Conoce más

Cerrar
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Centro de vida asistida

Perdiendo a papá, queriendo a mamá

¿Cuál será la mejor atención para su madre cuando ella se quede sola y con una demencia en desarrollo?

Silla de ruedas

— Image Source/Getty Images

In English | Papá cumplió 84 años el 1 de julio. Es probable que este haya sido su último cumpleaños; tiene cáncer de hueso en las caderas.

Hace tres años, cuando él y mamá todavía vivían en su casa, en California, a papá le diagnosticaron cáncer de próstata y, además, lo operaron de la vesícula. Su enfermedad lo dejó discapacitado y pasó varias semanas en una clínica especializada. Mamá se quedó en la casa, sola y deprimida. Finalmente, mis hermanos y yo logramos convencerlos de que se mudaran a un hogar de vida asistida. Elegimos Seattle, porque allí los centros de vida asistida son un 50 % más baratos que en California y, mi hermano menor, Jaime, vivía justo a la vuelta del nuevo hogar.

Vea también: Centro de recursos: Cuidar de los nuestros.

Los últimos dos años fueron más felices para todos, a pesar de la salud de papá. Mamá y papá alcanzaron su plenitud en el centro y estamos satisfechos con la atención que recibían. Mamá es una de las residentes más jóvenes, y le gusta serlo. Ella es encantadora, una verdadera coqueta, y le prestan muchísima atención. Toma clases de yoga y juega bingo con las otras señoras. Ocasionalmente, adopta a alguna residente mayor que necesite más atención y la ayuda a avanzar.

Pero cuando los visité en febrero, me quedé muy preocupada. Papá nunca fue muy elegante, pero siempre fue prolijo. Esta vez vestía unos pantalones viejos y una camiseta. Sus cejas estaban blancas por la caspa y sus uñas, largas. Había tenido neumonía y se estaba recuperando, así que pasaba la mayor parte del tiempo en cama. En su pequeño cuarto, donde sólo hay un televisor y la cama, había un enorme tanque metálico de oxígeno. Cada vez que tomaba una siesta o se acostaba por la noche, lo conectaban al tanque. Papá se quejaba amargamente, hasta que se dio cuenta de que el oxígeno lo ayudaba a respirar mejor.  

La enfermedad de papá dejó a mamá deprimida y huraña. Además, ella está presentando algunos síntomas de demencia: se desorienta, exhibe cambios en su personalidad y se olvida de las cosas al cabo de algunas horas. A menudo, se torna evasiva e insensata. Mi hermano, quien la ve casi todos los días, a menudo pierde los estribos. “Es manipuladora”, me dice, y yo le respondo que ella está perdiendo algunas de sus capacidades, que creo que todos vamos a tener que aprender a lidiar con sus frustraciones y sentimientos, y seguirle la corriente.

Ella siempre se enoja cuando le prestamos atención a papá. He tratado de explicarle que él se está muriendo, que debería disfrutar de sus últimos días con él; pero en este momento, a ella no le importa. Mi hermano los lleva a la iglesia todos los domingos. Ahora, mamá hace un berrinche cada semana, porque no quiere que papá vaya. Mi hermano ignora sus comentarios, diciéndole que si no se comporta bien, llevará sólo a papá a la iglesia.

La lección que aprendimos cuando los mudamos al centro de vida asistida fue que no debemos demorar las decisiones sobre la situación de nuestros padres. Hoy, ninguno de nosotros ignora lo que está por suceder: cuando papá muera, tendremos que tomar una decisión con respecto a mamá.

El cáncer de papá está avanzando rápidamente. Las enfermeras nos dijeron que vamos a tener que trasladarlo a un centro de cuidados más intensivos. Jaime encontró uno dirigido por monjas en West Seattle. No sabemos si este centro tendrá una vacante para mi madre. En caso de no haber lugar para ella, la situación se complicaría para Jaime, quien ahora se las arregla para hacerles rápidas visitas, camino a su casa desde su exigente trabajo, para estar con su esposa y sus dos jóvenes hijos.

Siguiente: ¿Qué pasará con mamá cuando papá muera? »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.