Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Un aumento de los beneficios del SNAP entra en vigor en octubre

El programa de ayuda alimentaria es fundamental para muchos adultos mayores de bajos ingresos.

Tarjeta EBT de beneficios SNAP

AP Photo/Seth Wenig

In English | Los adultos mayores que usan estos beneficios federales para pagar sus alimentos pronto podrán costear una dieta más saludable. Un cambio importante en la fórmula utilizada para calcular los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) significa que muchos beneficiarios verán un aumento considerable en ese estipendio mensual.

A partir de octubre, el beneficio más grande que un hogar de una persona podrá recibir será de $250 al mes (o $8.22 al día), un aumento del máximo actual de $204 al mes ($6.70 al día), sin incluir ninguno de los aumentos temporales de beneficios aprobados como alivio económico de la pandemia. En el 2019, casi un tercio de los hogares beneficiarios del SNAP con al menos un adulto de 50 años o más recibieron el beneficio máximo, según investigaciones de AARP.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Quienes reciben el SNAP no tendrán que tomar medidas adicionales para recibir el aumento de beneficios. Sus beneficios mensuales se volverán a calcular automáticamente usando las nuevas pautas establecidas por el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA). El USDA administra el programa SNAP, que anteriormente se conocía como cupones de alimentos. Desde 1975, el USDA ha usado una fórmula conocida como Thrifty Foods Program (TFP) para determinar cuánto tendría que pagar una persona o familia típica para comer una dieta nutritiva todos los días. 

Pero si bien la fórmula del TFP no se ha actualizado en más de 40 años, la manera en que las personas en Estados Unidos viven —y comen— ha cambiado significativamente. Después de una orden ejecutiva de la Administración Biden en enero, el USDA lanzó una revisión del TFP. Esa revisión determinó que el costo actual de una dieta nutritiva era un 21% más alto que lo que permitía el TFP en los beneficios del SNAP. Como resultado, el USDA aumentará el beneficio mensual promedio del SNAP en aproximadamente el 25%, un aumento promedio de

Nuevos beneficios máximos del SNAP para 48 estados y D.C.*
Tamaño del grupo familiar

48 estados y D.C.

1 $250
2 $459
3 $658
4 $835

* El aumento de los beneficios comienza en octubre del 2021. Los residentes de Alaska y Hawái recibirán nuevos máximos que son más altos de lo que se muestra en esta tabla. (Fuente: Departamento de Agricultura de EE.UU.)

“Un Thrifty Food Plan modernizado es más que un compromiso con una buena nutrición; es una inversión en la salud, la economía y la seguridad de nuestro país”, dijo el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, quien anunció las revisiones del programa. “Asegurar que las familias de bajos ingresos tengan acceso a una dieta saludable ayuda a prevenir enfermedades, apoya a los niños en el salón de clases, reduce los costos del cuidado de la salud y más”.

Según investigaciones de AARP, más de 8.7 millones de hogares de bajos ingresos que reciben beneficios del SNAP incluyen al menos un adulto de 50 años o más. En junio, AARP envió una carta al USDA (en inglés) en la que instó a la agencia a revisar las pautas del TFP, y señaló que los beneficios del SNAP son particularmente importantes para los adultos mayores de bajos ingresos que en muchas ocasiones también enfrentan desafíos laborales, viven con ingresos fijos o viven solos. AARP indicó que a menudo los adultos mayores con inseguridad alimentaria se ven obligados a tomar decisiones difíciles: sacrificar su presupuesto de alimentos para pagar otras necesidades, como el alquiler u otros costos de vivienda, el transporte o las facturas médicas. Las investigaciones y encuestas de AARP Foundation sobre los beneficiarios mayores del SNAP (en inglés) hallaron que muchos de ellos tenían dificultades para costear una dieta nutritiva, lo que puede exacerbar enfermedades como la diabetes.

Actualizar las pautas del TFP “es un paso importante para poner una dieta saludable al alcance de millones de adultos mayores, lo cual es esencial para poder mantener la salud, la calidad de vida y la independencia a medida que envejecemos”, dijo la representante legislativa sénior de AARP Nicole Burda sobre el anuncio del USDA de las nuevas pautas del TFP.

Kenneth Terrell cubre temas laborales, de discriminación por edad y de trabajo, empleo y carreras profesionales, así como temas del Gobierno federal para AARP. Anteriormente trabajó para la Education Writers Association y U.S. News & World Report, donde reportó sobre política y asuntos gubernamentales, educación, ciencia y tecnología, y estilos de vida.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.