Skip to content
 

La mayoría de los hogares de ancianos en Florida no están preparados para un huracán

Las instalaciones debían cumplir con nuevas normas estatales para el 1.° de junio, fecha en que comienza la temporada de tormentas.

Hombre en silla de ruedas y su cuidadora

Getty Images

Los centros para la vida asistida en el estado de Florida intentan apresuradamente cumplir las órdenes de preparación dictadas por el estado.

In English |  Según las autoridades de Florida, la mayoría de los hogares de ancianos y centros para la vida asistida del estado, a pesar de estar obligados según una nueva ley estatal a tener generadores para refrigerar las instalaciones en caso de cortes de electricidad, no cumplieron con la fecha establecida para informar si satisfacen ese requisito, que fue el 1.° de junio.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Durante la devastadora temporada de huracanes del 2017, doce residentes de un hogar de ancianos en Hollywood Hills, Florida, murieron cuando las instalaciones quedaron sin aire acondicionado durante varios días. En vista de esa tragedia, los legisladores estatales aprobaron una ley que exige que esas instituciones cuenten con electricidad de emergencia en sus instalaciones durante ese tipo de incidentes y tengan un plan para trasladar a los residentes a otro lugar si las instalaciones están ubicadas en una zona de evacuación. La ley también especifica que las instalaciones deben mantener una temperatura de no más de 81 grados Fahrenheit durante 96 horas después de un corte de electricidad.

A la semana anterior al vencimiento del plazo, solo 102 de los 686 hogares de ancianos en Florida cumplían con los requisitos de la nueva ley, y 348 habían presentado una solicitud de extensión al estado. En cuanto a los centros para la vida asistida, solo 205 de los 3,102 que existen en el estado cumplían con los requisitos, y 344 han solicitado una extensión a la Agencia de Florida para la Administración del Cuidado de la Salud (AHCA). Quienes obtengan la extensión tendrán seis meses para cumplimentar los requisitos. Para entonces, la temporada de huracanes del 2018 ya habrá terminado. Pero todas las instituciones que solicitaron más tiempo para cumplir con las normas tuvieron que comprobar que tienen planes de acción establecidos para mantener a los residentes en ambientes frescos o evacuarlos en caso de un corte de electricidad.

Kristen Knapp, directora de comunicaciones de la Florida Health Care Association (FHCA, Asociación para el cuidado de la salud de Florida), la cual representa el 83% de los hogares de ancianos del estado, dice que muchas instituciones presentaron sus planes al estado antes del vencimiento del plazo para hacerlo, pero ha habido demoras en la aprobación por parte del estado. En el condado de Orange, por ejemplo, más de cien instituciones presentaron planes que aún están a la espera de revisión por parte de la AHCA, dice. "Muchos hogares y centros tienen pedidos pendientes de generadores u otros equipos y están esperando la entrega. También hay dificultades por las demoras en las reglamentaciones de zonificación local", agrega Knapp. "Nuestra prioridad es que nuestros residentes estén seguros. Estas reglamentaciones son solo otra parte de ese proceso".

Las reglamentaciones federales ya exigen que los hogares y centros realicen simulacros aprobados de desastres, los que deben ser evaluados anualmente por los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) —un organismo federal— y tengan planes de comunicación actualizados. Las nuevas reglas del estado de Florida son aún más exigentes. La AHCA ha advertido a los hogares y centros que podrían recibir una citación o una multa si no cumplen con las disposiciones. Si bien los hogares de ancianos pueden utilizar fondos de Medicaid para financiar esas mejoras, los centros para la vida asistida no pueden hacerlo.

Mientras los hogares de ancianos y los centros para la vida asistida continúan esforzándose para cumplir con las exigencias legales, Florida ha realizado avances en materia de preparación para huracanes luego de la destrucción que causaran Katrina, Rita y Wilma en el 2005 y las tormentas del año pasado. Knapp dice que la FHCA ha forjado relaciones con empresas locales de electricidad para que la restauración de energía a la red que alimenta las viviendas del estado sea una prioridad, y que ahora el estado cuenta con un plan de evacuación más robusto para alejar a los residentes del peligro. 

Los familiares deben conversar con los hogares y centros donde residen sus seres queridos, dice Amy Berman, funcionaria sénior de programas de la John A. Hartford Foundation, cuya misión es mejorar el bienestar de las personas mayores. "Si la instalación cuenta con un generador, está todo bien", dice Berman. De lo contrario, recomienda preguntar si el hogar o centro tiene un acuerdo con un sitio de evacuación o un plan para trasladar a los residentes a otro lugar donde haya un generador u otra fuente de energía de respaldo. "Si tienen un plan de ese tipo, entonces no me preocuparía tanto", dice Berman.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.