Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Los cuidadores de veteranos y militares se enfrentan a nuevos retos durante la pandemia

AARP y sus socios ofrecen soluciones y servicios a quienes los necesitan.

Mujer pone su mano en el hombro de un hombre que sonríe

Getty Images

In English | Cuando vivía con mi padre —quien había sido veterano de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, y después contrajo Alzheimer— y me desempeñaba como su cuidadora, me encontré con muchos desafíos respecto al cuidado de un ser querido. Entre esos desafíos estaban el manejo del cuidado de su salud y la obtención de otros servicios en el hogar. Afortunadamente, encontramos el apoyo del Departamento de Asuntos de los Veteranos de EE.UU. (VA). Mi padre falleció hace dos años, y a veces me pongo a pensar todo lo que hubiera sido más difícil con los nuevos obstáculos creados por el coronavirus. Los cuidadores de veteranos y militares se han puesto al frente de esta pandemia como nunca antes lo habían hecho. Pero AARP está aquí para ofrecer orientación y asistencia.

Problema: establecer conexiones

Mientras que los cuidadores de veteranos y militares se centran en el cuidado de sus seres queridos, también luchan contra el aislamiento, que puede ser perjudicial para su salud física y mental. Reunirse con amigos o asistir a grupos de apoyo para cuidadores puede ser muy útil, pero las conexiones en persona ya no son posibles debido a la pandemia.

Apoyo:

  • La Voz Amiga, de AARP: con este servicio creado para combatir el aislamiento, los cuidadores pueden inscribirse y recibir llamadas amigables de voluntarios capacitados, ya sea para ellos o para sus seres queridos.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Problema: ayuda para los cuidadores en el hogar y a distancia

Muchos cuidadores han reducido o cancelado completamente la ayuda en el hogar debido a la preocupación por la salud y la seguridad de sus seres queridos. Los servicios de cuidados diurnos para adultos y los centros comunitarios están cerrados o funcionan en forma limitada, con menos días de operación y menos participantes. Es posible que no haya servicios de transporte o que los cuidadores limiten su uso si no confían en las medidas de seguridad en los vehículos. Cuanto más hagan los cuidadores sin ayuda, más rápido se sentirán abrumados y agotados. Los cuidadores cuyos seres queridos viven en centros de cuidados también están luchando con las limitaciones —o la prohibición total— de las visitas en persona, y con menos oportunidades para abogar por ellos.

Apoyo:

  • Mi Comunidad con AARP: creada en respuesta a la pandemia, Mi Comunidad con AARP ofrece un listado de grupos locales de ayuda mutua, vecinos que ayudan a sus vecinos.
  • Guía para militares: AARP y la Fundación Elizabeth Dole crearon la hoja informativa Supporting Military, Veteran and Family Caregivers During the Pandemic (Apoyo para cuidadores de militares, veteranos y familiares en una pandemia), una publicación con consejos prácticos sobre cómo actualizar tu plan de cuidados, manejar los medicamentos, manejar las consultas médicas en persona y por telemedicina, crear conexiones sociales regulares, y mantener la seguridad personal y el autocuidado. Esta hoja informativa se basa en otra herramienta de creación conjunta: la guía Military Caregiving Guide for Veterans, Service Members and Their Families (en inglés).

Problema: equilibrio entre la vida personal y laboral

Los cuidadores de veteranos y militares no solo realizan más tareas prácticas de cuidado, sino que muchos tienen trabajos remunerados que realizan desde el hogar debido a la pandemia. Para algunos, su tiempo es aún más limitado, ya que tratan de ayudar a sus hijos a concentrarse en el aprendizaje en línea. El cuidado intensivo de varias personas al tiempo que se trabaja aumenta rápidamente los niveles de estrés.

Apoyo:

  • Apoyo para los cuidadores de veteranos y militares en el lugar de trabajo: este conjunto de herramientas ofrece orientación para ayudar a los empleadores a comprender mejor los desafíos singulares que enfrentan los cuidadores en el lugar de trabajo.

Problema: cuidado personal

La preocupación por la incertidumbre de la pandemia y el mantenernos seguros y sanos a nosotros y a nuestros seres queridos es algo que sentimos todos en estos días. Pero para los cuidadores, la presión de proteger a sus seres queridos es particularmente intensa, ya que nuestros veteranos y militares lesionados son más susceptibles de enfermar gravemente por COVID-19.

A medida que los cuidadores se esfuerzan por atender las necesidades de los miembros del servicio —y de todos los miembros de su familia— mientras se enfrentan a menos ayuda para cuidadores, el cuidado de ellos mismos se desplaza aún más abajo en la lista. La suma de todos estos problemas puede conducir al agotamiento físico y emocional, y causar trastornos del sueño y sentimientos de negatividad, apatía y desesperanza, un camino hacia el agotamiento del cuidador.

Apoyo:

  • Centro de salud mental: la página de recursos de salud mental de AARP se creó para proporcionar asesoramiento y orientación a los cuidadores y a otras personas que buscan ayuda adicional en estos tiempos difíciles.

En la medida en que avance la pandemia, AARP seguirá trabajando arduamente para ofrecer recursos gratuitos y otras soluciones en nuestras páginas. Gracias a todos los que mantienen el rumbo y al mismo tiempo siguen cuidando a nuestros veteranos y militares.

Amy Goyer es una experta de AARP en asuntos de la familia y el cuidado de los seres queridos y autora del libro Juggling Life, Work and Caregiving. Te puedes conectar con Amy en amygoyer.comFacebookTwitter, en Mi comunidad con AARP y en el grupo de AARP para cuidadores familiares en Facebook (enlaces en inglés).


¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.