Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

El Gobierno federal toma medidas contra las refinanciaciones abusivas que se ofrecen a veteranos

Los expertos dan consejos para que los veteranos se protejan contra prestamistas abusadores.

Un civil hablando a un militar

BLEND IMAGES/GETTY IMAGES

Las nuevas reglamentaciones fueron creadas para evitar que los prestamistas convenzan a los veteranos a que refinancien varias veces sus hipotecas del VA.

In English | Los veteranos tendrán mayor protección contra los prestamistas que los tientan con refinanciar sus hipotecas del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) gracias a nuevas reglamentaciones establecidas por el Gobierno federal. 

Según las nuevas normas, la Administración Gubernamental Nacional de Hipotecas, conocida como Ginnie Mae, garantizará un préstamo refinanciado solamente si ya se han hecho seis pagos mensuales del préstamo que se va a refinanciar y si la refinanciación se hace no antes de 210 días después de haber hecho el primer pago mensual del préstamo inicial. Las reglamentaciones, que entrarán en vigor el 1.o de abril, fueron creadas para evitar que los prestamistas convenzan a los veteranos de que refinancien repetidamente sus hipotecas del VA.

Las medidas son una respuesta a quejas de que los veteranos y los miembros en servicio activo están siendo constantemente acosados para que hagan refinanciaciones que no los benefician desde el punto de vista financiero. La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB) informó el año pasado que había recibido alrededor de 1,800 quejas de veteranos, miembros en servicio y sus familias relacionadas con la refinanciación de préstamos hipotecarios.

Un veterano de Carolina del Norte que tiene una hipoteca con el VA hace siete años dijo a la CFPB que quiere que su prestamista lo deje tranquilo. “Me acosan constantemente por correo, teléfono y correo electrónico para que refinancie”, dijo el veterano en su queja. “Yo no solicito ninguna de esas comunicaciones. ¡Hagan que no las reciba más!"

Los miembros de las fuerzas armadas se han convertido en un blanco codiciado para algunos prestamistas que buscan generar ganancias rápidas porque los préstamos del VA generalmente son más fáciles de obtener que los préstamos convencionales y Ginnie Mae protege parcialmente la inversión del prestamista. Cada vez que se refinancia un préstamo, el prestamista gana dinero con los costos de cierre y otras comisiones.

“Los veteranos reportan que los prestamistas los contactan de manera proactiva con promesas de tasas de interés más bajas que las de sus hipotecas actuales, solo para encontrarse después en la mesa de cierre con que los términos son mucho peor de los esperados”, dice el informe de la CFPB. 

Ginnie Mae y el Departamento de Asuntos de Veteranos crearon un grupo de trabajo en octubre para tratar las atrevidas y engañosas ofertas de refinanciación que se describen en el informe de la CFPB. Las medidas anunciadas por Ginnie Mae son resultado de esa investigación.  

Michael Huff, un vocero del Departamento de Vivienda y Desarrollo Humano de Estados Unidos (HUD) —que incluye a Ginnie Mae—, dijo que habrá más cambios.

“Estamos asegurando que los veteranos estén protegidos contra préstamos abusivos” (que incluyen préstamos con tasas de al menos un 1.5% sobre la tasa del mercado), dijo. 

Si recibes una oferta de refinanciación, las autoridades del Gobierno y los expertos en hipotecas ofrecen algunos consejos.

Cómo protegerte

  • Si has obtenido una hipoteca hace poco, debes ser particularmente sospechoso de ofertas nuevas porque es poco probable que las tasas de interés hayan cambiado lo suficiente como para que refinanciar te ahorre el dinero que te costará la refinanciación.  
  • No te fijes solamente en el pago mensual y la tasa de interés. Considera cuánto pagarás en costos de cierre, el plazo del nuevo préstamo y si la tasa de interés puede cambiar en el transcurso del préstamo.  
  • Piensa cuánto tiempo vas a ser propietario de tu casa y si vas a ahorrar lo suficiente con los pagos mensuales más bajos durante ese tiempo para recuperar los costos de la refinanciación. 
  • Lee la letra pequeña de la oferta y asegúrate de que reúnes los requisitos para recibir las tasas y condiciones que se publicitan. Haz preguntas al comienzo para que no te encuentres con sorpresas más adelante.
  • No pienses que estás obligado con un prestamista específico solo porque esa compañía revisó tu reporte de crédito.
  • Si tienes alguna pregunta, puedes comunicarte con un especialista en préstamos del VA al número gratuito 877-827-3702, lunes a viernes de 8 a.m. a 6 p.m., hora del este. 
  • Puedes presentar una queja ante el CFPB o llamar en forma gratuita al 855-411-CFPB (2372).
  • Si te están bombardeando con llamadas telefónicas que no has solicitado, puedes presentar una queja ante la Comisión Federal de Comercio (FTC) en www.donotcall.gov/default.aspx (en inglés/español).

 

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO