Conoce más

Cerrar
Carro de compras

Cupones de Ahorro

Acceda a cupones de comestibles gratis

Guia de la ley de salud

Mi Ley de Salud

Cómo la ley funciona para su familia

Grandmother and granddaughter blow out candles on a birthday cake

Toys "R" Us

Ahorros en tiendas de lunes a jueves

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

tu audición

Niña hablándole al oido a una mujer - Centro de recursos para la pérdida de audición

Visita nuestro centro de recursos para la pérdida de audición y encuentra información valiosa para ti o un ser querido. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

    

    

Enfermedades del corazón

Infarto (ataque al corazón)

Historial de salud de AARP

Mi Historial de Salud con AARP  Considera esta herramienta segura y práctica que te ayuda a administrar la información de salud de tu familia.    Más herramientas

Un infarto se produce cuando las arterias que llevan sangre al corazón están bloqueadas y no permiten el suministro de suficiente oxígeno al corazón. El músculo cardiaco muere o se daña permanentemente.

Vea también: Recetas, tips y nutrición

La causa más frecuente de un ataque al corazón es un coágulo de sangre que tupe una de las arterias coronarias, las que llevan la sangre y el oxígeno al corazón. Si el flujo sanguíneo se interrumpe, el corazón carece de oxígeno y sus células mueren.

Otra causa común es la arterosclerosis, placas —principalmente de colesterol— que obstruyen el torrente de sangre por las arterias. Ocasionalmente, un aumento fuerte y repentino en los niveles de estrés puede provocar el infarto.  
También aumentan las probabilidades de sufrir un infarto mientras se encuentra haciendo ejercicios y otros tipos fuertes de actividad física, si es que ya tiene las arterias tupidas.


Algunos factores de riesgo:

  • Edad avanzada (mayor de 65 años de edad)
  • Ser hombre
  • Diabetes
  • Historial familiar de enfermedades cardiovasculares (factores genéticos o hereditarios)
  • Hipertensión o alta presión arterial
  • Fumar
  • Dieta alta en grasas
  • Niveles no saludables de colesterol, sobre todo un nivel alto en el nivel de LDL, o “colesterol malo”, y niveles bajos de HDL, o “colesterol bueno”. 
  • Insuficiencia renal crónica

Siguiente:  Síntomas de un infarto. »

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.