gratis para iPhone). Otras aplicaciones gratuitas, como SoundPrint (en inglés), miden el volumen en los restaurantes, que a menudo puede superar los 85 dB.

Si no puedes evitar lugares ruidosos o controlar el volumen, intenta usar tapones para los oídos u orejeras. Un estudio, publicado en el 2016 en JAMA Otolaryngology – Head & Neck Surgery, encontró que usar tapones para los oídos ayudó a prevenir la pérdida auditiva temporal causada por la exposición a la música a alto volumen durante varias horas. Solo el 8% de los participantes que usaron tapones para los oídos durante un concierto al aire libre (nivel de ruido promedio: 100 dB) experimentaron una pérdida auditiva temporal, en comparación con el 42% que no usaba tapones para los oídos; y el 12% de los usuarios de tapones para los oídos experimentaron tinnitus frente al 40% de los otros participantes.

Tratamiento

Si tienes problemas para oír, no dejes de ir a que te revisen la audición; Muchas personas esperan años después de notar un problema antes de buscar ayuda.

Tu médico puede ayudarte a determinar si existe otra causa para tu pérdida auditiva, como acumulación de cera y analizar las opciones de tratamiento. "Los auriculares que se conectan al televisor para llevar el sonido directamente a tus oídos son realmente útiles para la mayoría de las personas", dice el otorrinolaringólogo John Oghalai. Los audífonos también pueden ayudar, especialmente "cuando estás en un lugar con mucho ruido, como en un restaurante o en una conferencia, donde hay mucho ruido de fondo". Trabaja con tu médico para encontrar el tratamiento que mejor funcione para ti.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO