Música para tus oídos

10 canciones esenciales de bossa nova

'La chica de Ipanema', las melodías de Sergio Mendes y otros clásicos.

Stan Getz, Joao Gilberto, Antonio Carlos Jobim

A garota de Ipanema

La canción que lo empezó todo. Según la leyenda, fue una decisión del momento que la inolvidable Astrud Gilberto, esposa del guitarrista Joao, interpretara esta canción, hipnotizando a generaciones de melómanos con su entrañable acento en inglés y la inocencia de su cantar. La letra, escrita por el pensador de la bossa, Vinicius de Moraes, resume la filosofía del movimiento: qué linda la muchacha que camina por la playa...  pero qué pasajero es todo. Y de ahí surge la pregunta mortífera: ¿por qué todo es tan triste?

Michael Ochs Archives/Getty Images

Antonio Carlos Jobim

Wave

Inspirado en el folklore de su Brasil natal, el jazz y el impresionismo de Debussy y Ravel, el pianista Antonio Carlos Jobim (1927-1994) fue el arquitecto de la bossa. Muchas de las canciones en esta lista son de su autoría, pero se necesitaría un libro entero para apreciar su obra. Jobim escribió docenas de canciones inolvidables, pero sus instrumentales son igualmente poderosos. Como Wave, de 1967, una miniatura que cautiva con su melodía sinuosa.

Cortesía Ernesto Lechner

Joao Gilberto

Chega de Saudade

Los elementos fundamentales de la bossa fueron las melodías de Jobim, las letras de Vinicius... y la guitarra del excéntrico Joao Gilberto, que hoy, a los 82 años, continúa con vida. Luego de pasar una temporada en un hospital psiquiátrico durante los años 50, encontró su camino a través de su estilo musical absolutamente innovador, usando la guitarra como un instrumento de percusión y cantando suavemente y a destiempo de la melodía principal. Editado en 1959, Chega de Saudade es considerado el primer LP de bossa nova.

Cortesía Ernesto Lechner

Sergio Mendes

Mais que nada

Mientras Jobim y Vinicius creaban una revolución cultural en los clubes nocturnos de Río a principios de los años 60, un pianista de jazz estaba listo para unirse a este nuevo movimiento. Enfatizando la sensualidad de las voces femeninas y melodías etéreas que lo acercan al compositor estadounidense Burt Bacharach, Sergio Mendes desarrolló el aspecto más comercial de la bossa nova junto a su grupo Brasil ’66. Su versión —psicodélica y burbujeante— del tema de Jorge Ben, Mais que nada, se convirtió en el tema más famoso de la bossa después de Garota de Ipanema. La carrera de Mendes ha continuado, llena de éxitos, hasta el día de hoy.

Cortesía Ernesto Lechner

Elis Regina con Antonio Carlos Jobim

Águas de Marco

Una de las características más notables de Antonio Carlos Jobim es que siguió creando obras maestras aún después de que la bossa se convirtiera en una sensación internacional. Y una de las mejores intérpretes de su cancionero fue la gran Elis Regina (1945-1982). En 1974, Elis cumplió su sueño de grabar un LP en Los Ángeles en colaboración con el maestro. El tema de apertura es la mejor versión de Águas de Marco, un tema cuya letra exprime la fuerte conexión que unió a la bossa nova con la poesía impresionista.

Cortesía Ernesto Lechner

Sylvia Telles

Samba do uma nota só

A veces la historia es cruel con los artistas. Si Sylvia Telles no hubiera muerto en un trágico accidente a los 32 años, probablemente hoy sería reconocida como la cantante femenina más expresiva de la bossa. Pero como “Dindi” (el apodo de Sylvia, que inspiró una famosa canción de Jobim) dejó de existir el 19 de diciembre de 1966, hoy sólo la recuerdan los expertos de la música brasileña. Basta con escuchar su electrizante versión de Samba do uma nota só para entender que, durante unos pocos años al menos, Sylvia Telles fue la absoluta reina de la bossa.

Cortesía Ernesto Lechner

Lúcio Alves

O barquinho   

Otra figura invalorable pero relativamente olvidada de la música brasileña, Lúcio Alves (1927-1993) es el nexo perfecto entre la canción popular de los años 50 y el boom de la bossa. Su voz aterciopelada supo acoplarse a ambos estilos, creando una transición perfecta. Ya en 1959, su LP Interpretando Sambas Em 3-D, incluía canciones de Jobim, adoptando la hipnótica liviandad del nuevo estilo. En los años siguientes, Alves se dedicó casi de lleno a la bossa, sin conocer el éxito global de otros cantantes. 

Cortesía Ernesto Lechner

Wanda Sá

Adriana

La frescura de la bossa nova —ese sonido tierno, apoyado en lánguidas voces femeninas y melodías que invitan a ser tarareadas a todo pulmón— influyó a una gran cantidad de artistas brasileños durante la década de los 60. Wanda Sá fue una de ellas. A los 13, tomó clases de guitarra con Roberto Menescal, uno de los pioneros de la bossa. Editado en 1965, su primer LP, Vagamente, es una de las obras maestras del movimiento. El tema de apertura, Adriana, nos transporta a las playas de Río en los años 60 a través de sus dos minutos de pura magia.

Cortesía Ernesto Lechner

Tamba Trio

O samba so minha terra

La conexión de la bossa con el jazz es importantísima, y Tamba Trio fue uno de los grupos de la época que más resaltaron esta historia de amor. Formado a principios de los años 60 por el pianista Luiz Eca, el bajista Bebeto Castilho y el baterista Hélcio Milito, Tamba Trio comenzó su carrera acompañando a cantantes femeninas y se transformó en cuarteto en 1967, demostrando un gusto impecable para las armonías vocales a la antigua. Sus primeros discos no han perdido ni un ápice de su frescura inicial. 

Cortesía Ernesto Lechner

Vinicius de Moraes, Toquinho, Maria Creuza

Tomara

Además de fundar los cimientos de la bossa con Jobim, el poeta y ex diplomático Vinicius de Moraes encontró en el joven guitarrista Toquinho un extraordinario socio para componer y tocar canciones. En 1970, el disco La Fusa (grabado en vivo en un café concert de la Argentina, con agregados adicionales en estudio) se convirtió en todo un símbolo de la nueva ola. Acompañados por la joven cantante Maria Creuza, Vinicius y Toquinho celebran la bohemia bossanovesca con una impecable selección de canciones. Tomara es una de las más bellas. 

 

Cortesía Ernesto Lechner

  • Pinterest
  • Google+
Descuentos para el tiempo libre
Ahorros de hasta un 49% en palomitas de maíz y refresco en el cine.
MÁS

Después del mambo y el calipso, le tocó el turno a la maravillosa bossa nova de conquistar el mundo entero con sus dulces cadencias. Surgida a fines de los años 50 en Río de Janeiro como una contrapartida juvenil a la samba tradicional, la bossa se inspiró en el jazz estadounidense, adoptando un ritmo suave y sofisticado. Sus letras celebran los momentos bellos de la vida, tomando plena conciencia de su brevedad. Esta selección de 10 temas demuestra claramente que, tantas décadas después, la bossa no ha perdido nada de su encanto.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Encuesta de la semana


¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

blogs

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s