Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

Sígalo al pie de la letra

Si demora más de cinco minutos es que no ha leído bien las intrucciones.

Advertencia: Si le toma más de cinco minutos preparar este delicioso postre, no ha seguido las instrucciones al pie de la letra. Me refiero a la panna cotta una delicia elaborada a partir de crema de leche, azúcar y gelatina que combina con sabores y se puede adornar con mermeladas de frutas frescas.

Este postre típico de la región italiana del Piamonte, se prepara en un dos por tres. Es elegante y cremoso, es refrescante y sobretodo, facilísimo de preparar.

Esta receta la dedico especialmente a mi vecina que siempre es la encargada de hacer el postre para las fiestas y reuniones de su “familión”, cinco hijos con sus parejas, los nietos, tíos, tías, padrinos, madrinas, alguna de las suegras. ¡Imagínese la tarea de mi vecina cuando todos esperan cerrar la comida con broche de oro!

Pobrecita, hacer los tradicionales y laboriosos pasteles de chocolate doble, tres leches y flanes de coco que son su especialidad es toda una agotadora tarea. Yo que la he visto enfrascada batiendo huevos y calentando el horno le prometí esta receta para simplificar su trabajo y lo más importante: ¡que todos queden satisfechos y nadie eche de menos sus deliciosas confecciones!

Panna cotta es uno de los postres más fáciles de hacer y sin embargo eso no le quita categoría y elegancia que, entre nosotros, puede elevar con la presentación.

Hay varios “tips” para servir la panna cotta, al ser un postre gelatinoso se adaptará al molde que usted prefiera, así que antes de ponerlo en la nevera escoja si presentarlo en un solo molde para servir en lascas, en moldecitos para servir uno a uno, o en copas para consumir directamente. Yo prefiero este último porque me ahorro el trabajo de despegar mi panna cotta que a veces resulta engorroso. Otro secreto es aplicar unas gotas de aceite liviano y sin sabor al molde. Así despegará más fácilmente.

Para que el “familión” de mi vecina no extrañe su antiguo flan, esta receta es de panna cotta con crema de coco, que además se consigue muy fácilmente en los supermercados. Le prometo que el sutil saborcito del coco lo hará saborearlo poquito a poco para complacer a su paladar.

Un postre tan exquisito merece lo que yo califico como “un buen vestido”, así que escogí para cubrirlo una mermelada ligera hecha en casa con una variedad de moras frescas.

Para mí cualquier ocasión es buena para integrar variedades de moras a mis platos. Son deliciosas y mezclan muy bien, pero lo más importante es que, por sus propiedades nutritivas y benéficas para la salud, son considerados la “súper fruta” o una de las “frutas del siglo XXI.”

¿Qué más pedir para culminar felizmente la comida con el “familión”?

hablan los expertos

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.