Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Debo ahorrar para estudiar o el retiro?

Si tienes que escoger una, ahorra para tu futuro.

Monedas hacen un camino que los lleva a una casa hecha con un dólar

Foto: Vstock/Tetra/Corbis

Hay más formas de pagar los estudios, que de ahorrar para la jubilación.

In English | Sus planes para la jubilación pueden coincidir con el momento en que sus hijos comienzan o terminan sus estudios universitarios. Si usted no comenzó a ahorrar desde que nacieron sus hijos para poder pagar la matrícula, pero la jubilación está a la vuelta de la esquina, puede sentirse un poco abrumado pensando en sus finanzas. ¿Para qué debe ahorrar? ¿Para la universidad, la jubilación o ambas?

Si esta es su disyuntiva, usted no es el único. Muchos expertos financieros citan las "instrucciones del vuelo". Usted sabe, cuando cambia la presión en la cabina, primero se debe poner usted la máscara de oxígeno, y luego se la debe poner a su hijo. En cuanto a la jubilación, esto significa que debe ahorrar primero para su jubilación. Si no lo hace así, no podrá ayudar a sus hijos.

Si ahorra para pagar la matrícula primero, se puede quedar sin fondos suficientes para enfrentar los gastos de la jubilación y terminará necesitando la ayuda de sus hijos. Pero recuerde, es posible que sus hijos tampoco puedan ayudarlo económicamente en el futuro.

El costo de las matrículas de las universidades es astronómico comparado con lo que costaban hace 40 años, pero las opciones a su disposición para pagarlas jamás han sido tan numerosas. Existen becas, subvenciones y préstamos, además de los programas de estudio y trabajo, y la opción tradicional de "trabajar para pagar los estudios". Lamentablemente, ninguna de estas opciones existe para enfrentar los gastos durante la jubilación, excepto la del empleo.

Aunque las encuestas constantemente demuestran que los boomers (aquellos nacidos entre 1946 y 1964) piensan seguir trabajando tras alcanzar la edad de la jubilación, las tasas de desempleo continúan altas para los trabajadores de 50 años o más.

Lo ideal, si es posible, es apartar suficiente dinero para la matrícula y la jubilación simultáneamente. Si esto no es posible, es de vital importancia que los padres aseguren sus ingresos de jubilación primero antes de pagar los gastos de la educación de los hijos.

Si quiere empezar a sacar cuentas, utilice algunas de las calculadoras en internet de AARP, para estimar los ahorros para la universidad y la jubilación. Pero no se detenga ahí. Las decisiones que debe tomar acerca de la jubilación y las universidades son demasiado importantes para dejarlas para más tarde; por eso debe hablar con un asesor financiero. Usted no necesita ser un inversionista experimentado para buscar asesoramiento financiero sólido.

En línea, varias calculadoras de beneficios le pueden dar una idea de sus posibles ingresos mensuales para la jubilación, pero un asesor puede ayudarlo a planificar la manera de establecer y alcanzar sus metas para la jubilación, además de determinar cuánto dinero puede contribuir para la educación de sus hijos sin impactar sus recursos para la jubilación.

Además de buscar un asesor financiero, los expertos en financiación para la educación universitaria pueden identificar las maneras conocidas y las menos comunes para pagar por la matrícula, y brindan consejos prudentes en función de sus circunstancias.

Haya o no hablado usted con algún asesor, asegúrese que su estudiante complete la solicitud Free Application for Federal Student Aid (FAFSA, Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes), y luego investigue opciones para ahorrar, tal como los planes 529 del estado que permiten una aportación máxima de casi $300.000. También considere las cuentas de ahorro para la educación Coverdell (ESA), que funcionan de una manera parecida a las cuentas IRA (cuentas personales de jubilación) que le permiten ahorrar hasta $2.000 cada año (en función de parámetros de ingresos familiares) hasta que su hijo cumpla 18 años de edad.

No pase por alto las cuentas tutelares, los bonos de ahorro del Gobierno de Estados Unidos ni los bonos municipales. Además, las cuentas IRA le permiten retirar dinero para la educación de sus hijos sin penalizarlo, pero nunca considere esto como primera opción –las cuentas IRA son para su jubilación-.

También, anime a los adolescentes a trabajar a tiempo parcial para ahorrar para la universidad. Esto fomentará la inversión personal en su educación y les dará una mejor idea del valor de la experiencia universitaria.

Padres, preparen su lista de "cosas por hacer". Ahorrar para la jubilación siempre encabeza la lista con la más alta prioridad, seguido por el cálculo de los costos de la educación. Entonces, con la ayuda de los asesores –y el futuro estudiante universitario a su lado– investigue todas las opciones disponibles para pagar la matrícula.

No se sienta culpable por darle más importancia a la jubilación. Los padres en la actualidad, con frecuencia, son mayores que la mayoría de los padres de hace varias generaciones. Ahora muchos se encuentran en medio de la crianza de los hijos, el cuidado de sus padres y una multitud de desafíos económicos que deben enfrentar.

En los últimos años, debido a la recesión, los ahorros de muchos para la jubilación y la universidad disminuyeron. Ahora, ya es hora de trazar y seguir un nuevo camino. Si usted tiene valiosos consejos e ideas sobre este tema, puede compartirlos en el recuadro que figura más abajo en la sección para comentarios de este artículo. Nos complace recibir sus comentarios.

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO