Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Tu dinero

Una alternativa para vacaciones: una casa rodante usada

Tómate un descanso sobre ruedas – y ahorra.

AARP me ayuda a mantenerme saludable con contenido práctico y ameno

In English | Si buscas una casa rodante usada u otro tipo de vehículo de recreación, el mejor momento para comprar podría ser en el otoño y a comienzos del invierno. Aunque hay muchos jubilados migratorios que se dirigen hacia el sur en sus casas rodantes en busca de climas más cálidos, hay muchas otras personas que disfrutaron de la temporada de acampar en el verano y ahora quieren descargar su tráiler en vez de pagar el estacionamiento y darle mantenimiento durante el largo invierno que se acerca. Esa es una buena noticia para ti.

Mira también: Nuevas reglas para enviar dinero a tu país.

Una casa rodante usada podría ser lo que tú necesitas. — Foto: Juice Images/Corbis

Comprar una casa rodante usada en buenas condiciones te puede ahorrar bastante dinero. Según el sitio web RVers Online, después de factorizar la depreciación, el financiamiento, el mantenimiento y otros costos, una casa rodante de tres años de uso puede costar casi la mitad del precio de una nueva.

¿Cómo encontrar una casa rodante con dueños previos que sea adecuada para ti? Estas son algunas sugerencias.

1. Haz la tarea

Es fácil caer en la emoción del momento y empezar a fantasear sobre los buenos momentos que disfrutarás recorriendo una carretera escénica en tu "casa lejos de casa". Así que haz la investigación primero. Muchos propietarios de casas rodantes están ansiosos por compartir sus historias y consejos. Los sitios web y foros en línea donde los entusiastas de las casas rodantes chatean e intercambian consejos —además de ofrecer sugerencias para comprar casas rodantes usadas— incluyen rv.net (patrocinado por Good Sam Club, la organización más grande del mundo de propietarios de vehículos de recreación), rv.forum y rvtravel. Puedes encontrar un directorio nacional de clubes, exhibiciones y reuniones locales sobre casas rodantes en clubes, incluidos los clubes para propietarios de marcas específicas de casas rodantes, que es una manera fabulosa de obtener más información sobre la marca y el modelo que te interesan. Si eres totalmente nuevo en el mundo de las casas rodantes, quizás quieras alquilar una primero por una o dos semanas para confirmar que el estilo de vida es adecuado para ti. El sitio web de GoRVing Coalition proporciona un directorio de sitios de alquiler, concesionarios y otros recursos.

Mira también: Aprende cómo prevenir el robo de identidad.

2. Identifica qué quieres

La mayoría de las personas que venden o intercambian su casa rodante buscan un modelo mejor o diferente, nos comenta Christine Bowes de American Family RV en Chesapeake, Virginia. "Por lo general el vehículo actual es del tamaño incorrecto, o ya no lo pueden manipular en la carretera, o cualquier otro motivo. Es por eso que vemos tantas casas rodantes usadas en el mercado", agrega. En el libro Buying a Used Motorhome: How to get the most for your money and not get burned (Compra de una casa rodante usada: cómo hacer rendir su dinero al máximo sin equivocarse), el autor Bill Myers hace un excelente trabajo al ayudar a los lectores a identificar cuál es el tipo de casa rodante que mejor se ajusta a ellos. También señala cómo algunas casas rodantes usadas tienen una mejor relación precio/beneficio que otras, dependiendo de tu situación y el uso que le quieras dar a la casa rodante. Por ejemplo, un monstruo "Clase A", más viejo, con muchas millas, que devora combustible quizás sea una pesadilla para los que viajan grandes distancias, pero una ganga fabulosa para los que planean conducir poco y estacionarlo cerca de casa.

3. Busca por internet y por la calle

Los sitios web como RVT.com (anteriormente "RV Trader"), RVzen.com y CampingWorld.com te permiten buscar en los listados nacionales de casas rodantes usadas por marca, modelo, precio y otros criterios. La mayoría de los sitios relacionan las casas rodantes a la venta por concesionarios así como por propietarios individuales. En esta época del año, también vale la pena recorrer los parques de casas rodantes e incluso los barrios residenciales para ver si alguien está vendiendo un tráiler en la entrada del garaje.

4. Determina un valor justo

Una vez que hayas identificado los vehículos que cubran tus necesidades, las directrices NADA para casas rodantes te permiten ingresar la marca, el modelo, el año y otros detalles para una casa rodante usada y recibir un cálculo estimado del valor justo de mercado de ese vehículo. Aunque las directrices NADA las usan comúnmente los prestamistas y concesionarios para determinar el valor, recuerda que podrías obtener un mejor precio que el valor estimado, especialmente si compras directamente de un vendedor ansioso. Compara la misma casa rodante usada por internet (incluidos Craigslist e eBay) para ver cómo su valor se compara con el precio de vehículos similares en el mercado.

5. Revisa el historial de la casa rodante

Por un costo de $25 aproximadamente, puedes comprar un informe del historial del vehículo en rvchecks.com. Necesitarás el número de identificación del vehículo o VIN de 17 dígitos de la casa rodante para solicitar el informe. Según el historial y los datos del vehículo que estén disponibles, el informe puede incluir información que indique si ha sufrido daños, se ha reconstruido o ha sido robado, así como las especificaciones del fabricante.

6. Pregunta todo lo que quieras

Antes de inspeccionar y probar en la carretera una casa rodante usada, debes preguntar al propietario o concesionario por el estado del vehículo, el historial, el título, las garantías, los registros de reparación y mantenimiento, la razón por la cual lo vende, etc. El sitio web frugal-rv-travel proporciona una buena lista de verificación de preguntas que debes hacer. Cuando pruebes un vehículo en la carretera, pídele al vendedor que tenga todos los sistemas mecánicos funcionando y cargados en su totalidad antes de llegar. Pide hacer la prueba de carretera con el vendedor a bordo para que te responda cualquier pregunta, y deja que el vendedor lo conduzca también, para que puedas ver cómo se siente la casa rodante para el pasajero. Busca ruidos u otros problemas que quizás no puedas observar al estar detrás del volante. Prueba el vehículo en diferentes carreteras, especialmente a altas velocidades en una carretera abierta, y encuentra un estacionamiento vacío para ver cómo es el retroceso y cómo se manejan las situaciones de espacio reducido.

7. Ten cuidado con los problemas comunes y los no tan comunes

Por ejemplo, quizás creas que una casa rodante con pocas millas recorridas es algo realmente positivo. No necesariamente. En su libro, Bill Myers recomienda buscar una casa rodante con un mínimo de 10,000 millas recorridas (y preferiblemente no más de 35,000), ya que muy pocas millas puede ser un indicador de un vehículo propenso a problemas o difícil de conducir. Las casas rodantes que han estado estacionadas y sin usar casi siempre van a necesitar un servicio costoso, señala Myers, que incluye el reemplazo de las bombas de combustible, correas, baterías, llantas y frenos, y la reconstrucción del carburador en el generador. Otro problema costoso: las goteras en el techo y otras junturas. Si tienes la oportunidad, intenta inspeccionar y conducir una casa rodante durante una lluvia torrencial para que te ayude a revelar goteras y tengas experiencia de primera mano de cómo se conduce el vehículo en condiciones severas. Y si buscas una unidad usada que haya pasado algunos inviernos en climas fríos y quizás no haya sido correctamente acondicionada para el invierno, cerciórate de revisar las tuberías en busca de posibles tubos rotos y otras fugas.

8. Haz una oferta

Ármate de información sobre los valores justos de mercado, ventas recientes y precios de vehículos comparables y una lista de cualquier problema con el vehículo específico que te interesa, todo lo cual te servirá de apoyo para ofrecer un precio inferior al precio de venta. También, ofrecer comprar de inmediato y pagar en efectivo puede ser una ficha poderosa de negociación. Si necesitas financiar la compra, el sitio web DRVFinancing dice que es más difícil encontrar un prestamista dispuesto si la casa rodante tiene más de cinco años. En algunos casos, el prestamista querrá inspeccionar y aprobar el vehículo usado.

Una sugerencia más

Antes de salir en tu primer viaje por carretera, considera inscribirte en un programa de asistencia en carretera que ofrece Good Sam Club para cubrir el servicio de remolque y otros servicios. Los programas, cuestan de unos $80 anuales hacia arriba, y pueden brindarte tranquilidad cuando te aventures por la senda de la felicidad con tu casa rodante.

Jeff Yeager es autor de cuatro libros, incluidos How to Retire the Cheapskate Way (Cómo jubilarse a lo tacaño) y The Cheapskate Next Door (El tacaño de al lado). Puedes seguirlo en Facebook y Twitter.

En
fotos

campaña
independencia financiera

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

trivias

¿Sabes reconocer una buena oferta?

Aprende y ahorrarás cientos de dólares.

Aprende a gastar menos en gasolina.

Ahorra dinero para mover tu vehículo.

Haga la encuesta de AARP para ver quién tiene mejor crédito

¿Quiénes tienen mejor crédito?

Conoce quién gana esta batalla de los sexos.