Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones

Los socios ahorran en comestibles



25 preguntas sobre el Seguro Social

¿Preguntas sobre el Seguro Social?

Obtén las respuestas

Abuela y nieta soplando una torta de cumpleaños

Toys "R" Us

Descuento en tus compras

Explore AARP Life Reimagined

Life Reimagined

Explora las opciones para tu futuro

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Lo que realmente sé sobre las bodas

Novia a los 74

"Mi único sueño era tener una boda¨, explica la ahora feliz esposa.

Novia cargando un ramo de su matrimonio

— Getty Images

In English | Igual que la mayoría de las jovencitas nacidas en los años veinte, mi único sueño era tener una boda.

Miraba con ojos soñadores las fotos de las novias que llevaban largos trajes blancos, hijas de las familias pudientes, en la página de sociales que publicaba el diario local los domingos. Por lo general, una pareja comprometida iba en auto hasta la capital del condado, se dirigía al Palacio de Justicia, compraba su licencia matrimonial y se iba a buscar al juez de paz que quedara más cerca. Si querían que los casara el clérigo de su iglesia, le pedían una cita y se presentaban en su casa con un par de testigos como acompañantes.

Sin embargo, las jóvenes de mi generación querían todo lo que incluía una boda. Algunas fueron lo bastante afortunadas para tener una verdadera boda. Mi propia hija, June, tuvo una boda doble y llevó un traje rosado.

Luego, vinieron mis cuatro nietas. Esperaban blancas despedidas de soltera en su honor, trajes largos y esmoquins alquilados, en una iglesia con una recepción, y lo lograron. Fueron incontables las horas de trabajo para que todo saliera a la perfección.

Unos años más tarde, en 1999, cuando ya había enviudado dos veces, conocí a otro hombre. Igual que yo, era viudo por segunda vez. Cuando decidimos casarnos, nos dimos cuenta de que ninguno de los dos se había casado antes por la iglesia. Mi nieta Amy me llevó a buscar el traje de novia perfecto. Pero, quedé muy desilusionada cuando encontré que todos eran trajes para ''señoras mayores''. Insistió en que usara su traje de novia.

Caminé hasta el altar sujetando con fuerza el brazo de mi yerno, vestida con el traje de novia de mi nieta, en satén de color marfil pálido y cubierto de brocados, que llegaba hasta el piso, para reunirme con mi nuevo esposo. Empezó a llorar cuando me vio. Mi yerno, que es muy sentimental y ya había escoltado a sus tres hijas hasta el altar, también se emocionó y lloraba tanto que el pastor le preguntó si se sentía bien.

Créanme, esa larga caminata hasta el altar es tan emocionante para una novia de 74 años como para una tierna jovencita de 18.

La columna Lo que realmente sé (What I Really Know) del AARP Bulletin proviene de nuestros lectores. Todos los meses solicitamos a nuestros lectores que nos envíen ensayos personales breves acerca de un tema en particular y algunos de nuestros favoritos los publicamos en línea e impresos. Phyllis Howard es una lectora de Warsaw, Missouri.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.