Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

En el poder y con problemas de salud

9 políticos que se enfermaron en plenas funciones y mantuvieron el mando.

  • Andrew Harrer/Bloomberg via Getty Images

    John McCain

    Tras pasar por el quirófano para ser intervenido por un coágulo en el ojo izquierdo en julio de 2017, el senador John McCain (R-Ariz), candidato presidencial de EE.UU. en 2008 y una de las figuras políticas más respetadas del Partido Republicano, salió de la operación con un diagnóstico de glioblastoma (en inglés), un tipo de tumor cerebral maligno. De inmediato, McCain retrasó su tratamiento de cáncer para retornar a Washington y ajustar —con su voto— en contra de la posible derogación de la ley de salud. Esta no fue la primera vez que McCain se enfrentó a un cáncer. En los años 2000 y 2002 fue intervenido para que le extrajeran un melanoma.

    1 of 11
  • Ariana Cubillos/AP

    Hugo Chávez

    Cuando el presidente venezolano reveló su enfermedad  en 2011, dijo tener un “tumor ‘abscesado’ con presencia de células cancerígenas”. En ese entonces, a sus 58 años, se sometió a una operación en Cuba. Luego, Chávez tuvo que pasar por cuatro operaciones en un año y medio. Mientras tanto ganaría su última reelección en 2012, viajaría a Cuba para su última intervención quirúrgica (el 10 de diciembre) y lograría mantenerse en el poder hasta el día de su muerte el 5 de marzo de 2013.

    2 of 11
  • Pedro Ladeira/AFP/Getty Images

    Cristina Fernández

    Los quebrantos de salud de la ex mandataria argentina fueron varios. En el 2009, sufrió un cuadro de lipotimia por deshidratación por lo que no faltaron aquellos que especularon sobre su salud física. Pero lo más bochornoso para la entonces presidenta fue que el Departamento de Estado de EE.UU. secretamente cuestionaba su “salud mental”, asunto que se destapó con Wikileaks en 2010. El Ministerio de Salud argentino se apresuró a responder que era “una barbaridad pensar que pueda tener una enfermedad mental”. A principios del 2012, la operaron de un carcinoma papilar de tiroides, pero logró mantenerse en el poder durante dos períodos, de 2007 a 2015.

    3 of 11
  • AP

    John F. Kennedy

    John F. Kennedy es un caso muy peculiar. Desde niño padecía toda clase de enfermedades, como bronquitis, neumonía y difteria. Pasaba meses en Mayo Clinic en su época de estudiante del colegio y la universidad. Durante su presidencia, Kennedy tomaba 26 tipos de medicamentos para contrarrestar una serie de problemas de salud, como intestinales, o dolor de espalda, osteoporosis y la enfermedad de Addison. Incluso, se sabe que pidió cuatro veces la extremaunción de la Iglesia Católica, dice James A. Morone, catedrático de Ciencias Políticas de la Brown University.

    4 of 11
  • Juan Carlos Hildalgo/EPA

    Dilma Rousseff

    En 2012, la revista Forbes calificó a Dilma Rousseff como la tercera mujer más poderosa del mundo. Rousseff no se había amedrentado cuando le diagnosticaron un cáncer linfático en el 2009. Para ella, “una gripe es más problemática”, le dijo al The New York Times ese año. En la entrevista con el periódico contó que “el tratamiento de cáncer no afectaba su horario de trabajo” como jefa de gabinete del presidente Lula. “Estoy bien”, declaró. Se sometió a un tratamiento de quimioterapia durante cinco meses, y eso no le impidió ganar la presidencia de Brasil en 2011.

    5 of 11
  • Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros, horóscopos y juegos.
    Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más.

    6 of 11
  • GÈrard Rancinan/Sygma/Corbis

    Fidel Castro

    “El secreto mejor guardado de Cuba”. Con esas palabras, El País de España trató de reconstruir los hechos en torno al mal que afectaba al líder de la revolución cubana, quien había sufrido una hemorragia intestinal en julio del 2006, y tras la cual casi pierde la vida, según el periódico. El oncólogo español José Luis García Sabrido, que saltó a la fama mundial al tratar a Castro de un “mal secreto”, desmintió que el líder cubano tuviera cáncer. A pesar de su salud, a Castro le tomó dos años más (febrero del 2008) anunciar que dejaría la presidencia de Cuba, cediéndole el poder a su hermano, Raúl. El ex jefe de la revolución murió a los 90 años en el 2016.

    7 of 11
  • Saul Loeb/AFP/Getty Images

    Hillary Clinton

    En sus épocas de secretaria de Estado, Hillary Clinton sufrió una contusión cerebral que la mantuvo alejada de sus responsabilidades por tres semanas, e incluso tuvo que ingresar a un hospital de Nueva York por el lapso de algunos días en 2013, cuando sus médicos le detectaron un coágulo ubicado entre el cráneo y el cerebro. Aun así, y aunque la acusaron de padecer la “fiebre de Bengasi”, Clinton testificó ante la comisión del Congreso que investigaba el ataque al consulado estadounidense en Bengasi, Libia. En 20016, una inoportuna neumonía llevó a la entonces candidata a la presidencia, a apartarse de la campaña por unos días. No faltaron aquellos que subieron de tono las especulaciones sobre su salud. 

    8 of 11
  • Fotosearch/Getty Images

    Franklin D. Roosevelt

    Increíblemente, Franklin D. Roosevelt, quien ganó la presidencia de Estados Unidos tres veces consecutivas y ocupó el cargo por más de 12 años, no podía caminar. Había contraído polio cuando la familia Roosevelt estaba de vacaciones en la isla de Campobello, New Brunswick, en 1921. “Cuando contrajo polio, un doctor le dio el diagnóstico equivocado. Otro, que era más famoso, no solamente le dio el diagnóstico equivocado, sino que le cobró $8.000 (unos $85.000 hoy en día) por una llamada de emergencia”, según declaró James A. Morone, catedrático de Ciencias Políticas de Brown University, en una entrevista (en inglés) con AARP Bulletin.

    9 of 11
  • Brendan Hoffman/Getty Images

    Dick Cheney

    El ex vicepresidente de EE.UU. tiene fama de no ser muy comunicativo respecto a sus problemas de salud. Pero según The New York Times, un viaje que hizo a las 3 de la mañana al George Washington University Hospital en el 2006 fue a causa de los efectos secundarios de un medicamento que tomaba para tratar enfermedades crónicas del pie. “Cheney toma muchos medicamentos para tratar varios problemas de salud, como enfermedades cardíacas y la gota", según los periodistas David E. Sanger y Lawrence K. Altman del NYT.

    10 of 11
  • Shutterstock/Istock/Istock

    10 destrezas que nunca aprenderán nuestros hijos

    Muchas áreas del conocimiento general de pasadas generaciones se están volviendo obsoletas.

    11 of 11

 

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO