AARP

Respuesta de AARP a la evaluación de la Oficina de Presupuesto del Congreso sobre el proyecto de ley de salud del Senado

AARP insta a los senadores a votar “No” y a comenzar desde el principio con un nuevo proyecto de ley de salud.

In English | WASHINGTON D.C.— Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo y Compromiso de AARP, envió hoy la siguiente carta a los 100 senadores en respuesta a la evaluación de la Oficina de Presupuesto del Congreso sobre la Better Care Reconciliation Act del 2017, y los exhortó a votar en contra del proyecto de ley.

El texto completo de la carta se encuentra a continuación:

 

27 de junio del 2017

Estimado senador:

Los adultos mayores del país se preocupan grandemente por el acceso y la asequibilidad del cuidado de la salud. Necesitan y se merecen primas a costos razonables, gastos de bolsillo más bajos y cobertura en la que puedan confiar a medida que envejecen. La Better Care Reconciliation Act (BCRA) no logra estas metas. De hecho, bajo la BCRA, las primas y los gastos de bolsillo para las personas de entre 50 y 64 años que compren su propio seguro aumentarían enormemente, la cobertura de Medicaid para millones de adultos mayores y personas con discapacidades peligraría y la sostenibilidad fiscal de Medicare se debilitaría. En total, 22 millones de personas en Estados Unidos perderían su cobertura de seguro. Por lo tanto, AARP, en representación de nuestros 38 millones de socios en los 50 estados del país, en Puerto Rico, en el Distrito de Columbia y en las Islas Vírgenes de Estados Unidos, se opone firmemente a la Better Care Reconciliation Act del 2017.  

Instamos a todos los senadores a votar en contra de la Better Care Reconciliation Act y los exhortamos a que “comiencen desde el principio” y redacten un proyecto de ley de salud que garantice protecciones sólidas en el mercado de seguros, reduzca los costos, mejore la calidad y ofrezca cobertura a precios razonables para todos. AARP está lista para ayudarlo de cualquier manera que podamos a redactar este proyecto de ley. Para cumplir lo que esperan de AARP nuestros socios, haremos un seguimiento de cómo vota cada senador sobre la BCRA. Luego, notificaremos a nuestros socios y a otros adultos mayores sobre ese voto en nuestras publicaciones, en internet, a través de los medios de comunicación y con alertas directas enviadas a nuestros socios. 

Los costos en el mercado privado de seguros individuales aumentarán enormemente 

En la actualidad, alrededor de 6.1 millones de personas de entre 50 y 64 años compran seguro médico en el mercado no grupal (“intercambio de seguros médicos”), y casi 3.2 millones son elegibles para recibir créditos tributarios para la cobertura de seguro de salud a través de uno de estos intercambios.  La asequibilidad de las primas y de los gastos de bolsillo es crítica para los adultos mayores y para su capacidad de obtener atención médica y tener acceso a ella. La BCRA aumentará drásticamente el costo del cuidado de la salud para los adultos mayores que compran su seguro a través de un intercambio de seguros médicos. Específicamente, el proyecto de ley permite que a los adultos mayores se les cobre cinco veces más que a las personas más jóvenes. La ley actual establece que a los adultos mayores ya se les puede cobrar tres veces más que a personas más jóvenes, lo cual es de por sí una solución intermedia. Además, las medidas de este proyecto de ley, como la reducción y en algunos casos la eliminación del acceso a créditos tributarios para adultos mayores y de bajos ingresos, el valor reducido del cuidado de la salud que pueden comprar los individuos y las familias con sus créditos tributarios y la eliminación de los subsidios para los gastos de bolsillo, obligarán a muchos adultos mayores a pagar costos médicos mucho más altos en general o a no tener seguro.  

Las primas más costosas para los adultos mayores, sumadas a menores créditos tributarios, dan como resultado un impuesto por edad que ellos no pueden pagar. El impacto combinado de un aumento en las primas y una pérdida de los subsidios de costo compartido aumentará drásticamente los gastos de bolsillo para los adultos mayores de bajos ingresos. Según los cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), una persona de 64 años que gane $26,500 vería un aumento en sus primas de seguro de $4,800 al año, y además perdería miles de dólares en subsidios de costo compartido que ayudan a pagar gastos como copagos, coseguros y deducibles. La BCRA impactaría mucho a los adultos mayores de clase media. Para una persona de 64 años que gane $56,800, la CBO calcula que su prima aumentaría enormemente bajo la BCRA: $13,700 adicionales. Estos costos mayores para la atención de salud son inasequibles y no abordan las preocupaciones de las personas de ingresos bajos y medios sobre los costos de su atención médica.  

También nos preocupan enormemente los cambios a las exenciones estatales de la sección 1332 y su posible impacto sobre la cobertura que podrían comprar en un intercambio de seguros médicos los adultos mayores, en particular los que tienen enfermedades preexistentes y enfermedades crónicas. Basado en nuestro análisis, el proyecto de ley permitiría que los estados que usen estas exenciones puedan eliminar muchas de las protecciones al consumidor más importantes que se implementaron bajo la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio (ACA). Esto incluye los requisitos para que todos los planes de salud ofrezcan beneficios de salud esenciales. Como consecuencia, es posible que la cobertura que necesitan y de la que dependen los consumidores ya no esté incluida en su plan de salud. Esto es de particular preocupación para el 40% de las personas de entre 50 y 64 años que tienen una enfermedad preexistente por la cual se les puede negar el seguro.       

Los recortes a Medicaid y a los servicios de cuidado y apoyo a largo plazo pondrán en peligro a los adultos mayores

AARP se opone a los cambios fundamentales al programa de Medicaid bajo la BCRA. Cambiar Medicaid a una estructura financiera con límites por persona o de subsidio en bloque pondría en peligro la salud, seguridad y cuidados de millones de personas que dependen de los servicios esenciales que se proporcionan por medio de este programa. Medicaid es una red vital de seguridad y sustento entre generaciones para millones de personas, entre quienes se cuentan más de 17.4 millones de adultos mayores y niños y adultos con discapacidades que dependen del programa para atención médica crítica y servicios de cuidado y apoyo a largo plazo (es decir, asistencia con las actividades de la vida diaria como comer, bañarse, vestirse, administrar medicamentos y transporte). Los adultos mayores y las personas con discapacidades ahora conforman aproximadamente el 60% del gasto de Medicaid, y recortes de esta magnitud tendrían como resultado la pérdida de beneficios y servicios para este grupo vulnerable de la población. La BCRA, que recortaría $772,000 millones del programa de Medicaid —o una reducción del 26% en comparación con lo que la CBO pronostica para la ley actual—, tendría un impacto devastador para los millones de personas que dependen del programa, así como para los presupuestos estatales que sufrirían déficits presupuestarios drásticos. La CBO calcula que habrá una disminución de 15 millones en los inscritos en Medicaid para el 2026 comparado con lo que se pronostica bajo la ley actual.   

Una estructura de financiamiento federal fijo, ya sea por persona o para una categoría de personas, probablemente tendría como resultado un traslado significativo de costos a los estados, a los contribuyentes de los estados y a familias que no pueden hacer frente al costo de la atención médica sin suficiente apoyo federal. La mayoría de los estados no están en condiciones de responder adecuadamente a este déficit de fondos. Por eso, el resultado de estos cambios serían recortes en la elegibilidad o en los servicios del programa, o en ambos, lo que en última instancia perjudicará a algunas de las personas más vulnerables de nuestro país. En términos de los adultos mayores, nos preocupa muy seriamente el establecimiento de límites en un momento en que es probable que el gasto por beneficiario para los adultos mayores pobres aumente en los próximos años. Es probable que para el año 2026, cuando los baby boomers comiencen a cumplir 80 años o más, este grupo de la población necesite niveles mucho más altos de servicios, incluidos servicios comunitarios y en el hogar, y cuidados en hogares de ancianos, lo que los convertirá en el grupo más costoso entre los adultos mayores. Además, los límites no reflejarán con precisión el costo de la atención para individuos en cada estado, incluido el costo para adultos con discapacidades y para adultos mayores, especialmente aquellos que viven con las discapacidades más graves.  

AARP calcula que cambiar la tasa de crecimiento al índice de precios al consumidor para todos los consumidores urbanos (CPI-U), a partir del año fiscal 2025, recortará el gasto total de Medicaid entre $2 y $3.8 billones entre el 2017 y el 2036. Este cambio comienza a disminuir drásticamente el financiamiento federal a los estados justo en el momento en que la población de baby boomers comienza a cumplir 80 años y necesita cuidados más costosos. Esto empeorará peligrosamente la presión que ya sienten los estados para realizar más recortes de beneficios, elegibilidad y pagos a los proveedores y perjudicará a algunas de las personas más vulnerables. La CBO pronostica que “la tasa de crecimiento de Medicaid bajo la ley actual sobrepasaría la tasa de crecimiento de los límites por persona para todos los grupos cubiertos por los límites a partir del 2025”. La CBO además menciona que a largo plazo, más estados enfrentarán mayor presión para comprometer más de sus propios recursos, recortar los pagos a los proveedores y a los planes, eliminar servicios opcionales (incluidos los servicios en el hogar y en la comunidad) y restringir la elegibilidad para inscribirse, o usar alguna combinación de estos enfoques en mayor medida. La diferencia sustancial y perjudicial entre las tasas de crecimiento solo aumentaría con el paso del tiempo.   

Los recortes en financiamiento de Medicare debilitarán su capacidad de pagar por beneficios en el futuro

Nuestros socios creen firmemente que se debe proteger y fortalecer a Medicare para los adultos mayores de hoy y para las generaciones futuras. Nos oponemos terminantemente a cualquier cambio a la ley actual que pudiera generar recortes en los beneficios, costos más altos o menor cobertura para las personas mayores. Dados los desafíos económicos a largo plazo de Medicare, nos desilusiona que la BCRA recorta una fuente de financiamiento que fortalece la perspectiva fiscal de este programa, el impuesto de nómina adicional del 0.9% para los trabajadores con ingresos más altos. La revocación de esta disposición recortaría los fondos destinados a Medicare en $58,600 millones, aceleraría hasta en dos años la insolvencia de la Parte A de este programa y disminuiría la capacidad de Medicare de pagar por servicios en el futuro.

El alto costo de los medicamentos recetados no se aborda

Las personas mayores usan más medicamentos recetados que cualquier otro segmento de la población de Estados Unidos, y generalmente lo hacen de manera crónica.  A medida que analizamos maneras de reducir el costo de la atención de salud en este país, creemos que el Congreso debe hacer más para reducir la carga del alto costo de los medicamentos recetados para los consumidores y contribuyentes. En vez de abordar este costo, la BCRA simplemente revoca los cargos que se les cobran a los fabricantes e importadores de medicamentos recetados de marca. Esta revocación eliminará $25,700 millones del fondo fiduciario de Medicare Parte B entre el 2017 y el 2026, y su resultado directo será primas más elevadas para esta porción del programa.  

Conclusión 

Lo exhortamos a que vote en contra de la Better Care Reconciliation Act. En su lugar, le pedimos que redacte un proyecto de ley de salud que garantice un mercado de seguros robusto que incluya protecciones muy necesarias al consumidor, controle los costos, mejore la calidad y ofrezca cobertura a precios razonables para todos. Puede comunicarse conmigo si tiene alguna pregunta. Además, el personal de su oficina puede comunicarse con Joyce A. Rogers, vicepresidenta sénior de Asuntos Gubernamentales de AARP.

Atentamente,

 

Nancy A. LeaMond
Vicepresidenta ejecutiva y
directora de Activismo y Compromiso

 

 

# # #

Acerca de AARP
AARP es la organización sin fines de lucro, no partidaria, más grande de la nación, dedicada a facultar a las personas de 50 años o más para que puedan escoger cómo viven a medida que envejecen. Con casi 38 millones de socios y oficinas en cada estado, el Distrito de Columbia, Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, AARP trabaja para fortalecer las comunidades y lucha por los asuntos de mayor importancia para las familias, con enfoque especial en la seguridad de la salud, la estabilidad financiera y el bienestar personal. AARP también trabaja para los consumidores en el mercado al proponer nuevas soluciones y permitir que productos y servicios de alta calidad, cuidadosamente escogidos, lleven el nombre de AARP. Fuente confiable de noticias e información, AARP produce las publicaciones de mayor circulación en el país, AARP The Magazine y AARP Bulletin. Para conocer más, visita www.aarp.org/espanol, (en español) o www.aarp.org (en inglés). También síguenos en los medios sociales en @AARP y @AARPadvocates.

Para obtener más información: AARP Media Relations (Relaciones con los Medios de Comunicación, AARP), 202-434-2560, media@aarp.org, @AARPMedia

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad

Eventos y programas

Los eventos y programas de AARP son oportunidades singulares para disfrutar lo que AARP ofrece e incluye: 

 

 

Publicidad