Protejamos el Seguro Social y Medicare

Celebremos el pasado; protejamos el presente; creemos el futuro.

Abuelo jugando con su nieto

En la actualidad, 59 millones de personas reciben beneficios del Seguro Social y 55 millones tienen la cobertura de Medicare. — (c) Peopleimages

In English | Este verano, festejamos el 80.º aniversario del Seguro Social y el 50.º aniversario de Medicare. Estos dos importantes programas son el pilar de la seguridad económica y la seguridad en el cuidado de la salud de todas las personas en Estados Unidos que se encuentran en la etapa de la jubilación. Rendimos homenaje al éxito continuo de estos programas, por prevenir la pobreza de millones de adultos mayores y sus familias, y por permitir la independencia y la dignidad de los ancianos. En la actualidad, 59 millones de personas reciben beneficios del Seguro Social y 55 millones tienen la cobertura de Medicare. Estos son beneficios que se han ganado los empleados al aportar dinero a los programas durante su vida laboral. Con 11,000 personas que cumplirán 65 años diariamente en los próximos 15 años, una población que vive por más tiempo, y costos de salud que van en aumento, estos programas enfrentan desafíos en el futuro. Según concluyó un informe del 2014 de los Consejos de Administración del Seguro Social y Medicare: “Los legisladores deberían abordar lo antes posible los desafíos económicos que enfrentan el Seguro Social y Medicare. Actuar lo antes posible dejará más opciones y más tiempo para hacer los cambios gradualmente, y así el público cuente con suficiente tiempo para prepararse”.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Una de las preguntas más importantes es: ¿cómo deberían abordarse estos programas? La respuesta depende de cuánto dinero aportarán las personas a estos programas mientras trabajan y cuánto recibirán cuando empiecen a recibir beneficios. A medida que reflexionamos en la respuesta a esta pregunta importante, se hace necesario reconocer dos principios fundamentales.

1. Debemos proteger los beneficios que reciben los beneficiarios de hoy (y aquellos que ya casi reúnen los requisitos). Los beneficiarios actuales deben saber que los beneficios con los que cuentan cada día no disminuirán ni desaparecerán, y aquellos que ya casi reúnen los requisitos deben saber que se cumplirá la promesa de recibir beneficios sustraídos del aporte a estos programas.

2. También debemos reconocer que el envejecimiento en la actualidad es distinto a lo que era una generación anterior. Y será distinto en la generación venidera. Por eso, a medida que nos planteamos el futuro del Seguro Social y de Medicare, tenemos que hacerlo dentro del contexto de que cambia la sociedad; y tenemos que decidir no solamente cómo lograr que estos programas sean solventes y adecuados a corto plazo, sino también cómo hacerlos funcionar mejor a largo plazo. Como esto requiere un arduo debate nacional, tenemos algunos principios básicos que deberían guiar esa conversación.

El Seguro Social debería continuar garantizando que, al momento de jubilarse, las personas que trabajen duro y aporten al sistema reciban los beneficios que se han ganado. Cualquier trabajador que se lesione o se enferme y ya no pueda trabajar debe tener la seguridad de saber que recibirá los beneficios que le prometieron.

Cualquier cambio debe discutirse como parte de un debate más amplio en donde se tome en cuenta el apoyo a las personas para que se preparen para una jubilación segura.

Para Medicare, necesitamos soluciones sensatas que mejoren la atención, reduzcan los costos del cuidado de la salud y generen un ahorro real para los contribuyentes, sin recortar sus beneficios o su acceso a la atención médica. Esto incluye disminuir los costos de los medicamentos prescriptos al permitirle a Medicare que negocie precios más bajos para los medicamentos y al mejorar el acceso a medicamentos biogenéricos menos costosos; mejorar la coordinación de la atención; combatir el malgasto y el fraude; y eliminar los sistemas de pago ineficientes, la atención médica descoordinada, los errores, la duplicación y el papeleo innecesario.

Mientras festejamos la historia del Seguro Social y Medicare, reconozcamos que debemos hacer más que proteger y defender estos programas. También debemos mejorarlos para que estén más sincronizados con el estilo de vida de hoy en día y para que proporcionen una base sólida que permita envejecer como quieran las personas.


Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Dile al Congreso que proteja a Medicare

Medicare es un acuerdo establecido con el pueblo hace mucho tiempo. Ahora le toca al Congreso protegerlo. Únete a la lucha

 

Publicidad

El tío Sam
a tu servicio

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad