Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 
Steven Schneebaum.

In English | El Proyecto pro bono hace posible que la Asesoría Legal para Adultos Mayores (LCE) reclute abogados dispuestos a contribuir su valioso trabajo de manera gratuita para brindar servicios jurídicos integrales a personas mayores de bajos recursos. El Proyecto gestiona aproximadamente 600 casos al año, los cuales recibe por medio de la Línea directa de asistencia legal de la LCE, los abogados del programa o a través del Proyecto de contacto y evaluación inicial (AIP).

Sin la ayuda de nuestros dedicados abogados dispuestos a trabajar pro bono, una gran cantidad de adultos mayores marginados no tendrían acceso a los servicios jurídicos gratuitos que necesitan. Contamos con nuestros abogados voluntarios en la comunidad para hacer llegar nuestra ayuda a los que más lo necesitan.

Nuestra historia

La Asesoría Legal para Adultos Mayores creó el Proyecto pro bono en 1977 por medio de un subsidio de la Legal Services Corporation. La LCE ya no depende de esta organización. Ahora, la LCE es patrocinada por AARP y también recibe financiamiento considerable de la Oficina sobre el Envejecimiento, de D.C. (DCOA).

Nuestros casos

El Proyecto pro bono gestiona una multitud de asuntos de naturaleza civil que afectan a los adultos mayores de bajos recursos del distrito. Por ejemplo, asegura que reciban beneficios públicos (del Seguro Social, de Medicaid, cupones de alimentos, etc.), y ayuda a prevenir el desalojo o la ejecución hipotecaria (en inglés) por medio de negociaciones o de acción legal en los tribunales.

Primero, los abogados y el personal de la LCE evalúan todos los casos para asegurar que tengan mérito jurídico y que estén bien estructurados. Después, el Proyecto pro bono envía esos casos a abogados gubernamentales y del sector privado, quienes previamente aceptaron gestionarlos de manera gratuita. Nuestro personal y los voluntarios monitorean estos casos con regularidad hasta que se finalizan.

SOLO LOS ABOGADOS ACREDITADOS, CON LICENCIA PARA PRACTICAR EN D.C., PUEDEN ACEPTAR NUESTROS CASOS

Beneficios para los abogados que participan en el Proyecto

Al prestar sus servicios a los clientes que más lo necesitan, obtendrán una variedad de beneficios personales y profesionales. Recibirán un caso bien estructurado, y tendrán la oportunidad de trabajar directamente con una persona mayor de bajos recursos del Distrito de Columbia y ayudar a mejorar su calidad de vida. Los abogados que participan en el Proyecto pro bono han dicho que su trabajo es inmensamente gratificante, y a menudo mencionan que es de sus logros profesionales más sobresalientes.

También obtendrán beneficios profesionales al interactuar directamente con los clientes, lo que les permitirá perfeccionar sus habilidades de entrevista, negociación y litigio, y ampliar sus conocimientos sobre diversas áreas de la ley. Estas habilidades de defensa que podrían adquirir al trabajar en el Proyecto pro bono serán útiles a lo largo de su carrera jurídica.

Ayudar a otros que de lo contrario no podrían obtener acceso a la justicia es de gran valor y una tradición importante en la profesión jurídica. Las Reglas de conducta profesional del Distrito de Columbia (District of Columbia’s Rules of Professional Conduct) alientan firmemente a los abogados a realizar una determinada cantidad de horas de trabajo pro bono al año. El trabajo pro bono de la LCE cuenta como parte de la cantidad de horas recomendadas.

Además, el trabajo del Proyecto pro bono se toma en cuenta para el prestigioso "Capital Pro Bono Honor Roll", el cual reconoce a los abogados individuales del sector privado o gubernamental, que hayan trabajado un mínimo de 50 horas pro bono, o 100 horas o más, si desean recibir un reconocimiento mayor, dentro de un año calendario. Para más información sobre cómo solicitar este reconocimiento creado por los jueces superiores del Tribunal de Apelaciones de D.C. y el Tribunal Superior de D.C., haz clic aquí.

CONTACTO

202-434-2120