Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Tarjeta de crédito

Calculadora

Cómo saldar tu tarjeta de crédito

Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Recursos para encontrar empleo

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Hay 96.6 millones de solteros en EE.UU.

Parejas prefieren unión libre

En el 2008 6.2 millones de parejas vivían juntas sin estar casadas.

¿Recuerda la última vez que lo invitaron a una boda? No se preocupe si fue hace mucho tiempo. Pero si, en cambio, fue recientemente puede sentirse privilegiado porque los matrimonios, al menos como se conocen hoy en día, parecieran estar llamados a ser cosa del pasado.

Las estadísticas hablan por sí­ solas: no sólo hay más personas solteras, sino que también son más las parejas que deciden vivir juntas pero sin pasar por el registro civil o el altar.

“Cada vez esta tendencia es más vista como algo normal en la sociedad”, comentó Ben Loew, investigador del Centro de Estudios del Matrimonio y la Familia en la Universidad de Denver. “La sociedad se ha individualizado mucho desde la aceptación del feminismo y de la revolución sexual que se dio en la década de los años 60 y 70”.

Según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, 96.6 millones de personas estaban solteras hasta el año pasado, de las cuales el 61% nunca se ha casado, y el resto son viudos o divorciados. En total, representan el 43% de la población del país que es mayor de edad, dos puntos porcentuales más si lo comparamos con 2005.

En el lapso de una década, la cantidad de personas  que vivían juntas pero sin estar casadas literalmente se ha duplicado. En 2009 se contaban 6.6 millones de parejas que convivían bajo el mismo techo sin ninguna relación legal o eclesiástica, frente a las 3.3 millones de parejas que había al respecto en 1999.

Por el contrario, los casamientos han aumentado a un ritmo mucho más lento. En 2009 se contaban 60.8 millones de matrimonios establecidos, apenas 6 millones más de los que había 10 años antes.

Entre quienes deciden casarse optan por hacerlo cada vez más tarde. Las mujeres llegan al matrimonio a una edad promedio de 26 años, mientras que los hombres lo hacen en la media de los 28. Sin embargo, también se observan diferencias, según las etnias a la hora de contraer nupcias.

“Las parejas anglosajonas valoran el matrimonio pero no se sienten seguras de casarse hasta estar bien establecidas y tener un buen trabajo”, explicó Wendy Manning, socióloga y codirectora del Centro Nacional para la Investigación de la Familia y el Matrimonio. “Los latinos en cambio son más tradicionales. Aunque el 60% de los hispanos ahora espera también más para casarse, anteponen los valores familiares aunque no están bien económicamente”.

Según los expertos, son varios los factores los que llevan a muchas parejas actuales a no querer casarse, entre otros la economía, si no se dispone del dinero suficiente para celebrar la fiesta. Pero además están de por medio el cambio en los valores y la forma en cómo los jóvenes ven la vida.

“Las generaciones de ahora han vivido en muchos casos con padres divorciados. Desde hace tiempo en Estados Unidos, uno de cada dos matrimonios ha terminado en divorcio y los hijos han visto el dolor que eso supone y quieren prevenir las consecuencias, aparte que cuando la pareja comienza a vivir junta se va reduciendo la motivación para casarse”, dijo Loew. “Encuentran además la facilidad de que, viviendo juntos sin casarse, pueden terminar si algo va mal evitando el dolor y los trámites del divorcio”, añadió.

Y es que casarse también implica hacerlo con las deudas o las “riquezas” de la pareja. De hecho, estar casado o soltero puede significar la diferencia en algunos casos de comprar una vivienda o de que se rechace el crédito. No por estar casado las cosas son más fáciles.

“Si estás casado y lo que quieres es comprar una vivienda con un préstamo del gobierno dando sólo el 3.5% de enganche, se tienen que contar las deudas también de la pareja aunque esta no vaya a estar incluida en el préstamo”, explicó Minerva Moreno, agente inmobiliaria. “En cambio, si estás soltero, aunque vivas con tu pareja, no se le miran las deudas y puedes incluir a alguien que tenga buen crédito”.

“La razón por la que se pide es porque cuando estás casado, la pareja es dueña de los beneficios y de las deudas por igual”, agregó.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s