Dr. Elmer Huerta

Dr. Huerta: “No existe cigarrillo bueno”

La Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 se prepara para disfrutar de un mundial de fútbol libre de tabaco.

La gente de nuestra generación, los baby boomers, ha visto adelantos notables, tanto en aspectos tecnológicos como sociales, durante su vida. El internet y los teléfonos móviles inteligentes, por ejemplo, eran conversaciones de ciencia ficción 40 o 50 años atrás. Las luchas por los derechos civiles y de los discapacitados, entre otras, son adelantos fundamentales en nuestra sociedad moderna.

Vea también: Alimentos que ayudan a prevenir el cáncer.

Persona con un signo de no fumar como símbolo de la prohibición del tabaco en campo de juego durante la Copa Mundial de Fútbol del 2014

— Foto: Getty Images

Pero hay un adelanto social que ha tenido un impacto extraordinario en la salud del ser humano en los últimos 50 años: la lucha contra el tabaco. Según la Organización Mundial de la Salud, se calcula que en el siglo XX, 100 millones de personas murieron en el mundo por alguna enfermedad relacionada al cigarrillo y que si en la actualidad no se hiciera nada para proteger a las poblaciones del humo del cigarrillo, 1.000 millones de personas morirían en este siglo, debido al mismo.

Por eso es extraordinariamente importante el reciente anuncio que la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 será un evento deportivo libre de humo, siguiendo la tradición que se inició durante el Mundial Japón-Corea en el 2002.

El campeonato mundial de fútbol es el evento deportivo —del planeta— más observado en la televisión, y se calcula que la final será vista por casi la mitad de la población mundial, así como sucedió durante la final en Sudáfrica en el 2010.

Se sabe que el 90 % de las personas que fuman empezaron a hacerlo antes de cumplir los 18 años, el mensaje de que se prohibirá el tabaco durante la venidera Copa Mundial continuará siendo uno muy positivo para la juventud y en especial para los niños.

El humo en los aviones

Recuerdo mucho un viaje que hice con mi esposa a Inglaterra en el verano de 1993. Durante la ida logramos sentarnos juntos en la parte delantera del avión, en la entonces existente sección de “no fumadores”. Por algún problema con el boleto, el regreso fue diferente: uno de los asientos estaba localizado en la parte posterior del avión, en la sección de “fumadores”. Estoy seguro que ustedes ya han adivinado quién se tuvo que sentar en esa sección… sí, fui yo.

Ese retorno (aproximadamente siete horas de viaje) es probablemente la tortura más grande que he soportado en mi vida. La cantidad de humo en el aire que se respiraba era realmente insoportable y, debido a la alta cantidad de nicotina absorbida, las nauseas fueron de las más severas que he tenido en mi vida.

¡Qué diferencia hacen 50 años de trabajo a favor del derecho a respirar un aire puro! Usted viaja en casi cualquier medio de transporte y goza de un aire limpio del humo de cigarrillo. Entra a cualquier centro de trabajo o restaurante y el aire es limpio.

“No existe cigarrillo bueno”

No solo han cambiado las cosas en muchas áreas públicas, sino también en nuestros hogares. Muchas personas ya entienden que para ellos y para sus seres queridos, respirar un aire limpio de humo podría salvarles la vida.

Se calcula que cada año en Estados Unidos, el humo de segunda mano causa 46.000 muertes por enfermedades del corazón y 3.400 por cáncer entre los adultos, según el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Los niños —nuestros nietos y bisnietos— también se ven muy afectados por el humo de segunda mano. Entre los efectos que pueden sufrir los niños se encuentran un aumento en el número y la severidad de ataques de asma y un aumento en infecciones respiratorias, según los CDC.

Para los que ya pasamos de los 50 años, recordemos que no existe “cigarrillo bueno” y que fumar solo de uno a cuatro cigarrillos al día duplica el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Recordemos también que dejar de fumar alrededor de los 50 años disminuye en un 50 % el riesgo de morir en los próximos 15 años. Y que solo a los tres años de haber dejado de fumar, el riesgo de sufrir de una enfermedad del corazón cae a niveles comparables al de una persona que nunca ha fumado.

Una decisión clave

El hecho de que los organizadores de la Copa del Mundo Brasil 2014 hayan decidido continuar su tradición de tener copas del mundo libres de tabaco refuerza la idea de tener un aire libre en los campos deportivos.

Medidas como esa han contribuido, sin duda, a que la Organización Mundial de la Salud haya logrado el apoyo incondicional de 168 naciones del mundo para implementar un convenio mundial con el propósito de lograr que el aire que respiran sus pobladores esté libre de humo de tabaco.

Esto es especialmente importante cuando se estima que de los 8 millones de personas que morirán en el mundo el año 2030 por alguna enfermedad relacionada al cigarrillo; 80 % pertenecerán a algún país de medianos o bajos ingresos económicos, países en los que el fútbol es el deporte más popular.

¿Se acuerda usted de la época en que casi el 50% de la población fumaba?

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
La soda contribuye al cáncer de próstata

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

blogs

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.