Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

Becas

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Las guerras fiscales de Washington ¿Qué significan para usted?

Los legisladores se enfrentan a tremendos déficits presupuestarios.

In English | Confluyen de manera inusitada discusiones financieras federales que tienen preocupados a los legisladores nacionales y totalmente absortos a los comentaristas políticos de D. C. Al mismo tiempo, dominan el contenido de las noticias y los programas de debate este año, y dejan a la mayoría de la población confusa y perpleja.

Vea también: El plan de Obama para el déficit

Esto es lo que está en juego:

  • El presupuesto federal del 2011, para el año fiscal que concluye el 30 de septiembre;

  • El presupuesto federal del 2012, para el año fiscal que comienza el 1.º de octubre; y

  • Un tope en la deuda nacional para impedir que el Departamento del Tesoro tome más préstamos una vez que se llegue al límite de $14,2 billones ($14.2 trillion), lo que ocurrirá entre mayo y julio.


Hay muchísimo en juego: desde más impuestos y recortes en programas de armamento y operaciones militares en ultramar, a una situación caótica en los mercados financieros mundiales. Los estadounidenses mayores de 50 años tienen mucho que perder. El núcleo de las conversaciones para cuadrar el presupuesto es el creciente costo que representa este grupo de población, como indican los crecientes costos del Seguro Social, Medicare y Medicaid. La secuencia que se muestra a continuación pone de relieve las principales encrucijadas en un año decisivo para las finanzas federales.

Abril: planes de gasto para el 2011 y el 2012

El presupuesto del 2011

El Congreso está debatiendo y votando sobre el proyecto de ley para el financiamiento del resto del año fiscal 2011. (La Cámara de Representantes votará el 14 de abril y después lo hará el Senado). Este acuerdo se hizo a último momento la semana pasada, con apenas suficiente tiempo para evitar el cierre del Gobierno el 9 de abril, y requiere recortar $38.500 millones del gasto desde ahora hasta el 30 de septiembre, lo que constituye la mayor reducción realizada de golpe en la historia estadounidense. El presidente Obama pudo proteger algunos programas claves (entre ellos, la investigación médica), para que no los eliminaran los republicanos, pero es sólo el comienzo de la guerra contra el gasto.

Qué significa para usted: El proyecto de ley cortará una gran tajada, eliminando partes del gasto en seguridad alimentaria, subvenciones al transporte público y la protección ambiental. Probablemente no se sienta el golpe de inmediato, pero apenas es el comienzo, ya que el Congreso continúa debatiendo incluso mayores recortes en el gasto para el próximo año.

El presupuesto del 2012

Se espera que los republicanos en la Cámara de Representantes presionen para que su propuesta presupuestaria para el año fiscal 2012 se someta a votación antes del 15 de abril. Es una propuesta polémica, formulada por el representante Paul Ryan (republicano por Wisconsin) y el Comité de Presupuesto de la Cámara, que sugiere privatizar Medicare utilizando un sistema de comprobantes e imponer un nuevo enfoque para limitar el financiamiento de Medicaid (el seguro de salud para las personas de bajos ingresos, que frecuentemente incluye atención en hogares para el cuidado de adultos mayores con discapacidades). El plan del GOP (Partido Republicano) es reducir el gasto a los niveles del 2008 y hacer recortes de casi $6 billones ($6 trillion) durante la próxima década en los niveles proyectados en el presupuesto sometido a consideración por el presidente Obama. Aunque se espera que la Cámara de Representantes acepte esta propuesta, probablemente la rechazará el Senado.

Los demócratas en el Senado todavía están elaborando su propia propuesta presupuestaria, que posiblemente se aprobará en mayo. Un mensaje electrónico de recaudación de fondos remitido el 11 de abril por el DCCC (Comité Demócrata de Campaña Congresional) advierte a los beneficiarios de Medicare que el Plan de Ryan “pondrá fin al Medicare que conocemos y forzará a las personas mayores a recortar cupones si quiere tener dinero para ir al médico… Mientras que los ricos recibirán otra desgravación fiscal”.

Qué significa para usted: Esto puede ser el comienzo de un debate largo y polémico sobre el futuro y la estructura de Medicare. ¿Deberá reformarse Medicare para convertirlo en un programa de seguros parcialmente privatizado, o puede racionalizarse el gasto de forma que los incrementos en el costo sean mínimos?

El Plan de Obama para reducir el déficit

Menos de dos meses después de presentar su primera propuesta presupuestaria para el 2012, el Presidente anunció un segundo plan para un Gobierno con menor personal, menor déficit y menor gasto federal. Su plan puso de relieve la importancia de aumentar la eficiencia de Medicare, en vez de recortar las prestaciones; y propuso elevar los impuestos de las personas con un ingreso anual superior a $250.000.

“Hemos ahorrado mucho en la atención médica, [pero] todavía hay que hacer más. Así es que van a tener que ver el tipo de ahorro que es posible en Medicare y Medicaid”, manifestó David Plouffe, asesor superior de la Casa Blanca.

Qué significa para usted: Si bien Obama pospuso las propuestas de reestructuración del Seguro Social, Medicare y Medicaid, amenazó con eliminar las lagunas en la ley tributaria que la gente suele aprovechar. También quiere controlar el incremento en el gasto en una variedad de programas federales, excepto en educación.

Mediados de mayo: reducir la deuda y más

Estados Unidos llegará al tope de $14,29 billones ($14.29 trillion) de deuda el 16 de mayo y tendrá que aumentarlo para seguir funcionando. En ese momento, no podrá continuar tomando dinero prestado y se enfrentará a la posibilidad de entrar en mora en los préstamos que tiene, algo que tendría consecuencias económicas devastadoras, tanto para Estados Unidos como para otras economías del mundo. El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, indicó que el Departamento del Tesoro podría tomar medidas extraordinarias para posponer la entrada en mora hasta el 8 de julio, fecha en que “no habría más espacio” para tomar prestado dentro del límite.

Los republicanos en la Cámara de Representantes dicen que no elevarán el límite de endeudamiento sin que se hagan importantes concesiones en el gasto. El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney —si bien defiende como algo simbólico el voto de Obama en el 2006 en el Senado en contra de elevar dicho límite— manifiesta que, si el Congreso no hace algo sobre el tope de la deuda, las consecuencias para la economía serán “catastróficas”.

Qué significa para usted: Las consecuencias de entrar en mora serán considerables, comenzando por una caótica fluctuación en las tasas de interés, lo que afectaría las cuentas de ahorro para la jubilación. También es posible que el debate sobre el límite del endeudamiento genere una negociación más amplia sobre el gasto futuro y los niveles de impuestos.

Septiembre: segunda ronda de las guerras presupuestarias

La batalla por el gasto federal podría generar a un gran callejón sin salida, porque el Congreso sigue debatiendo las asignaciones presupuestarias para el 2012 y se avecina el comienzo del siguiente año fiscal. El Congreso probablemente siga en el atascadero de decidir los recortes en el gasto, incluidas las propuestas radicales sobre Medicare y Medicaid. No se sorprenda si los demócratas, los republicanos y la Casa Blanca no pueden llegar a un acuerdo.

Qué significa para usted: De momento no se nota nada, pero los programas y los impuestos que le incumben podrían verse afectados a partir del 1.º de octubre.

Octubre 1º: comienzo del año fiscal 2012

A juzgar por lo ocurrido en el pasado, será poco probable que el presupuesto del 2012 esté listo para dicha fecha límite, por lo que el Gobierno federal tendrá que adoptar decisiones temporales sobre el gasto o cerrar todo hasta que el Congreso resuelva sus desacuerdos sobre el tema.

Qué significa para usted: En el próximo año pueden entrar en vigor cambios que afectarán los impuestos, las lagunas en la ley tributaria y los recortes en el gasto en programas esenciales. Si bien no es probable que haya grandes cambios en el Seguro Social y Medicare, existe la posibilidad de que se haga una variedad de recortes en programas como la calefacción en situaciones de urgencia, la capacitación para cambiar de empleo y los beneficios por desempleo.

Noviembre 6: un año antes del día de las elecciones

Parece que la batalla presupuestaria tendrá un gran impacto en la campaña presidencial del 2012, al cuestionar el papel del Gobierno en los programas de prestaciones por derecho ciudadano y elevar el debate sobre si ciertos programas existentes —como Medicare, Medicaid y el Seguro Social— se deben reestructurar totalmente, lo que afectará a los beneficiarios futuros.

Judi Hasson es una periodista veterana en Washington D. C.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.