Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

Medicamentos que pueden afectar la audición

Los antibióticos y los analgésicos de venta libre pueden causar daño en el oído interno.

Mujer con su mano en el rostro en gesto de dolor - Medicamentos y la pérdida auditiva

Getty

Infórmate sobre cuáles medicamentos pueden ocasionar daños auditivos reversibles e irreversibles.

In English | La pérdida auditiva no solamente sucede con la edad. Los medicamentos que tomas también pueden afectar tu audición, a veces de manera irreversible.

Los medicamentos ototóxicos —en sentido literal, “tóxicos para el oído”— pueden incluir medicamentos comunes, tanto los recetados como los de venta libre, y van desde los que parecen benignos, como la aspirina y el ibuprofeno, hasta poderosos quimioterápicos y ciertos antibióticos. Las personas con pérdida auditiva hereditaria pueden ser más vulnerables a sus efectos.

Este mes, una nueva empresa de biotecnología en Seattle anunció que recibió un subsidio de $2 millones de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) para desarrollar un fármaco que preserve la audición y el equilibrio en personas tratadas con un grupo específico de antibióticos.

Conocidos como antibióticos aminoglucósidos, incluyen la gentamicina, la estreptomicina y la neomicina, y todos son tratamientos eficaces para enfermedades infecciosas graves como la septicemia y la tuberculosis resistente a múltiples medicamentos. Estos fármacos son útiles a nivel mundial debido a su bajo costo. 

Sin embargo, pueden ocasionar pérdida auditiva irreversible y hasta sordera en hasta un 50% de los pacientes, según un estudio de la Stanford University publicado el año pasado en la revista Journal of Clinical Investigation. El riesgo es mayor entre pacientes que ya tienen problemas auditivos o una enfermedad renal. Por esa razón, los médicos se han cuidado de no depender de estos medicamentos.

La empresa, Oricula Therapeutics, ya finalizó las pruebas en ratas y descubrió que el fármaco protege la audición de estos animales cuando se administra junto con un tratamiento de 10 días de amikacina, otro aminoglucósido. El subsidio de los NIH financiará la próxima fase de la investigación: las pruebas de seguridad y toxicidad en seres humanos.

Pero estos no son los únicos medicamentos que pueden ocasionar problemas auditivos graves. Los siguientes son otros fármacos que tienen el potencial de afectar tu audición, en particular si tomas dosis altas durante un período prolongado:

Antibióticos Cipro (ciprofloxacina) y Levaquin (levofloxacina)

Ambos se recetan para una amplia variedad de infecciones bacterianas, y pueden ocasionar pérdida de la audición y tinnitus.

Antidepresivos, entre ellos Prozac, Elavil, Paxil, Zoloft y Celexa

Se han vinculado al zumbido de oídos, o tinnitus. (Paradójicamente, a menudo también se recetan para aliviar la carga psicológica del tinnitus).

Diuréticos del asa

Este es un grupo específico, que incluye la furosemida (Lasix), y se recetan para los problemas cardíacos o renales. Pueden provocar pérdida de la audición si se toman en dosis altas por períodos prolongados, aunque el efecto puede ser reversible una vez que se dejen de tomar.

Quimioterápicos Cisplatin y Carboplatin

Son sumamente perjudiciales; si ya padeces pérdida auditiva o tienes antecedentes familiares, los oncólogos tal vez sugieran que se sustituyan con otros quimioterápicos, si es posible. Pero cuando hay que escoger entre la vida y la audición, la mayoría de las personas sentirán que no hay otra opción.

Quinina (para el tratamiento del paludismo o malaria)

Como los diuréticos del asa, puede afectar la audición si requiere uso a largo plazo en dosis altas, pero el efecto puede ser reversible.

Combinaciones de medicamentos

Tomar varios medicamentos recetados, o un analgésico de venta libre junto con un medicamento recetado, a veces puede agravar los problemas auditivos. Por ejemplo, los antibióticos aminoglucósidos, como los mencionados con anterioridad, son aún más perjudiciales para las células ciliadas del oído interno cuando se combinan con fármacos como la vancomicina —que puede provocar el tinnitus— o un diurético del asa tal como la furosemida.

Analgésicos de venta sin receta

Los estudios demuestran que las dosis altas y frecuentes de aspirina, ibuprofeno (Advil), acetaminofeno (Tylenol) y naproxeno (Aleve) pueden aumentar el riesgo de pérdida auditiva.

También te puede interesar:

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO