Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Guía de AARP para el Parque Nacional de los Everglades

Los caimanes, cocodrilos, aves y osos atraen a un millón de visitantes por año.

un cocodrilo y dos pájaros en los Everglades

Jeff Greenberg /Getty Images

In English | Si crees que Florida es tan solo playas de arena y urbanizaciones en expansión, te has perdido gran parte de su panorama. En el extremo sur del "estado del sol" hay una abundancia, mayormente impenetrable, de humedales y bosques que componen el Parque Nacional de los Everglades, el área silvestre subtropical más grande del país. Si el éxito de taquilla de la década de 1980, Crocodile Dundee, se hubiera filmado en EE.UU. en vez del agreste territorio norte de Australia, podríamos decir que este parque habría sido el trasfondo ideal, ya que los Everglades son el único sitio del país donde coexisten caimanes y cocodrilos.

Aquí, dentro de los 1.5 millones de acres de hábitat protegido, que se conoce como el "río de hierba" —nombre que le dio la conservacionista Marjory Stoneman Douglas en su libro del año 1947 titulado The Everglades: River of Grass— hay un ecosistema frágil que alberga no solo caimanes y cocodrilos, sino también especies diversas y en peligro de extinción como el oso negro de Florida, la pantera (puma) de Florida y el manatí antillano. Además, el terreno es tan variado como las especies del parque. Las pasarelas elevadas, los senderos para caminatas, las rutas de kayak y las excursiones en barco guían al millón de visitantes anuales por hábitats diversos, desde marismas costeros e islas de árboles ("hamacas") hasta pantanos con cipreses y enormes ríos cenagosos lentos (sloughs).

"Se trata de uno de los parques nacionales más icónicos”, comenta Allyson Gantt, portavoz del Parque Nacional de los Everglades, quien añade que "aunque es difícil llegar a enormes extensiones del parque, hay numerosos sitios de fácil acceso para el visitante promedio". Como el parque está situado en Florida, atrae a una gran cantidad de personas mayores que viven en el estado por temporada o el año entero.

"Los Everglades son mucho más hospitalarios —y hasta benignos— de lo que se imaginan muchos visitantes", dice Gantt.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Pero es imposible hablar de esta región agreste subtropical sin mencionar su fragilidad, y los visitantes que interactúan con los expertos guardaparques aprenden sobre las múltiples inquietudes ambientales y especies invasivas que lo amenazan. Entre ellas se incluyen la mala gestión del flujo de agua causada por los diques y canales relacionados con la agricultura y la llegada de las voraces pitones birmanas.

La mejor parte de la visita es que puedes ser tan aventurero o moderado como quieras. Emprende días en zonas remotas con una excursión guiada en kayak; pedalea una bicicleta por caminos planos pavimentados; o simplemente pasea por una pasarela elevada donde te encontrarás a corta distancia de los caimanes asoleándose y de aves vadeando.

El ingreso al parque en tiempos de la COVID-19

Todas las áreas del Parque Nacional Everglades se encuentran abiertas, pero se pide evitar las transacciones en efectivo. Se puede adquirir las entradas por adelantado en línea y se aceptan tarjetas de crédito. Algunos servicios y tours están haciendo modificaciones (consulta con las agencias turísticas individuales para obtener información específica). El programa Anhinga Trail, dirigido por guardabosques, sigue en espera; sin embargo, hay otros programas que han vuelto a funcionar, y en algunos casos es necesario hacer reservaciones. Busca información actual en el sitio web del parque (en inglés).

Mapa de Florida que muestra la ubicación aproximada del Parque Nacional Everglades

Getty Images/AARP

 

Ubicación: extremo sur de Florida

Superficie: 1.5 millones de acres

Puntos de mayor y menor altitud: la elevación más alta es de 20 pies; la mayoría del parque está a nivel del mar

Senderos: 36 senderos por un total de 78 millas

Atracción principal: sendero Anhinga para ver aves y vida silvestre

Costo de la entrada: $30 para vehículos, válida por siete días en las tres entradas del parque (pase anual para adultos mayores: $20)

Mejor forma de verlo: en auto y pasar varios días explorando el parque desde sus distintas entradas

Cuándo ir para evitar multitudes: estaciones intermedias en noviembre y principios de diciembre, así como en abril y mayo

Planifica tu visita

Considerando el gran tamaño del Parque Nacional de los Everglades, será preciso investigar un poco para planear la visita. El parque cuenta con tres entradas principales (con cinco centros de visitantes accesibles para silla de ruedas; la entrada sur tiene tres de ellos) a las que se accede desde las zonas de Fort Lauderdale, Miami y Naples. En cada entrada te esperan experiencias únicas de esa sección específica del parque. La entrada Gulf Coast (36 millas al sudeste de Naples) conduce a los hábitats de agua salada mientras que la entrada Shark Valley (41 millas al oeste de Miami y 62 millas al sudoeste de Fort Lauderdale) presenta los ecosistemas de agua dulce. Esta sección es particularmente apta para visitantes con niveles variados de movilidad, según explica el guardaparques Rudy Beotegui, "porque ofrece distintas maneras de recreación. Puedes montar en bicicleta o hacer el recorrido en tranvía".

Más allá de la entrada sur (40 millas al sudoeste de Miami), la entrada principal, verás una combinación de todo durante el transcurso del viaje de 38 millas en dirección sudoeste desde el centro de visitantes Ernest F. Coe (justo fuera de la puerta principal) hasta el centro de visitantes Flamingo. Pasarás por marismas costeras, pantanos y otros entornos antes de llegar a un hábitat de agua salada con cocodrilos. "Para adquirir un panorama completo de los Everglades, es más fácil hacerlo desde esta entrada sur", señala Beotegui.

El Parque Nacional de los Everglades opera el año entero, pero es más placentero visitarlo durante los meses más templados del invierno en Florida (de diciembre a abril) cuando no hay que soportar el calor intenso, el alto porcentaje de humedad y el zumbido insistente de los mosquitos que definen el verano en los Everglades. El tiempo en esa época del año también atrae a las aves migratorias, por lo que verás muchas aves bellas dentro de los humedales permanentes. Aunque es temporada alta, el parque no parece lleno de gente porque es muy amplio. Entre las entradas sur y Gulf Coast, en partes opuestas del estado, el recorrido es de 95 millas.

Los visitantes del parque pagan una entrada por vehículo de $30, válida durante siete días, que puedes pagar en línea o en cualquiera de las entradas. Por $20, los visitantes mayores de 62 años pueden comprar un pase anual para adultos mayores. Los peatones y los ciclistas pagan $15 por persona, y la entrada es gratis para los visitantes menores de 15 años. Los centros de visitantes tienen baños públicos, al igual que la mayoría de las áreas para pícnics y los campamentos con acceso en auto. No esperes tener cobertura celular en las áreas remotas, tal como a lo largo de la carretera hasta Flamingo. En los centros de visitantes hay red wifi gratuita.

Dónde alojarse y comer

Personas en Everglades City, Florida

ZUMA Press Inc / Alamy Stock Photo

Ivey House

El Parque Nacional de los Everglades no tiene hoteles, aunque hay planes de inaugurar uno en Flamingo durante el verano del 2021. La mayoría de los visitantes se hospedan en hoteles de la playa en Fort Lauderdale, Miami y Naples (y en la vecina Marco Island) —ciudades con más opciones de alojamiento, restaurantes y entretenimiento— y de ahí realizan varios viajes por el día para ver las distintas áreas del parque y participar en las variadas actividades disponibles. Si deseas hospedarte cerca del parque y no te importa que sea menos ostentoso, Everglades City, en la entrada Gulf Coast, cuenta con varios hoteles pequeños y moteles, como el Everglades City Motel y el Ivey House (en inglés).

Puedes acampar en un bosque de pinos en uno de los dos campamentos del Parque Nacional de los Everglades con acceso en auto, a los que se llega solo desde la entrada sur; están abiertos todo el año con sitios para vehículos recreativos y tiendas de campaña. Desde el centro de visitantes Coe, son seis millas al oeste hasta Long Pine Key Campground, el campamento con sitios disponibles por orden de llegada. Allí encontrarás 108 sitios para acampar ($25 por noche y algunos tienen vista al pequeño lago Long Pine Key Lake), baños modernos y duchas de agua fría. Es mucho más largo el recorrido (39 millas al sudoeste) desde el centro de visitantes hasta el campamento más grande Flamingo Campground, que bordea la bahía de Florida, una laguna costera poco profunda de la plataforma continental interna. Aquí se aceptan reservaciones desde noviembre hasta abril, aunque se dejan abiertos algunos sitios para los visitantes por orden de llegada. Cuenta también con modernos baños y duchas que funcionan con energía solar. Sus 234 sitios para acampar ($25 por noche) incluyen 20 tiendas ecológicas estilo safari ($50 por noche) ya instaladas para los campistas, con electricidad y ventiladores. Con excepción de las tiendas ecológicas, ninguno de los sitios para tiendas de campaña de los dos campamentos tiene conexiones para electricidad o agua. Sin embargo, 60 de los sitios totalmente equipados para vehículos recreativos tienen ambos tipos de conexiones. Los sitios para acampar son espaciosos, aunque puedes ver a tus vecinos desde la mayoría de ellos, y vienen con un anillo de fuego o parrilla y una mesa para picnic.

Para acampar en las zonas remotas sobre plataformas elevadas y en las playas del parque, debes solicitar un permiso para acampar en el interior agreste ($15 por el permiso más $2 por persona, por noche) que se consigue en las entradas sur y Gulf Coast. Un consejo: evita los meses de verano calurosos y llenos de mosquitos.

Para hacer algo distinto, alquila una casa flotante de Flamingo Adventures en el muelle Flamingo, que puedes capitanear tú mismo en la bahía Whitewater, la masa de agua interior más grande del parque. "Esta es la zona interior agreste de los Everglades. Es uno de los hábitats singulares del parque donde definitivamente tienes la sensación de haberte alejado de todo", dice Gantt. "Estás rodeado de agua, árboles del manglar y cielo. No hay edificaciones. Es la naturaleza salvaje y la conveniencia de tener tu propia casa flotante".

Las casas flotantes de 42 pies de largo tienen capacidad para un máximo de seis personas (cuatro adultos y dos niños) y el alquiler mínimo es de dos noches, todo el año.

El parque no tiene restaurantes, así que planea traer tu propia comida. Todos los centros de visitantes y la tienda del muelle Flamingo venden bocadillos y bebidas limitados si estás en un aprieto (así como protector solar y repelente de insectos), pero cuestan más que en una tienda de afuera. Hay varias áreas de picnic, la mayoría cerca de los campamentos y a lo largo de la carretera hacia Flamingo, con mesas (frecuentemente a la sombra) y baños cercanos. El estanque Paurotis Pond y la bahía Coot están básicamente al lado de la carretera a Flamingo. No tienen mesas ni baños, pero son sitios agradables donde estirar las piernas y comer algo.

Qué hacer

Hombre caminando por un sendero en el Parque Nacional Everglades

Jeffrey Isaac Greenberg/Alamy Stock Photo

Observar la vida silvestre encabeza la lista de actividades para la mayoría de los visitantes del Parque Nacional de los Everglades, y puedes ver de todo por tu cuenta a lo largo de los senderos convenientes, las rutas automovilísticas y los miradores. El parque también ofrece una variedad de visitas guiadas si prefieres informarte más. Aquí te presentamos seis de las mejores actividades para ver abundante vida silvestre, que serán motivo de fantásticas anécdotas para contar cuando regreses.

Practica el senderismo: escoge entre 36 senderos que cubren más de 78 millas de terreno en el parque. El sendero más popular del parque, el sendero Anhinga, que tiene un paseo de madera y alrededor de una milla de longitud, comienza en el pequeño centro de visitantes Royal Palm (cuatro millas dentro del parque desde el centro de visitantes Coe) y atrae a todas las edades, incluidos los mayores de 50 años. "Es un excelente sitio donde ver vida silvestre y hábitats acuáticos, y es fácil caminar o empujar una silla de ruedas allí y disfrutar las vistas de los Everglades que la gente imagina ver", explica Gantt.

El sendero (que en parte es una acera pavimentada y en parte un sendero entablado elevado) lleva a los visitantes a exploraciones autoguiadas de una marisma de juncos que serpentea por hábitats clásicos de los Everglades. Desde la seguridad del sendero entablado probablemente veas caimanes en el agua poco profunda a poca distancia abajo, aunque ten presente que se han visto en el estacionamiento del sendero y reposando en la parte pavimentada de este. "Lo más importante con cualquier tipo de fauna silvestre es mantener la distancia. Trata de no hacer cosas que podrían cambiarles el comportamiento, como hacer ruidos fuertes o acercarte demasiado", aconseja Gantt.

Además de los caimanes, espera ver tortugas y una variedad de aves acuáticas. También busca las homónimas aves aningas secándose las alas al sol al estilo Batman o buceando en busca de peces en las aguas transparentes.

Embárcate en un tranvía: incursiona en lo profundo de los Everglades mientras permaneces sentado gran parte del tiempo a bordo del tranvía Shark Valley Tram. Este tranvía descubierto te lleva unas siete millas adentro del parque hasta la torre de observación Shark Valley, accesible mediante una rampa empinada (deberán empujarse las sillas de ruedas). Esta visita guiada, ideal para la gente con problemas de movilidad, dura aproximadamente dos horas y sale alrededor de cada hora en los meses de invierno (y con menos frecuencia durante el verano), con narraciones interesantes de los guías para ayudarte a interpretar el paisaje, la flora y la fauna. En un día típico, podrías descubrir caimanes, cormoranes de doble cresta, garzas azules, garcetas grandes y tortugas de vientre rojo.

Pasea en barco: el paseo Ten Thousand Islands Cruise, de 90 minutos, dirigido por naturalistas capacitados por el parque, explora estas islas, que son un laberinto de manglares que conducen a la bahía de Florida. La aventura accesible para silla de ruedas, que es la más concurrida desde el centro de visitantes Gulf Coast, te lleva aguas adentro para ver uno de los hábitats de agua salada más emocionantes de los Everglades, con delfines, manatíes y mantarrayas surcando las claras aguas superficiales. Estarás cómodo a bordo de un barco pontón de 45 pies con asientos y sombra parcial.

Rema en kayak: para explorar las vías navegables de los Everglades a tu propio ritmo, alquila canoas o un kayak individual o doble desde el muelle Flamingo. Te sentirás como un verdadero aventurero marino remando en el canal Buttonwood hacia la bahía de Florida o ascendiendo hasta el estanque Nine Mile Pond, uno de los senderos del parque para kayaks y canoas. El canal artificial, rodeado de manglares y repleto de aves, es un buen sitio donde avistar caimanes, cocodrilos, manatíes y delfines, que también podrías ver en la bahía. Siempre que permanezcas en tu kayak y mantengas una distancia prudente de los animales, los guardaparques dicen que no hay por qué temer por la seguridad. Es esencial llevar protector solar y abundante agua.

Para explorar áreas menos concurridas en el agua cerca de Everglades City, haz una excursión guiada en kayak hacia Ten Thousand Islands. Parte junto con Everglades Area Tours en recorridos de tres o seis horas a cargo de naturalistas expertos. Almorzarás un picnic en la playa de una isla remota.

Haz una excursión en hidrodeslizador: las excursiones en hidrodeslizador te llevan a lo profundo de los Everglades con rapidez, y por lo general verás caimanes por todas partes. Hay tres operadores de excursiones en hidrodeslizador, todos ubicados a lo largo de la ruta nacional 41 al este del centro de visitantes Shark Valley: Coopertown Airboat, Everglades Safari Park y Gator Park Airboat Tours. Estas aerolanchas son ruidosas (te entregarán protección para los oídos), pero los capitanes hacen paradas frecuentes para que los visitantes vean de cerca la fauna silvestre y puedan apreciar a los animales en silencio.

Pescadores en el Parque Nacional Everglades

Jeff Greenberg/Getty Images

Lanza tu caña de pescar: si eres pescador y deseas probar suerte donde están los peces, alquila una de las casas flotantes en el muelle Flamingo y dirígete a la bahía Whitewater donde la pesca suele ser buena. Necesitarás una licencia para pescar en agua salada (no residentes: $17 por un permiso de tres días) de la Florida Fish and Wildlife Conservation Commission, que puedes comprar en línea. Antes de iniciar tu pesca, pregunta sobre los límites de tamaño y cantidad, así como las normas de captura y suelta, que varían por estación. El tarpón (sábalo), una especie solo para captura y suelta que se encuentra el año entero, te dará una buena lucha y es divertido atraparlo.

Ciudades aledañas

Fort Lauderdale

Famosa por sus playas sobre el Atlántico, la oportunidad de observar a la gente y los restaurantes a lo largo del área peatonal de Las Olas Boulevard, Fort Lauderdale es una sofisticada ciudad del sur de Florida con mucho que ofrecer. Más de 160 canales surcan la ciudad, conocida como la "Venecia americana", y con la red de taxis fluviales es fácil (y divertido) trasladarse desde el centro hasta las playas. Date el lujo de una suite con vista al océano en el Hilton Fort Lauderdale Beach Resort o, si tienes un presupuesto limitado, alójate a solo media cuadra de la playa en el pequeño y acogedor Premiere Hotel, con onda de la década de 1960, piscina exterior y patio a la sombra. El mejor desayuno y cafetería de la ciudad es el restaurante Floridian, un lugar emblemático de Las Olas que sirve unos deliciosos panecillos con salsa de carne.

Miami

Miami, la ciudad más cosmopolita de Florida, rebosante de arte, se mueve con ritmo latino y ofrece una visita con actividades de ciudad o de playa según los gustos. South Beach acapara toda la atención por su ambiente, pero los vecindarios artísticos y animados de Brickell y Wynwood también atraen a los visitantes con sus galerías de arte, boutiques y más. Para un alojamiento de lujo, The Ritz-Carlton Key Biscayne Miami, frente al mar, no decepcionará. El Aloft Miami-Brickell Hotel es una buena propuesta para alojarse más económicamente en el centro. No te pierdas el restaurante Versailles, el pilar de la cocina cubana en Miami, situado en la Calle Ocho de la Pequeña Havana. Busca una mesa adentro para deleitarte con paella y ropa vieja (carne de res deshebrada con vegetales en salsa, uno de los platos nacionales de Cuba) o pide un café con leche para llevar de "La Ventanita" junto con los exiliados cubanos.

Naples

La elegante Naples ofrece bellas playas sobre el golfo de México, con opciones de compras y restaurantes exclusivos a pocas cuadras del mar a lo largo de Fifth Avenue South. Date un gusto alojándote en una suite frente al mar en el Edgewater Beach Hotel, donde tal vez veas delfines desde tu balcón mientras bebes el café de la mañana. Para un alojamiento menos exclusivo y lejos del mar, opta por La Quinta Inn & Suites by Wyndham Naples Downtown, que cuenta con un gimnasio y piscina exterior. La gente local se congrega en el Bar Tulia en Fifth Avenue South para ver pasar gente y por su excelente pizza; prueba la pizza Benny Blanco con chorizo de hinojo y ricota casera.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


De camino

La dicha se halla también en el camino hacia el Parque Nacional de los Everglades, deteniéndote a visitar algunos sitios peculiares de Florida.

No te pierdas Robert Is Here, cerca de Homestead apenas al oeste de la ruta nacional 1 de camino hacia la entrada sur del parque. Este mercado al aire libre en la comunidad agrícola de Redland vende toda clase de frutas y vegetales tropicales (pitahaya o fruta del dragón, jaca, maracuyá, ¡lo que se te ocurra!) así como los batidos de estación, favoritos de muchos. Prueba el exótico batido de guanábana.

En R.F. Orchids, a pasos de la entrada sur, cientos de orquídeas en flor cuelgan de todas partes, imprimiendo a la tienda una sensación de jardín botánico. Los dueños viven ahí mismo y mantienen un frondoso jardín tropical privado que puedes ver en las visitas guiadas acompañadas los fines de semana.

En Everglades City, justo afuera de la entrada Gulf Coast, visita el pequeño y fascinante Museum of the Everglades, donde las exhibiciones detallan la construcción del camino Tamiami Trail (ruta nacional 41), que es la ruta panorámica de dos carriles construida a principios de la década de 1900 que atraviesa los Everglades. Los artefactos interesantes incluyen los yugos de buey utilizados durante la construcción.

Nota de redacción: este artículo fue publicado originalmente el 24 de julio. Ha sido actualizado con información actual relacionada con la COVID-19.

También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.