Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

La pandemia agrava los problemas de las familias de militares

Aumentaron las dificultades para veteranos, miembros en servicio activo y cónyuges, según una encuesta de Blue Star Families.

Una mujer parada junto a una ventana

Getty Images

In English | La comunidad militar se enfrenta a varios desafíos, entre estos: el tiempo lejos de la familia, lograr un equilibrio en la vida en el hogar y el desempleo entre los cónyuges. Estos problemas pueden haber empeorado con la pandemia de COVID-19, según la más reciente encuesta anual Military Family Lifestyle Survey, en inglés, respecto al estilo de vida de las familias de militares que realizó Blue Star Families, una organización que apoya a las familias militares.

La encuesta se llevó a cabo entre septiembre y octubre del 2020 e incluyó a casi 11,000 familias de militares en todo el mundo. Los siguientes son algunos de los temas clave analizados por la amplia encuesta de veteranos, miembros en servicio activo, miembros de la Guardia Nacional y de la Reserva, y sus familias.

El tiempo lejos de la familia

Estar lejos de la familia es un problema constante para las familias de militares y, según las respuestas de la encuesta, la pandemia sirvió solo para agravar la situación. El tiempo que se pasa lejos de la familia fue la principal preocupación de todos los segmentos militares encuestados el otoño pasado, con excepción de los cónyuges de miembros en servicio activo (que indicaron que su principal preocupación eran sus propios problemas en el trabajo).

Foro virtual para tocar los problemas que enfrentan los cuidadores de militares

Blue Star Families y AARP presentarán un foro virtual donde se analizará el impacto de un estudio reciente del sector del cuidado de militares. Los principales expertos hablaran de los recursos, el apoyo y las soluciones para aliviar los problemas que enfrentan los cuidadores.

Cuidadores de militares: celebramos a los héroes anónimos del país

(en inglés)

"El tiempo lejos de la familia, que ya era una preocupación importante, puede haberse intensificado debido a las cuarentenas y extensiones inesperadas, o haber tenido un mayor impacto en cómo los miembros del servicio y las familias gestionan las demandas del trabajo y del hogar en un entorno laboral, escolar y familiar sin precedentes", afirma el informe.

Salud mental

La COVID-19 ha afectado la salud mental de muchas personas en el país, incluidas las familias de militares. Seis de cada diez militares encuestados dijeron que la pandemia deterioró o empeoró mucho su felicidad general. Mientras tanto, entre sus principales preocupaciones estaban el acceso a los salarios y los beneficios ganados a través del servicio militar, el acceso rutinario a la atención médica y el apoyo a los afectados por un trastorno por estrés postraumático (TEPT) o por fatiga de combate.

A pesar del aumento del uso de los servicios de telesalud, las familias en servicio activo, en particular, informaron que encontraban obstáculos para obtener atención de salud mental. El 21% de las familias en servicio activo dijeron que les gustaría recibir atención de salud mental, pero mencionaron obstáculos como la necesidad de ausentarse del trabajo, la preocupación por la confidencialidad y el posible impacto negativo en su carrera. Los cónyuges destacaron la dificultad para programar las citas, el cuidado de los niños y saber dónde obtener ayuda. Solo el 9% de los encuestados en servicio activo indicaron que habían recibido atención de salud mental a distancia antes de que comenzara la pandemia; esta cifra aumentó al 28% tras el brote de coronavirus.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La encuesta relacionó la salud mental con la calidad del sueño que reportaron las familias de militares. Si bien el porcentaje de miembros del servicio activo que afirmaron tener dificultades para dormir lo suficiente fue el más alto (43%), los veteranos y los cónyuges les siguieron de cerca (40 y 39%, respectivamente).

Además, también se cree que la COVID-19 aumenta el estrés en fuerzas militares que ya están sobrecargadas. Dentro de la comunidad civil, las tasas de pensamientos suicidas son más altas entre los jóvenes, pero dentro de las fuerzas militares, el porcentaje que informó de pensamientos suicidas fue más alto entre los veteranos que se habían separado del servicio en los últimos tres años (11%). Le siguen los hijos de los miembros en servicio activo (6%), los cónyuges de miembros en servicio activo y los miembros en servicio activo (ambos con un 4%).

Los cónyuges de militares y el empleo

A pesar de las iniciativas de contratación de militares, los cónyuges de militares activos perciben que los empleadores dudan en contratarlos o ascenderlos. Es más, el coronavirus hizo que la situación financiera fuera peor o mucho peor para el 31% de los encuestados, mientras que el 60% experimentaron estrés debido a su situación financiera.

La tasa de desempleo actual de los cónyuges de militares es casi siete veces superior a la de sus homólogos civiles. Los que están desempleados señalan la dificultad para equilibrar las obligaciones domésticas y los horarios imprevisibles de su pareja en servicio como el principal obstáculo para conseguir un empleo.

5 problemas que enfrentan las familias de veteranos

  • Tiempo lejos de la familia (38%)
  • Paga militar (31%)
  • Trastorno por estrés postraumático (TEPT), fatiga de combate o lesión cerebral traumática (30%)
  • Servicios de salud para militares y veteranos (28%)
  • Beneficios militares (24%)

Fuente: 2020 Military Family Lifestyle Survey (en inglés)

Más de la mitad de los cónyuges de miembros en servicio activo (51%) dijeron que su afiliación militar les impidió recibir un ascenso, en comparación con solo el 16% de los veteranos. Mientras tanto, entre los grupos encuestados, los cónyuges de miembros en servicio activo fueron los más propensos a no revelar su afiliación militar durante una entrevista.

En medio de la pandemia, el 49% de los cónyuges se vieron obligados a reducir el número de horas de trabajo a causa de la COVID-19.

La discriminación

Fuera de la pandemia, el 2020 volvió a impulsar la conversación sobre las desigualdades raciales y resaltó más ciertos problemas que se pasan por alto. El 8% de los veteranos de color señalaron la discriminación racial como una de las razones por las que dejaron el servicio militar.

Además, el 26% de los miembros de color en servicio dijeron haber sufrido discriminación racial en su unidad, y el 21% experimentaron discriminación con respecto a los ascensos.

Mientras tanto, el 10% de las mujeres veteranas dijeron que habían dejado el servicio debido a la discriminación de género.

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 30 de marzo, 2021. Ha sido actualizado con información del evento de cuidadores de militares. 

Aaron Kassraie escribe para AARP sobre asuntos de importancia para los veteranos de las Fuerzas Armadas y sus familias. También es reportero de temas generales. Kassraie anteriormente cubrió temas de política exterior de EE.UU. como corresponsal de Kuwait News Agency en la oficina de Washington y realizó trabajo de captación de noticias para USA Today y Al Jazeera English.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.