Conoce más

Abrir
Renta de carros en Budget

Budget Rent a Car

Ahorros exclusivos para los socios


99 Formas de ahorrar

99 Formas de Ahorrar

Échales un vistazo ahora

UPS

The UPS Store

Los socios ahorran en servicios de envío

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

juegos

Sudoku

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Vuelva a clases

Muchos hispanos adultos están volviendo a estudiar para concretar un sueño o aprender algo nuevo.

Hispanos adultos están volviendo a estudiar

— Robert Llewellyn/Corbis

Laura Godfrey no lucirá toga ni gorro de graduación, ni avanzará por un pasillo al compás de Pompas y circunstancias, pero, a sus 49 años, sí está a punto de completar los estudios necesarios para obtener el título de Bachiller Universitario. Michael F. Maez, de 52 años, afirma que la primera vez que obtuvo un título académico, lo hizo por su madre, mientras que la segunda vez, lo hizo por sí mismo. Por último, cada sábado, María Castillo, Doctora en Medicina, de 61 años de edad, asiste a clases de arte en una universidad local. Al respecto, dice que es algo que agrega riqueza y creatividad a su atareada vida como ginecóloga.

Estos alumnos no tradicionales sacrifican noches, fines de semana y tiempo con la familia, y, con frecuencia, comprometiendo el presupuesto familiar. Vale la pena, dicen, con toga y gorro, o sin ellos.

"No me importa el aspecto visible o público de este asunto", comenta Godfrey, una argentina que en agosto obtendrá un título en Comunicaciones. A pesar de haber obtenido, ya, un título en Humanidades (Associate of Arts) en 1966, retomó los estudios en el año 2001, un año después de que su hija mayor ingresara a la universidad.

"En Argentina no se otorgaba ese título (Associate of Arts), de modo que no sentía que tuviera uno. El único que contaba para mí era el que había logrado tras cuatro años de estudios; por lo tanto, es una deuda que tengo pendiente conmigo misma", explica. "Será todo un logro. Estoy muy comprometida con este asunto".

Las razones que llevan a retomar los estudios varían, pero, a menudo, responden a dos categorías, dice Gabe DeGabriele, Director Ejecutivo de la Asociación de Estudiantes no Tradicionales en Educación Superior (Association for Non-Traditional Students in Higher Education, ANTSHE), única organización nacional que atiende exclusivamente las necesidades de los estudiantes no tradicionales. "Tendemos a ver que los varones apuntan más a mejorar en el aspecto laboral, mientras que las mujeres buscan realizarse en lo personal".

Maez se ubica en ambas categorías. Luego de 20 años en la Fuerza Aérea, se retiró, en 1992, y se encontró con que nadie estaba dispuesto a contratarlo por el salario que él pretendía. Al año siguiente, con 41 años, regresó a la universidad, y se graduó en 1996. En el 2003, obtuvo una maestría en Justicia Criminal.

"La razón principal por la que quise obtener mi título de Bachiller Universitario fue cumplir con el deseo de mi madre", comenta este mexicano estadounidense de Utah. "Nadie en mi familia lo había conseguido antes. Ahora, una de mis sobrinas está en la universidad y mi hermano mayor, terminando sus estudios. Supongo que podemos decir que la cadena se rompió".

Castillo, que vive en Miami, Florida, no anhelaba obtener un título académico ni avanzar en su carrera profesional.

"Es bueno hacer cosas para alimentar el alma, y no sólo por dinero. Pinto porque me gusta", dice. Cuando llegó a Estados Unidos, en 1982, con un divorcio reciente y cuatro hijos, esta nicaragüense debió empezar nuevamente su carrera médica casi desde cero, para poder ejercer en este país. El trabajo, el estudio y la crianza de sus hijos no le dejaban tiempo libre. Aunque sus hábiles manos ya no practiquen cirugías, aún las usa para expresar su creatividad; ahora, a través del arte.

Estudiar otorga beneficios suplementarios, comenta. "Uno aprende algo nuevo cada día, pero también brinda la oportunidad de estar con los compañeros de clase y compartir cosas con ellos. El aspecto social es importante".

Cuando pacientes mayores concurren a su consultorio enojados o agresivos, suele deberse a que se sienten solos y, simplemente, necesitan a alguien con quien hablar, sugiere. "Deberían tomar clases de pintura, regresar a la escuela o prestar servicios a su comunidad. Si se mantienen ocupados, se sentirán felices".

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

crisis de los 50

Hombre en trapecio - Crisis de la media edad - Marc Freedman

Marc Freedman, autor del libro El Gran Cambio, le dice las claves de esta nueva etapa de la vida.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP